El difícil recurso de la expulsión de Lenglet

El acta del árbitro es definitiva salvo que el club pueda presentar pruebas de que hay un error claro y manifiesto en el escrito del colegiado

El Barcelona tiene de plazo hasta las 14 horas de este viernes para presentar recurso

Corría el minuto 42 del Celta-Barça (0-3) cuando el colegiado madrileño Del Cerro Grande dejaba al Fútbol Club Barcelona con 10 jugadores al ver el francés Clément Lenglet su segunda amarilla. Minutos antes, concretamente en el 23, el colegiado había mostrado la primera amonestación al defensa azulgrana.

Según recoge el acta fue por este motivo: “En el minuto 23 el jugador (15) Lenglet , Clement Nicolas Laurent fue amonestado por el siguiente motivo: Derribar a un contrario en la disputa del balón evitando un ataque prometedor”.

La segunda tarjeta, según recoge el propio escrito arbitral, se debió por el siguiente motivo, también conforme a la redacción arbitral: "En el minuto 41 el jugador (15) Lenglet , Clement Nicolas Laurent fue amonestado por el siguiente motivo: Por golpear con su brazo en la cara de un adversario, en la disputa del balón de manera temeraria".

EL PLAZO FINALIZA A LAS 14.00 HORAS

Pues bien, llegados a este punto, y ante un posible recurso del Fútbol Club Barcelona, es realmente difícil que los tres miembros del Comité de Competición den validez al recurso azulgrana, cuyo plazo además finaliza este viernes a las 14.00 horas. 

La clave está en el artículo 29 del Código Disciplinario de la RFEF relativo a las actas arbitrales. En el primer texto ya deja claro que: "Las actas suscritas por los árbitros constituyen medio documental necesario en el conjunto de la prueba de las infracciones a las reglas y normas deportivas. Igual naturaleza tendrán las ampliaciones o aclaraciones a las mismas suscritas por los propios árbitros, bien de oficio, bien a solicitud de los órganos disciplinarios". 

Aunque también el mismo artículo le otorga la importancia que supone a las pruebas videográficas que pueda presentar este viernes, en caso de decidir recurrir, por parte del Fútbol Club Barcelona: "Ello no obstante, los hechos relevantes para el procedimiento y su resolución podrán acreditarse por cualquier medio de prueba, pudiendo los interesados proponer que se practiquen cualesquiera de aquéllas o aportar directamente cuantas sean de interés para la correcta resolución del expediente". 

"ERROR CLARO O MANIFIESTO"

Pero la clave está en el punto tres del citado artículo donde le otorga al acta arbitral un carácter definitivo salvo que se aprecie un error claro y manifiesto: "En la apreciación de las infracciones referentes a la disciplina deportiva, las decisiones del árbitro sobre hechos relacionados con el juego son definitivas presumiéndose ciertas, salvo error material manifiesto". 

Por tanto, el Fútbol Club Barcelona no solo debe recurrir ante el Comité de Competición. Además, en el material que adjunte debe probar que existió un error manifiesto del colegiado internacional madrileño en alguna de las dos tarjetas mostradas. Algo que parece muy difícil a tenor de las imágenes de la señal del encuentro.

Así pues, todo indica que Lenglet no podrá estar este domingo para enfrentarse ante su ex equipo. El Fútbol Club Barcelona podrá recurrir la decisión ante el Comité de Apelación e incluso solicitar la cautelar al TAD. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil