Alta actividad entre los agentes del basket

Pere Gallego, agente de YouFirst de NBA y FIBA, explica el nuevo escenario provocado por el coronavirus

Atender a los jugadores, estudiar la situación con los clubs y hablar de renovaciones, algunas de las actividades

El baloncesto está parado a nivel deportivo, pero sigue internamente
El baloncesto está parado a nivel deportivo, pero sigue internamente | David Ramírez

"No hemos parado en toda la semana”. Con  esta frase, Pere Gallego, agente NBA y FIBA de la empresa YouFirst, contesta a la primera pregunta de SPORT sobre el escenario que se ha plantado en el mundo del baloncesto tras suspenderse la competición por culpa de la propagación del coronavirus.

Las agencias de representación están trabajando a destajo. Deben atender a sus deportistas -preocupados por la situación-, conversar con los clubs sobre los escenarios económicos y de organización que se presentan y seguir con el propósito de crecer con nuevos clientes. Un trabajo hecho desde casa con las videoconferencias y el teléfono echando humo.

Teletrabajo 

Gallego explica que su modo de trabajo ha variado notablemente ante el impedimento de moverse. “No podemos viajar, pero esta semana ha sido muy intensa, Estamos hablando con clubs, jugadores, abogados… analizando todo, cómo queda la situación de los jugadores, si pueden volver a sus países, los posibles ERTE, las consecuencias… En el caso de los jugadores, además, que estén informados de todo y cubrir al máximo sus necesidades, además de asesorarlos en su rutina diaria en este contexto.

YouFirst es una de las agencias más potentes del mundo del basket y gestiona las carreras tanto de jugadores europeos como de la NBA. En este sentido, Gallego apunta que  le resulta más sencillo lidiar la crisis del coronavirus en Estados Unidos:  “Es más fácil con los jugadores de la NBA que los de Europa por una cuestión de recursosEn la NBA, las franquicias llevan la comida a casa a los jugadores, igual que las herramientas para el trabajo, como las pesas, bicicletas… todo lo que necesiten. Es lógico porque tienen más medios.

Incluso, ofrecieron a los jugadores trabajar de forma individual en los pabellones, separando zonas, para que practicaran  de forma individual, pero la asociación de jugadores prefirió que no fuera así, que se quedaran en casa por mayor seguridad”.

Caso Obradoiro

En cuanto a las conversaciones con los clubs, Gallego explica que “con los equipos analizamos los diferentes planes de actuación en función de si las Ligas se reanudan, cuándo se harían o si incluso deben cancelarse”. En este sentido, el basket está actuando con diligencia y Gallego pone de ejemplo el Obradoiro, de la ACB. “Obradoiro desde el primer día dijo que los jugadores se podían marchar a casa y seguir allí su trabajo sin tocar el sueldo. Otra cosa es si luego tienen que actuar por si se prolonga el parón, pero siempre dando seguridad a los integrantes del equipo respecto a su salario”.

Renovaciones

Un aspecto que ha llamado la atención estos días  ha sido la iniciativa de varios clubs de ofrecer las renovaciones a sus jugadores. Algo que tiene una explicación lógica, según apunta Gallego.  ”Ambas partes pueden salir beneficiadas. El jugador evita el riesgo de un verano incierto y asegura un contrato y el club también dispone de un jugador para su plantilla”.

La única vertiente del trabajo que está totalmente detenido en las agencias es el scouting de jugadores al no haber competición. De todos modos, Gallego resta trascendencia porque “el trabajo de scouting está hecho, la Liga turca ha sido la última importante en parar y solo quedan algunas menores, donde tampoco hay jugadores de nivel que analizar”. La organización del baloncesto ha sido puesto a prueba por esta crisis y ha demostrado estar preparada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil