Sport.es Menú

Bruno Oro: "Cristiano es una mina para imitar"

"Sagi Barba, extremo del Barça que ganó la primera Liga (1928-29), era mi bisabuelo"

Oro interoreta 'Immortal' en el Club Capitol de Barcelona hasta el 11 de noviembre

Bruno Oro interpreta a 25 personajes en la comedia Immortal en el Club Capitol
Bruno Oro interpreta a 25 personajes en la comedia Immortal en el Club Capitol | VALENTÍ ENRICH

Bruno Oro, nacido en Barcelona hace 40 años pero con grandes raíces en Cadaqués, es un actor y cantante cuyas imitaciones en los programas ‘Crakòvia’ y ‘Polònia’ de TV3 le llevaron a la fama. Actualmente interpreta ‘Immortal’ en el Club Capitol de Barcelona que estará en cartelera hasta el 11 de noviembre.

Me han dicho que ahora eres inmortal.

Sí (risas). Soy inmortalista, estoy a favor de la inmortalidad.

¿Te gustaría realmente serlo?

Yo tengo muchos hobbies  y me gusta mucho viajar, así que en una vida no lo puedo hacer todo.

Cómo sería la vida siendo inmortales es la reflexión de la que parte la obra que estás interpretando en el Club Capitol.

Sí, además los gurús de la tecnología empiezan a hablar de que vivirán 200 años, que se detendrá el envejecimiento… son afirmaciones muy gordas. Plantear como punto de partida de la obra qué pasaría con la pareja, la relación padres-hijos, la religión… si viviéramos eternamente nos pareció muy interesante.

Y tú interpretas a 25 personajes.

Sí, es una comedia pero donde se tocan todos los temas que interesan a la gente como el sexo, conflictos generacionales, religión. La gente ríe pero sale del teatro pensando.

Interpretas la obra ‘Inmortal’ cuando acabas de cumplir los 40. ¿Sufres la crisis de los 40?

Sí, un poco sí, pero a mí la muerte siempre me ha obsesionado mucho. Últimamente he leído a Yuval Noah Harari, que es un autor que me gusta mucho y viendo entrevistas de los gurús que te decía y pensé, ¿te imaginas que un día viésemos la muerte de la muerte? Filosóficamente sería muy interesante y ver socialmente qué pasaría. Es un tema que me apasiona.

¿Cómo se plantea en la obra?

Parte de un padre que le cuenta a su hijo qué era morir, algo que ya no existe porque somos eternos. Le explica cómo su abuelo murió y el niño no lo entiende. A partir de ahí salen diferentes temas. Es como un mosaico de varias escenas.

Messi sale en la obra. Hay un futbolista que no es del Barça que le desea la muerte. Está harto de que Messi lleve siglos perfeccionando su técnica y que en cada partido mete más goles

Mucha gente desearía que Leo Messi fuera inmortal.

Messi sale en la obra. Hay un futbolista que no es del Barça que le desea la muerte. Está harto de que Messi lleve siglos perfeccionando su técnica y que en cada partido mete más goles. 

¿Pero crees que personas con tanto talento como Messi deberían ser inmortales?

No porque el arte y en este caso lo que hace Messi lo considero arte, debe ser efímero para tener sentido. Sabemos que Messi se acabará dentro de un año, dos o tres así que en cada partido que vemos de Messi estamos de alguna forma despidiéndonos de él porque no sabemos cuándo será su final. Si supiéramos que es eterno no lo disfrutaríamos tanto.

Tú eres un reconocido culé.

Sí. Tengo 40 años así que he vivido la época gris del Barça. Mi primera Liga la gano con 8 años, pero la siguiente la ganamos cuando ya casi tenía 20. Recuerdo aquel Barça y el de ahora que para mí empieza con Rijkaard, y por supuesto la era Cruyff. He disfrutado mucho pero soy consciente de que cuando acabe el Barça de Messi tal vez entremos en otra época de sequía.

El culé más joven no tiene complejos como teníamos nosotros, cuando lo único que daba sentido a la temporada era que perdiera el Madrid

O tal vez no. 

Bueno igual no porque Cruyff cambió la mentalidad del Barça y Guardiola acabó su trabajo. El culé más joven no tiene complejos como teníamos nosotros, cuando lo único que daba sentido a la temporada era que perdiera el Madrid.

Emili Sagi Barba. Era el padre de mi abuela materna. Era un extremo derecho que marcaba goles de córner, era muy rápido y muy querido

Tu bisabuelo Sagi Barba fue jugador del Barça y ganó la primera liga del equipo, la temporada 1928-29.

Pues sí, Emili Sagi Barba. Era el padre de mi abuela materna. Era un extremo derecho que marcaba goles de córner, era muy rápido y muy querido. Ganó la primera Liga junto a Samitier y otros jugadores que formaban un equipo muy potente en aquella época. También fue internacional con la selección española. Tengo un recorte del año 25 original de un suplemento que se llamaba ‘Los domingos’ donde pone que salió a hombros del estadio La Romareda aclamado por los aficionados.

O sea, el Messi de la época.

Sí, quizás no tanto pero un poco sí.

Era otra época. Ha cambiado todo mucho.

Sí pero también el mundo de la música, de los actores… todo se ha magnificado. Pero mi abuela me explica que a mi bisabuelo lo paraban por la calle, la gente le conocía porque le veían en los periódicos. La diferencia es que ahora hay cifras. Sabemos lo que cobran, los seguidores que tienen en Instagram… 

Antes eran otro tipo de ídolos.

El tema mito creo que era más antes que ahora. Ahora se borra el romanticismo de la persona. Por ejemplo yo no tengo porque ver a Maradona que se duerme borracho o como actúa cuando va al campo, es una pena. Yo quiero quedarme con el Maradona jugador. Por culpa del progreso y de las redes sociales el mito de Maradona se me ha caído a los pies.

En el programa Crakovia lo petaste con Cristiano Ronaldo. ¿Cómo llegó la oportunidad de imitarle?

Lo pedí yo. Cuando aparecía que el Madrid lo fichaba le dije a Toni Soler que si venía el personaje era mío. Y así fue. Es una mina como personaje. Pero lo cierto es que el personaje se fue comiendo al Cristiano real. Al final no sabes quién es más personaje si el real o el personaje porque Cristiano se iba superando con los años. 

La de Ibrahimovic también fue una imitación muy divertida que además a él le gustaba

Imitaste también a Ibrahimovic, Villa, Sandro Rosell, Piqué y Pochettino. 

Sí, me quedaría con Cristiano y con Ibrahimovic que también fue una imitación muy divertida que además a él le gustaba.

¿Alguno te fue especialmente difícil?

Piqué. Era un personaje que nos lo íbamos pasando porque a nadie le acababa de cuadrar. Es difícil porque no tiene nada muy relevante. Ahora quizás más, pero en aquella época no era tan excéntrico como ahora.

¿Tenías interacción con los jugadores? ¿Les gustaban tus personajes?

Nos consta que los del Madrid lo veían. Guti y Sergio Ramos se ve que se reían mucho, pero yo creo que debían reírse entre ellos. Es decir, Guti seguro que se reía viendo a Cristiano, estoy convencido. Del Barça, que tengamos constancia primero no les gustaba mucho pero después se fueron acostumbrando y reían y se lo pasaban bien. He conocido a Piqué, a Xavi, a Puyol… a ellos les gustaba.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil