Sport.es Menú

Confidencial SPORT: Setién entonó el 'mea culpa' después del 2-0 en Valencia

Cree que se equivocó tanto en la alineación como en el dibujo táctico. No le gustó lo que vio

Admitió en el club que tuvo mucha responsabilidad de la derrota en Mestalla

 El entrenador azulgrana habló en Barça TV y analizó el encuentro ante el Valencia | FC BARCELONA

Los tres primeros partidos de Setién como entrenador del Barça no han provocado el cambio que se estaba buscando. La derrota en Valencia ha generado preocupación.

En muy poco tiempo, Quique Setién ha sabido ganarse el respeto de todos los estamentos del club (directivos, empleados y profesionales) gracias a su sencillez y proximidad.  En el FC Barcelona están convencido de que ha llegado un entrenador íntegro... y muy trabajador.

Desde este lunes saben, además, que Setién es humilde y sabio. Sí, porque rectificar es de sabios. Lo primero que dijo el técnico cántabro en el club después del 2-0 de Valencia es admitir su parte de culpabilidad por la derrota: “Me equivoqué”, dijo a sus personas más próximas.

Errores 

Setién cree que se equivocó,sí, tanto en la alineación (la elección de los futbolistas para ese partido) como en la disposición táctica. Pensó que reforzando el centro del campo con jugadores de más toque tendría el control del balón y del partido, pero admitió que nada salió como estaba previsto, sobre todo en el aspecto defensivo, cuando el equipo  no tuvo la pelota. 

Setién intentó cambiar todas aquellas cosas que él pensaba que no habían funcionado con Ernesto Valverde, de ahí que en estos tres primeros partidos como entrenador del FC Barcelona haya ido  introducido variantes, de forma más visible  con esa defensa de tres hombres donde ha llamado la atención que Sergi Roberto juegue más estático y carezca de profundidad.

Setién ha aprendido la lección y habrá consecuencias después del 2-0 de Mestalla. En defensa... y en el centro del campo, porque se está dando cuenta que al equipo le falta músculo en la zona ancha. 

El ‘9’ 

De todos modos, si hay algo que sí  le empieza a quitar el sueño a Setién es lo condicionado que debe jugar el equipo por no tener un delantero centro nato como Luis Suárez. No acaba de convencerle que Leo Messi tenga que ser la referencia en ataque y que no pueda hacer su fútbol habitual arrancando desde la derecha, con su acostumbrada capacidad de desborde y el pánico que crea en los contrarios. La opción de Ansu Fati abierto a la derecha tampoco acaba de convencerle del todo.

Si finalmente llega Rodrigo, y también con el regreso del lesionado Dembélé, tendrá más opciones para hacer los cambios que desea introducir. Es evidente que lo que ha hecho hasta ahora no ha dado el resultado que él buscaba. Dice que ha aprendido la lección. No puede haber más tropiezos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil