El Barcelona quiere venderlos

El reto del área deportiva encabezada por Pep Segura es buscar una salida a alguno de los jugadores que no cuentan para Valverde

La prioridad es encontrar una solución a Arda Turan, inédito esta temporada y que además no ha ido ni convocado en los últimos ocho partidos

Así está la operación salida del FC Barcelona | SPORT.es

Este verano se detectaron muchos errores de bulto en el área deportiva del FC Barcelona y entre ellos destacó sobremanera la falta de previsión a la hora de dar salida a algunos jugadores que tanto el entrenador como la dirección deportiva consideraban descartables. El propio presidente Josep Maria Bartomeu salió a la palestra, tras cerrarse el mercado de fichajes, para asumir que se habían cometido errores y que había que hacer todo lo necesario para corregirlo de cara al futuro. 

Días más tarde hacía lo propio el entrenador Ernesto Valverde,  quien reconocía públicamente no ser partidario de trabajar con plantillas muy amplias. Actualmente el técnico extremeño cuenta con 24 jugadores cuando el límite de fichas es de 25.

 Así pues, tal como están las cosas, parece claro que el FC Barcelona tiene la necesidad imperiosa de soltar lastre. Y este es el principal cometido que le ha encargado el presidente Bartomeu al nuevo responsible del área deportiva, Pep Segura, que asumió sus funciones ‘in pectore’ a partir del 1 de septiembre.

ARDA TURAN

Tres nombres propios destacan por encima del resto, tres futbolistas que ya se intentó buscar una salida este verano, pero que a tenor de lo que está aconteciendo en este inicio de temporada está claro que no cuentan en la hoja de ruta de Valverde. El caso más flagrante es el del turco Arda Turanun jugador que estuvo a punto de irse cedido al Galatasaray, pero que finalmente rechazó la oferta en el último día de cierre de mercado.

Turan, que llegó lesionado a principio de temporada, no ha jugado ni un minuto con Valverde, es más no ha ido ni tan siquiera convocado en los últimos ocho partidos. Un dato que arroja a las claras que su papel en el equipo es anecdótico por no decir testimonial. Su salida se presenta como prioritaria por parte del club, aunque en ningún caso hay la intención de malvenderlo. En este sentido, el Arsenal estaría interesado en conseguir los servicios del futbolista de cara al mercado de invierno, según apuntaba ayer la delegación turca de la cadena ‘CNN’ este domingo. La televisión se hacía eco de diferentes publicaciones británicas en las que aparece el interés del Arsenal en el jugador azulgrana.

Donde ya no se especifica es en las condiciones de salida del jugador, pero lo que está claro es que Arda acabará siendo, por hache o por be, un negocio ruinoso para el Barcelona, que pagó 40 millones en el 2015 por él.

THOMAS VERMAELEN

El segundo jugador que está en la lista de salidas de cara al mercado de invierno es el belga Thomas Vermaelen. En cualquier caso, en este caso hay muchos más matices que en el de Turan. Para empezar, el propio Valverde dio el visto bueno a mantenerlo a la plantilla, priorizándolo a Marlon, que acabó siendo cedido. Además, el técnico ha tenido conversaciones con el jugador para explicarle que está contento con su rendimiento en los entrenamientos y que si no juega se trata simplemente de una situación coyuntural, pidiéndole expresamente un poco de paciencia porque seguro que va a contar con oportunidades.

Sin embargo, Vermaelen es consciente que necesita minutos si quiere llegar a un buen nivel al Mundial de Rusia donde ya se ha clasificado Beliga, por lo que no se podría descartar una salida.

PACO ALCÁCER

El tercero en la lista de descartables es el delantero Paco Alcácer. Su caso es el que produce más controversias en el seno del club, ya que el ex valencianista se ha ido difuminando paulatinamente. Empezó con fuerza jugando como titular en la primera jornada de Liga ante el Betis en el Camp Nou y en la segunda llegó a jugar 33 minutos ante el Alavés en Mendizorroza. A partir de aquí –26 de agosto–, Alcácer desapareció del equipo, hasta el punto que no ha vuelto a jugar ni un minuto.

Un total de siete partidos consecutivos sin jugar, entre los cuales cuatro ni tan siquiera fue convocado. Su situación se agrava aún más si cabe si tenemos en cuenta que ni tan siquiera la lesión del francés Dembélé le abrió las puertas a entrar en las convocatorias.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil