El Barça vuelve a sufrir pero remonta en Mónaco y se mantiene líder

Brandon Davies fue el mejor del partido con 38 de valoración tras 27 puntos y 10 rebotes

El Barça necesitó otra prórroga para poder ganar al Mónaco, debutante en la Euroliga, por 81-85

El Barça se impuso al Mónaco por 81-85 tras un partido tosco y jugando mal de nuevo como ya dijo Sarunas Jasikevicius ante el Olympiacos, pero con emoción hasta el último segundo y de nuevo con otra prórroga, pero ganó al fin y al cabo gracias a un Brandon Davies inconmensurable que acabó como mejor del partido en un Omni Sports lleno con 4.000 espectadores y entre ellos Cesc Fábregas y su familia.

El FC Barcelona no encontró fluidez en el partido inédito que se disputó en el  Salle Gaston Medecin ante un Mónaco que desquició en muchos tramos del partido a los azulgranas. Tanto fue así que el cuadro monegasco dominó tanto en el primer cuarto como en el segundo logrando llegar al descanso con una ventaja de cuatro puntos, un mal menor si tenemos en cuenta el desarrollo del encuentro.

Saras Jasikevicius decidió salir con Jokubaitis de base dejando sentado a Calathes en el banquillo y el nuevo director de juego blaugrana no encontró armonía en sus compañeros y no supo dirigirles con solvencia lo que derivó en que el Barça no lograra ver canasta con fluidez. Tampoco en defensa estaban finos los de Saras Jasikevicius, que se desesperaba en la banda viendo que sus pupilos no encontraban la manera de poner en escena sus instrucciones.

A falta de 1,16 para el final del primer cuarto y con un 20-12 en el marcador Saras paró el partido pero lo único que se consiguió es cerrar el cuarto con un preocupante +10 para el cuadro francés con un Thomas que hizo lo que quiso con la defensa azulgrana. Un dato importante, el Barça no realizó ninguna asistencia en todo el primer cuarto.

En el segundo periodo salió en pista Calathes y el Barça mejoró, pero para nada consiguió tampoco darle la vuelta al partido. Nunca logró dominar en la pista, pero poco a poco fue recortando distancias hasta conseguir ponerse a tan solo 2 puntos del Mónaco. Los problemas en defensa persistían y se llegó al descanso con 35-31.

Mejora pero sin fluidez

Con Calathes de nuevo como director de orquesta, el Barça seguía espeso en pista y solo el desacierto del Mónaco les mantenía en el marcador. A 7,37 para el final del tercer cuarto, el Barça se puso a un punto (37-36) y tuvo balón para ponerse por delante, pero no lo consiguió y el Mónaco volvió a poner un +6.

Despertó James, quien anteriormente parecía tocado de su gemelo, pero nada más lejos de la realidad y el base estadounidense, con poca presencia hasta ese momento, empezó a carburar, una mala noticia para el Barça.

Pero en el lado azulgrana Brandon Davies no había dicho la última palabra y con cinco puntos seguidos empató el partido a 2'28" para el final del tercer cuarto.

Paró el partido Mitrovic y a partir de ahí la igualdad seguía en el marcador y un baloncesto 'sucio', denso, poco lucido seguía en la pista. El Barça lograba ponerse por delante a 1'04" para cerrar el tercer cuarto pero el Mónaco gracias a los tiros libres de Lee igualaba la contienda de nuevo. Una canasta de pillo de Davies en el último segundo puso el 54-56 con el que se inició la última manga.

Fue un periodo de infarto con alternancias en el marcador llegándose al final a un 75-75 que mandaba de nuevo el duelo a la prórroga, la segunda que disputaba el Barça en la Euroliga tras la que ganó al Olympiacos (79-78).

No podía empezar mejor el añadido para el Barça con un 0-5 de parcial con el triple de Calathes y la canasta de Davies. Pero las cosas fueron muy complicadas ante un Mónaco en modo pesadilla que no dejaba que los azulgranas se escaparan. Los tiros libres de Higgins dieron el triunfo al Barça por 81-85 y con el cuatro de cuatro se mantiene en la cima de la Euroliga.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil