El Barça desaprovecha el último milagro de 'San Messi'

El Barça empató a dos en San Mamés y el alirón -qué remedio- se retrasa como mínimo hasta el domingo que viene. Los de Tito Vilanova se hubieran proclamado campeones de Liga este mismo sábado de haber vencido en Bilbao y si el Madrid hubiera perdido ante el Atlético. Pero ni una cosa ni la otra se dio. El título, de todas formas, parece cuestión de tiempo: ganando en dos de las últimas cinco jornadas, los de Tito Vilanova lo tendrán en sus vitrinas, haga lo que haga su perseguidor.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Athletic

2-2

Barça

Athletic

Iraizoz; Iraola, San José (Ramalho, min.69), Ekiza, Aurtenetxe (Ibai, min.73); Gurpegui, De Marcos, Herrera; Susaeta, Aduriz (Llorente, min.73) y Muniain.

Barça

Valdés; Dani Alves, Piqué, Abidal (Adriano, min.46), Jordi Alba; Song, Thiago, Xavi (Messi, min.58); Pedro, Cesc y Alexis (Iniesta, min.78).

Árbitro

Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Mostró tarjeta amarilla a los locales Herrera, Gurpegui y De Marcos; y a los visitantes Cesc y Adriano.

Goles

1-0, min.27: Susaeta. 1-1, min.66: Messi. 1-2, min.68: Alexis. 2-2, min.89: Herrera.

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 33 de la Liga BBVA, presenciado en un San Mamés prácticamente lleno por cerca de 40.000 espectadores. Unos centenares de ellos seguidores del Barça. Última vez en 'La Catedral' de uno de los clásicos por antonomasia de la liga española.

El Barça llegaba a 'La Catedral' con ganas de sentenciar la Liga y resarcirse del varapalo sufrido ante el Bayern en la Champions. Y, pensando en el duelo de vuelta del miércoles ante los bávaros, Tito Vilanova reservó a algunas de sus estrellas. Empezando por Leo Messi, que empezó el duelo en el banquillo. O Iniesta. O el 'tocado' Sergio Busquets, que ni siquiera viajó. Sus puestos fueron para Cesc, Thiago y Song, respectivamente. Y Abidal, como ante el Levante, fue titular. Pero esta vez solo hasta el descanso, momento en que fue reemplazado por Adriano.

El partido se jugó bajo la lluvia, con un césped muy resbaladizo, y al Barça le costó adaptarse. El balón corría demasiado rápido, y los resbalones eran continuos. El Athletic, con una afición entregada, se sentía en su salsa. Y el dúo Muniain-Aduriz no tardó en presentar su tarjeta de visita: en el 5', este último no llegó por pelos a un balón a puerta vacía.

El Barça fue entonándose poco a poco, y al cuarto de hora Alexis -voluntarioso y luchador, de los mejores de los azulgranas-, estuvo a punto de marcar con un chut desde la frontal que topó en el poste. Xavi también lo intentó desde lejos, pero su remate, en el 26', salió fuera por poco.

Pero cuando mejor estaban los azulgranas, con Xavi y Thiago tomando el mando del juego en la media, llegó el 1-0. Aduriz dejó 'sentado' a Piqué en un quiebro, y su centro desde el lateral del área lo envió a la red Susaeta a puerta vacía (27').

Como ya es habitual, el Barça empezaba viéndose obligado a remontar un resultado adverso. Y, también como de costumbre, en buena medida a causa de sus imprecisiones defensivas. En otra de ellas, Aduriz, ante la pasividad de Piqué, cabeceaba alto en boca de gol (44').

El tercer zarpazo serio de los 'leones' llegó tras el descanso, cuando Susaeta, en el 55', envió a la cruceta un chut de falta. El Barça estaba contra las cuerdas. Y Tito Vilanova dijo 'hasta aquí hemos llegado'. Poco antes de cumplirse la hora de juego, el técnico azulgrana quemó sus naves jugándose la 'carta Messi'. Y, como en el poker, el número uno del mundo fue su mejor comodín.

Messi, que entró por Xavi en el 58', hizo en sólo diez minutos más que sus tres compañeros de ataque -Alexis, Cesc y Pedro- en todo el partido. En ese corto espacio de tiempo, el Barça pasó del 1-0 al 1-2. La exhibición del '10' fue, simplemente, de otro planeta. Revolucionó el partido con sus 'slaloms'. En el 60', sirvió un pase a Pedro que pudo haber sido el empate. Y, en el 66', marcó el 1-1 en una acción para enmarcar. Se fue de tres defensas como si tal cosa, se plantó en la media luna del área y, desde ahí, conectó un chut raso y colocado, ajustadísimo al poste, imparable para Gorka (66').

Pero ahí no acabó su recital. Apenas tres minutos después, una asistencia suya de cabeza desde el punto de penalti -tras un buen centro de Alves desde la derecha-, llegó a los pies de Alexis que, desmarcado en el segundo palo, marcó el 1-2 (69').

El argentino aún estuvo a punto de marcar el tercero en el 86', en un disparo de falta que salió rozando el poste. Y, por desgracia, se echó de menos que el balón no entrara. Porque en el 89', sobre la campana, el Athletic empató. Ander Herrera aprovechó el enésimo despiste defensivo para batir a Valdés, enviando a la red un balón suelto en el área.

El 2-2 final dejó a los de Tito sin opciones de ganar la Liga este fin de semana. Ojalá pueda ser el que viene.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil