Christensen: "Cuando tienes un sueño, no dudas"

Christensen: "Cuando tienes un sueño, no dudas"

Christensen compareció en rueda de prensa el día de su presentación como nuevo jugador del FC Barcelona | Marta Fernández

El danés, con cara de no haber roto un plato, ha vivido su primer y pomposo día como futbolista del Barça; ha experimentado de primera mano lo que es el Universo del club azulgrana

"Los últimos tiempos en el Chelsea no acabaron como hubiera querido, pero han sido unos años increíbles en el Chelsea"

Con cara de buen chico, serio, quizás algo abrumado viendo la enorme maraña de cámaras y de objetivos que apuntaban hacia él, Andreas Christensen aparecía por el césped del Campo Tito Vilanova de la Ciutat Esportiva Joan Gamper a eso de las 12:30. No sabemos si por influencia del rigor y la sobriedad nórdica, pero todo iba con una puntualidad absoluta. Con el ala femenina de la familia en la grada, discreta, ocupando un segundo plano. Y con su padre Sten junto a Jordi Cruyff, Enric Masip y Mateu Alemany. Controlándolo todo e inmortalizando un momento histórico para todos ellos.

Así eran los primeros pasos del central danés, que estampaba su firma sobre las 12:40 y luego participaba en un rondo con niños y niñas de la FCB Escola. Incluso fallaba un pase de forma intencionada y se metía dentro a robar ante la mirada atónita de sus acompañantes.

Una vez en rueda de prensa, de nuevo esa cara de no haber roto un plato. Listo para responder a las decenas de preguntas que preparaba la prensa. "Mi objetivo es jugar. Todos los futbolistas quieren ser titulares. La competencia es sana y me hace mejorar, esforzarme más. No quiero hablar de nadie en concreto, todos los defensas del Barça son muy buenos. Tengo muchas ganas de trabajar con ellos", arrancaba Andreas, preguntado también acerca de la figura de Gerard Piqué, omnipresente en el club azulgrana.

COMPLICADOS ÚLTIMOS TIEMPOS EN EL CHELSEA

El zaguero danés no participó en los últimos encuentros del Chelsea. Tuchel aseguró que le había comentado que "no estaba preparado" y que no era la primera vez.  "Siempre intento hacer mi trabajo. Esto es una cosa del pasado. Han sido unas semanas difíciles que no han acabado como esperaba, pero me siento muy orgulloso de haber formado parte del Chelsea durante tantos años. Han pasado cosas maravillosas, estoy muy feliz con mi familia y estoy muy orgulloso de lo que he conseguido", valoró el internacional, confirmando que tuvo dificultades a nivel psicológico para lidiar con esa salida.

"El Barça me atrajo por su forma de jugar. Recuerdo, en concreto, a Ronaldinho. Su manera de jugar... Yo quería ser un delantero como él", ha confesado Andreas, cuestionado acerca de cuáles eran sus referentes de juventud y qué futbolistas admiraba del Barça (Laporta ha explicado que el jugador escribió en un papel a los ocho años que su sueño era llegar algún día al equipo barcelonista).

 "Es una buena pregunta. Haré mi trabajo e intentaré aprender del resto. Todos queremos ganar, ese es el objetivo principal. Creo que el equipo y el club tienen este potencial. Esto no ha cambiado nunca en la historia de Barça", ha respondido, por su lado, sobre si quiere aplicar su mentalidad ganadora a un Barça huérfano de grandes títulos y que no levanta la Champions desde 2015.