El primer examen del Real Madrid de los records

Sergio Vera

Los de Pablo Laso vencen y convencen. Han completado el mejor arranque de la historia del baloncesto ACB, completado la vuelta perfecta (17-0), acumulado 31 partidos consecutivos sin conocer la derrota y llegarán a la Copa solo habiendo sido derrotados por el 'todopoderoso' CSKA Moscú. Nadie más hasta la fecha ha conseguido hacerles sombra.

Una tarjeta de presentación de la que sobran las palabras y que sirve para poner la etiqueta de gran favorito al título al conjunto blanco. Este Real Madrid mantiene el bloque de la pasada temporada con el que se coronó campeón de la Liga Endesa apuntalado con las llegadas de Mejri y Bourousis. El pivot tunecino aporta potencia, intimidación y un jugador de futuro mientras que el griego cumple a la perfección el rol de referencia interior con experiencia que tanto echaron en falta la pasada campaña.

Hasta la fecha se han mostrado como un bloque prácticamente sin fisuras, que sigue apostando por un ritmo de juego elevado, aprovechando sus individualidades y arrollando sin compasión a casi todos sus rivales. Todos corren, todos defienden y todos anotan. Un dato: Hasta cinco jugadores del equipo superan los 10 puntos de media por encuentro. Y no es de extrañar teniendo en sus filas a hombres del talento ofensivo de Sergio Llull, Nikola Mirotic, Rudy Fernández o Jaycee Carroll.

En el recuerdo sigue la eliminación sufrida por parte del Barça en la pasada Copa de Vitoria'2013 en cuartos de final. En esta ocasión no se verían las caras con el FC Barcelona hasta una posible final.

LA ESTRELLA: SERGIO RODRÍGUEZ

Apenas 21 minutos por encuentro le sirven a Sergio Rodríguez para dinamitar partidos. El base del Real Madrid vive el momento más dulce de su carrera. Inspirado y maduro en la dirección, acertado y amenazador en la anotación.

Pablo Laso no suele utilizarlo en su cinco inicial pero hasta la fecha sus apariciones una vez comenzado el partido son demoledoras. Se adueña del ritmo del encuentro, asiste con facilidad y desborda en el uno contra uno cuándo y cómo quiere. Además, su porcentaje desde más allá de 6,75m ha acabado por dar una dimensión total a su juego. Si el Madrid quiere caminar con paso firme en la Copa necesitará de la mejor versión de 'el Chacho'.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil