Sport.es Menú

¡Barça, toca reaccionar YA!

Valverde debe reflexionar, analizar y encontrar soluciones en una plantilla confeccionada para ganar

Lo mejor, dentro de la preocupante situación, es que hay tiempo suficiente para recuperar el rumbo perdido y las buenas sencaciones

La crisis de Valverde como técnico azulgrana | PERFORM

E l peor Barça de los últimos 25 años. Con eso está todo dicho. Hay que retroceder en el tiempo un cuarto de siglo para encontrarnos con un Barça que, a estas alturas de la temporada, tenga tan pocos puntos en la Liga.

Y lo peor no es que haya ganado dos partidos, empatado uno y perdido otros dos. No. Lo más doloroso es la imagen del equipo y las sensaciones que ha venido dejando cuando le ha tocado jugar en campo contrario. Por no añadir el partido disputado en Dortmund ante el Borussia.

Reflexión 

Lo primero que debe hacer Ernesto Valverde y su extenso elenco de colaboradores, es hacer un profundo análisis de lo que viene ocurriendo. Y detectar porqué el Barça se desenchufa como equipo visitante. No es una cosa puntual. Es estructural. Y viene de lejos. Incluso en las últimas dos temporadas, cuando el Barça se proclamó campeón de Liga, el equipo hizo partidos muy pobres fuera del Camp Nou y si acabó ganando, en muchos casos, fue por la calidad individual de Leo Messi o la pegada de sus delanteros. Hubo partidos que se ganaron sobre la bocina y otros en los que fue necesario remontar.

Después de la reflexión debe llegar el análisis pormenorizado. ¿Por dónde hace aguas el Barça? ¿Es un problema físico?¿De ambición? ¿Se acabó el hambre de ganar? Puede sonar a contrasentido ponerle peros a un equipo que ha conquistado las últimas dos Ligas, que ha sido finalista de la última Copa del Rey y semifinalista de la Champions League. Pero es que el Barça pierde muy mal. Cuando lo hace, es con estrépito o decepcionando. O compite muy bien o compite muy mal. Y esas desconexiones es lo que preocupa. Porque ha dejado de ser fiable.

Reacción

Lo mejor, dentro de la preocupante situación, es que hay tiempo suficiente para recuperar el rumbo perdido y las buenas sencaciones. Estamos en el inicio de la temporada y si se quiere dar un giro de ciento ochenta grados al pésimo rendimiento, se puede. Ernesto Valverde, como máximo responsable técnico, debe hacer eso: reflexionar, analizar y tomar decisiones. 

Está muy claro que el Barça, por prestigio, calidad de su plantilla e inversión realizada, no se puede permitir el lujo, nunca más, de que un recién ascendido a Primera División, cuyo presupuesto total (30 millones de euros) es menor de lo que cuesta la ficha de Leo Messi, le pinte la cara en actitud e intensidad.

Desde fuera, nadie duda de la calidad de la plantilla azulgrana. Lo que sí se ve es que muchas veces adolece de alma y amor propio. Ni es intenso ni agresivo. ¿Se puede recuperar ese hambre, esa tensión en el juego?

Hoy, también salta a la vista que hay muchos jugadores rindiendo por debajo de su nivel. Es responsabilidad de Valverde saber recuperarlos para que vuelvan a dar lo mejor de sí mismo. Desde el banquillo, durante los partidos, no ha sabido hacerlo. No se trata de gritar, sí de motivar. Granada debe ser un punto de inflexión.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil