Lo que aprendimos del Cornellà-Barça: pros y contras de seguir en la Copa

Analizamos el papel de algunos protagonistas como Ilaix, Dembélé o Riqui Puig

¿Qué le espera en octavos al Barça ante el Rayo de Andoni Iraola?

El resumen de la victoria del Barça ante el Cornellà... ¡en la prórroga! | RFEF

Por los pelos, pero el Barça seguirá en la Copa tras superar al Cornellà el jueves y se medirán en octavos al Rayo el miércoles que viene. Los azulgrana salvaron el primer 'match ball' y esquivaron un batacazo como el de Madrid y Atlético.

De entrada todo parecen buenas noticias para los de Koeman pero la Copa siempre ha sido un arma de doble filo para los grandes.

Estos son los pros y los contras de seguir en la competición y lo que nos dejó el Cornellà-Barça:

Pros

El valor de la Copa en una temporada de transición

En una temporada definida como de transición la Copa adquiere otro valor. Si Koeman logra competir en todas las competiciones, y construye la base de un equipo de futuro, ganar la Copa puede ser la primera piedra de un nuevo ciclo.

La Supercopa podía haber jugado también un papel similar pero el Barça se dejó remontar cuando tenía el título en su bolsillo a falta de cinco minutos.

Precisamente Real Sociedad y Athletic siguen en la Copa, pero al menos el Barça ya sabe que no se encontrará ni al Atlético ni al Real Madrid.

Permite a Koeman hacer equilibrios con el vestuario

Una de las claves para el éxito de cualquier equipo es que todos los jugadores se sientan en mayor o menor medida protagonistas.

Una competición como la Copa permite a Koeman que los jugadores con menos minutos encuentran su espacio. Es una manera de mejorar el ambiente de un vestuario.

Es verdad que el formato a un partido complica más a los entrenadores, pero Koeman ya dejó entrever ante el Cornellà que los secundarios tendrán sus minutos.

Jugadores como Junior, Neto, Riqui Puig, Pjanic o Trincao fueron titulares. La Copa puede ser para estos jugadores un escenario para reivindicar su papel en el equipo.

El camino más rápido para los jóvenes

Ilaix Moriba celebró su aniversario con su primera titularidad con el primer equipo. Con solo 18 años Koeman le dio la oportunidad. Fue ante un equipo de Segunda B, y en un escenario que conocía de sobras, pero para él fue la gran noticia de la temporada.

El centrocampista jugó con naturalidad y mostró algunas de las cualidades que lo han convertido en una de las comidillas de La Masia.

Ilaix aún no ha logrado trasladar al filial el dominio que mostraba en las inferiores, pero ya ha dejado muestras de su potencial. Algo parecido ocurrió con el primer equipo. Sobre todo esa zancada poderosa y una técnica delicada que contrasta con su envergadura. De ahí las comparaciones con Pogba.

También Konrad dejó buenas sensaciones cuando estuvo en el campo y solo faltó que Collado tuviera protagonismo tras dejar claro en el Barça B que el filial se le queda muy pequeño en Segunda B.

La Copa es a día de hoy el camino más rápido para los jóvenes de tener una oportunidad con el primer equipo.

Contras:

El desgaste físico y piscológico

Desde que arrancó la pandemia los jugadores están soportando un calendario devastador, del que muchos ya se han quejado. Seguir en la Copa implica más partidos, y aunque habrá minutos para los menos habituales, algunas piezas importantes también jugarán.

Más aún con un formato que obliga más a los grandes. Ya se vio ante el Cornellà, Koeman tuvo que tirar de Dembélé y Pedri para reconducir al equipo y en cambio Riqui Puig duró solo 45 minutos en el campo.

El riesgo de lesiones

No solo entra en juego el cansancio. Las lesiones han castigado mucho al Barça esta campaña. Casos como los de Ansu Fati y Piqué han sido un peaje competitivo muy grande para el equipo.

Pero no solo en el caso de lesiones graves. Con este calendario los contratiempos musculares se multiplican.

Las características del Rayo

A priori nadie duda de que el Barça es favorito, pero el Rayo, un equipo de Segunda, vivirá el partido como el gran día del año y cuenta con un entrenador muy competitivo.

Andoni Iraola logró llevar al Mirandés a semifinales y es un buen técnico preparando eliminatorias a un solo partido. El Rayo es cuarto en Segunda y el Barça se encontrará con un equipo trabajado y con muchas ganas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil