Imanol Alguacil, otro futurible para el Barcelona

Alguacil llega a los Premios Marca: mejor entrenador de LaLiga

SPORT.es

Alfredo Martínez

Alfredo Martínez

Que Imanol Alguacil es uno de los técnicos de moda del fútbol español no lo pone en duda nadie. Que tiene un futuro importante en los banquillos, tampoco. Su Real Sociedad juega un fútbol vistoso, atractivo y muy brillante y claro, no deja indiferente a nadie.

Ocurrió en la entrega de Premios Marca esta semana en Barcelona a los mejores de la temporada pasada. Imanol recibió el premio al mejor entrenador y allí coincidió con Joan Laporta, Deco, Pedri y toda la representación del Barcelona que no disimuló su cariño hacia el técnico realista.

Laporta le felicitó y le dijo que juegan un fútbol que le encanta. Deco se acercó también a interesarse por él y hasta Pedri le reconoció que en su casa son grandes admiradores de su estilo.

Joan Laporta y Rafael Yuste junto a Ter Stegen, Lewandowski y Pedri en la Gala Premios Marca

Joan Laporta y Rafael Yuste junto a Ter Stegen, Lewandowski y Pedri en la Gala Premios Marca / JAVIER FERRÁNDIZ

Imanol acaba contrato la temporada que viene, en junio del 2025, y no se cierra ninguna puerta. Está muy contento en San Sebastián que es su casa, pero sabe que nada es eterno. En la actualidad es el segundo entrenador más longevo en los banquillos de la Liga tras el Cholo Simeone.

Va a cumplir su séptima temporada en Anoeta. Antes trabajó en la cantera realista. Los que le conocen creen que con una cantera como la azulgrana podría hacer un gran trabajo, como ya lo hizo en la cantera blanquiazul. En un futuro sonará, y con mucha fuerza, para el banquillo azulgrana. Al tiempo.

Fiesta sorpresa de cumpleaños para Pedri agridulce

Pedri cumplió 21 años el sábado. Tras las lesiones y el tiempo apartado de los terrenos de juego, afortunadamente lo ha celebrado como más le gusta, jugando y liderando el mediocampo del Barcelona en Vallecas.

Pedri fue titular y trató de aportar visión de juego en el difícil compromiso de Vallecas

Pedri fue titular y trató de aportar visión de juego en el difícil compromiso de Vallecas / Valentí Enrich

Tras el viaje a Madrid y el regreso rápido con el resto de sus compañeros, al tinerfeño le esperaba una velada de lo más agradable. Sus padres y el resto de la familia le esperaban en Barcelona con todos los regalos y una pequeña fiesta sorpresa de celebración.

Hubiera sido mejor de haber ganado al Rayo, pero el regreso a los terrenos de juego y las ganas de tener una buena temporada compensaron el sinsabor del empate en Vallecas.