Adaptación 'exprés': Así fue la primera gran noche de Memphis

HISTORIA SPORT

El neerlandés causó furor al ser sustituido y el banquillo azulgrana al completo se levantó a agasajarlo

Su irrupción estos primeros días está superando las expectativas iniciales

¡Cuántas alegrías va a dar Depay al Barça de Koeman! Dos goles en dos partidos, nada mal... | FCB

El efecto Memphis comienza a ser notorio en el seno del FC Barcelona. Este delantero por el que Ronald Koeman llevaba suspirando desde el mismo instante de su aterrizaje y que hubo que esperar casi un año para ver con la zamarra azulgrana. Un tipo mediático, capaz de producir y protagonizar un hit musical con 15 millones de visitas y de crear su propia línea de ropa.

Una personalidad que ha aterrizado en la ciudad condal dispuesta a dejar su huella y que, en tiempo récord, lo está logrando. Obviamente queda un camino larguísimo por recorrer, más aún conociendo la exigencia máxima del aficionado culé. Pero arrancar con este subidón de serotonina siempre lo pone todo más cuesta abajo.

En su estreno como titular con el Barça, Memphis, esta vez luciendo el dorsal 11 (todavía desconocemos cuál acabará llevando en competición oficial), no pudo ofrecer más ‘inputs’ positivos. Dio un ‘clínic’ jugando de espaldas (uno de sus puntos fuertes con ese tren superior tan poderoso que tiene), provocó un penal que pareció bastante claro (y que le costó la animadversión de un público germano que ya la tomó con él en los 78’ que estuvo sobre el verde del Mercedes-Benz Arena) y marcó una obra de arte. Un gol que aunó sangre fría, calidad a raudales y definición. Una maniobra magistral para habilitar a Griezmann en el 0-2 de Demir terminó de encumbrarlo.

Memphis recibe la felicitación de Koeman en Stuttgart

| Valentí Enrich

ABRAZOS PARA EL HOMBRE DE LA NOCHE

El reconocimiento le llegó en ese relevo ya hacia el tramo final del encuentro. Un primer abrazo con Koeman, su valedor, todo el staff, jugadores. Era el hombre del día y el más buscado. Incluso vimos a Sergi Roberto ir a su encuentro con las manos en la cabeza. Reincidimos en aquello de que es solo un comienzo, que tiene muchísimo por demostrar, que se le va a pedir la excelencia, pero es difícil recordar una irrupción de esa magnitud.

El staff se levanta para saludar a Memphis

| Valentí Enrich

Luego está el tema con Griezmann. El entendimiento dentro y fuera del rectángulo de juego y las palabras postpartido de Koeman (obviamente quiere tenerlos a todos) dejan una puerta abierta a la esperanza.  

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil