Sport.es Menú

El dato que demuestra que Arthur está hecho para el Barça

En el partido ante la Roma, 44 de sus 47 pases fueron al primer toque

Contra el Tottenham, su acierto en el pase alcanzó el 97%

Arthur debuta y marca su primer gol como azulgrana | LALIGA

Llegó como sustituto de Iniesta y todos hemos descubierto a un Xavi en potencia. De acuerdo, Xavi es mucho Xavi, pero, a primera vista, Arthur se le parece. Y mucho. Demasiado.

Para empezar, físicamente. Es otro de esos bajitos que se suma a lista de jugadores que con solo mirarlos serían descartados en el 99'9 % de los equipos de fútbol. Sin embargo, en el Camp Nou confían en él. Encarna el perfil, el ADN que ha hecho grande al Barça en los últimos quince años.

Pero más allá de que viéndole jugar con unos movimientos y un aspecto que recuerda al mito de Terrassa, hay un dato que demuestra, más que ninguna otra cosa, que Arthur Melo está hecho para el Barça. Un dato objetivo medido en el último amistoso que el Barça disputó ante la Roma en el impresionante AT&T Stadium de Dallas.

Durante la primera mitad, el tiempo que disputó ante la Roma, el centrocampista entró en juego 47 veces y solo en tres de estas intervenciones tocó el balón más de una vez...

Arthur, sin duda, demostró que es un jugador de primera. No necesita más de un toque para combinar y esa es una característica fundamental en un interior del Barça. Como dice el propio Xavi, hay que tener un buen dominio del espacio y del tiempo para ver el fútbol con esa claridad, rapidez y, sobre todo, precisión.

Solo unos privilegiados presentan estadísticas tan contundentes y tan reveladoras de uno de los perfiles más buscados en el fútbol mundial. En la actualidad, sin un Xavi o un Iniesta al que aferrarse, el Barça ha encontrado a un jugador que ofrece signos de un crecimiento exponencial que le permita, al menos, suplir su ausencia con unas mínimas garantías.

Ahora se trata de que se vaya aclimatando a sus compañeros, primero, y después al diferente ritmo del fútbol español y europeo con respecto al brasileño. Si lo consigue, estamos ante un futuro crack. A sus 21 años, es todavía un diamante en bruto por pulir.  Entrenarse y jugar junto a Messi y compañía será básico para aumentar su potencial.

De momento, la base es sólida. Porque además de jugar de primera, Arthur, como decíamos, es un jugador de primera. Ante el Tottenham en el Rose Bowl de Los Ángeles, el brasileño completó satisfactoriamente el 97% de los pases.

Otra muestra más de que Arthur parece hecho para el Barça. De él y de las circunstancias dependerá que su progresión le lleve a alcanzar las altísimas cotas que consiguió el metrónomo que le precedió, un tal señor Xavi.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil