El Barça arrolla al Gran Canaria en el despertar de Abrines

El Barça arrolla al Gran Canaria en el despertar de Abrines

Abrines fue el máximo anotador del partido con 20 puntos
Abrines fue el máximo anotador del partido con 20 puntos | David Ramírez

Los de Jasikevicius se impusieron por 98-80 en una auténtica exhibición

El Barça tuvo una plácida tarde en el Palau ante un Gran Canaria que permitió divertirse a los azulgranas y acabó bailado por un equipo que este domingo se mostró imparable. Una victoria contundente por 98-80 que mantiene al Barça líder y con la confianza por las nubes.

FICHA TÉCNICA
Liga Endesa

FCB

98 ________________ 80

GCA

ALINEACIONES

Barça

(28+33+19+18): Calathes (6), Laprovittola (2), Exum (5), Mirotic (15), Smits (9) -equipo inicial-, Abrines (20), Davies (10), Sergi Martínez (2), Hayes-Davis (15), Kuric (2), Jokubaitis (10) y Nnaji (2).

Herbalife Gran Canaria

(16+12+27+25): Albicy (6), Ennis (11), Brussino (8), Stevic (2), Pustovyi (10) -equipo inicial-, Balcerowski (16), I. Diop (2), Salvó (5), López (4), Shurna (7), K. Diop (5) y Mutaf (4).

Árbitros

Carlos Peruga, Arnau Padrós y Alfonso Olivares. Sin eliminados.

Incidencias

Encuentro de la vigésima quinta jornada de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 4.850 espectadores

Muchas emociones como aperitivo del partido. Por un lado las primeras declaraciones del ucraniano Artem Pustovyi quien explicó que vive muy preocupado pendiente de lo que ocurre en su país. Parte de su familia vive en Odessa, uno de los próximos objetivos de Putin mientras que su esposa y su hijo Víctor están en Serbia. Con cara de cansado, el ex azulgrana recibió un homenaje por parte del Barça, donde militó durante tres temporadas, que le entregó una camiseta con el lema 'Stop war' (Que pare la guerra) y recibió la ovación del Palau. El hoy jugador del Gran Canaria pidió "que pare la guerra" y aseguró que "el baloncesto me está ayudando a poder llevar todo esto de mejor manera".

Un minuto de silencio por la muerte de Antonio Novoa, primer presidente de la ACB, dio paso a un partido con muy poca historia en la que el Barça lo hizo todo perfecto y el Gran Canaria le permitió explayarse con una floja defensa de la que los de Jasikevicius se aprovecharon durante todo el partido. Viendo lo relajado que estaba el técnico en la banda no hacía falta explicar mucho más en cuanto al buen juego de los suyos.

Cara a cara entre Smits y Pustovyi

Muy llamativo fue el arranque del partido con un 'tete a tete' entre el propio Pustovyi y Rolands Smits. El 9-6 con el que arrancó el duelo era un Smits, 9 - Pustovyi, 6. Curioso que el letón, con poca confianza durante mucho tiempo, y el ucraniano que lo está pasando fatal con la guerra, adoptaran este protagonismo de inicio.

Lo que pasó después tuvo poca historia. Un Barça sin fisuras donde todos y cada uno de sus jugadores ofrecieron un nivel espectacular con un parcial de 10-0 que llevó al final del primer cuarto a un 28-16 que hablaba por sí solo.

Un nuevo parcial del 10-0 para arrancar el segundo cuarto con un Alex Abrines que desde la línea de tres fue infalible (5 de 6 en tiros libres), convirtió el partido en un monólogo del Barça donde la segunda unidad fue igual de eficaz que la primera. Incluso Nigel Hyes, quien todavía no ha demostrado el porqué de su fichaje, dio destellos de una mejor versión de la que nos ha acostumbrado.

Dice Jasikevicius que no tiene tiempo para entrenar con tantos partidos seguidos y que son los partidos los entrenos. Pues ante el Gran Canaria fue una sesión de calidad donde se ensayaron jugadas que ya se saben de memoria y que el Palau vio en directo como practicaban una y otra vez ante el conjunto canario. Se llegó al descanso con otro marcador explícito: 61-28.

El Gran Canaria de menos a más

Se animó el Gran Canaria en el tercer parcial pese a que arrancó con dos triples y una canasta de dos de Abrines, bendito jugador una vez recuperado. Jasikevicius pegó sus primeros gritos del partido ante la 'lógica' bajada en la concentración con un +36 en el luminoso. Burssino y Shurna lideraron a los suyos y lograron ser mejores en el tercer cuarto (19-27), pero la ventaja azulgrana seguía siendo un muro demasiado alto para un Gran Canaria que tuvo en el joven Olek Balcerowski una grata sorpresa de cara al futuro poniendo en apuros a la defensa del Barça. Se cerró el parcial con un 80-55 y diez minutos por delante para buscar de nuevo la eficacia de la primera parte.

El Barça siguió a lo suyo y el Gran Canaria fue de menos a más arrancando el último cuarto con un parcial de 2-8. Las fuerzas se acercaron, pero no se equipararon puesto que la inspiración de los de Jasikevicius seguía intacta con un Abrines imparable demostrando que ya está al cien por cien y que el ritmo ya no es un handicap para aportar su espectacular juego exterior al equipo.

Se le hizo largo el duelo a los hombres de Porfirio Fisac que salieron del Palau habiendo asistido a un recital del Barça que acabó 'goleando' por 98-80.

Temas