El regreso del mejor Navarro guía al Barça Regal a la final de Copa

El Barça Regal jugará su cuarta final de Copa consecutiva | sport

Sergio Vera

No hay victoria sin sufrimiento. El Barça Regal jugará su cuarta final de Copa consecutiva tras batir al Caja Laboral por 80-69 en semifinales como ya hizo hace un año en el Palau Sant Jordi. Los azulgranas supieron resistir al empuje baskonista, no le perdieron la cara al partido y contestaron en el momento justo para conseguir su billete a la final. Los de Pascual se han ganado por mérito propio la condición de particular bestia negra de los vitorianos.

FICHA TÉCNICA

COPA DEL REY ACB

CAJA LABORAL

69-80

BARÇA REGAL

CAJA LABORAL

Heurtel (11), Causeur (4), Nocioni (11), Milko Bjeliça (2) y Lampe (15) -cinco inicial-; Cook, Jelinek, San Emeterio (5), Nemanja Bjeliça (10) y Pleiss (11).

BARÇA REGAL

Sada (4), Navarro (20), Mickeal (5), Lorbek (12) y Tomic (9) -quinteto inicial-; Huertas (4), Jasikevicius, Oleson (9), Wallace (3), Jawai (7) y Rabaseda (7).

ÁRBITROS

Arteaga, Pérez Pizarro y Jiménez. Sin eliminados.

INCIDENCIAS

Primer partido de semifinales de la Copa del Rey Vitoria 2013, presenciado en Buesa Arena por 15.085 espectadores.

Un parcial de 0-14 al inicio del último cuarto echó por tierra el buen trabajo del conjunto de Zan Tabak que no tuvo más remedio que rendirse a un eterno Juan Carlos Navarro que lideró el parcial azulgrana y catapultó a los de Pascual hacia la gran final del domingo. La pájara vitoriana fue una losa demasiado pesada y sus opciones de victoria se evaporaron en cinco minutos 'negros' en los que el Barça Regal no permitió anotar a su rival. La precipitación del anfitrión y la pausa azulgrana hicieron el resto. Los tiros libres sentenciaron.

LA 'VENGANZA' DE OLESON

Fue el final de un partido intenso, de alternativas constantes y en el que el Caja Laboral dominó por momentos al Barça Regal. Precisamente fue Oleson quien dio oxígeno a los de Pascual en un inicio titubeante. El exbaskonista anotó sin fallo tres triples y con 9 puntos lideraba a los azulgranas para neutralizar la primera escapada del Caja Laboral. 15 días después de cambiarse de camiseta, el escolta mantenía con vida a su nuevo equipo devolviéndole la iniciativa en el marcador.

El plan parecía comenzar a funcionar. El juego interior azulgrana desgastaba a Lampe que se iba al banquillo y su lugar lo ocupaba el joven 'gigante' alemán Tibor Pleiss quien, durante el segundo cuarto, se convirtió en la pesadilla inesperada de los azulgranas. Los centímetros del 'centrer' del Caja Laboral fueron un martillo pilón para Tomic y Jawai incapaces de frenar su contundencia. Nueve puntos anotó en este segundo cuarto aprovechándose del juego abierto de Nemanja Bjelica que también hacía añicos la telaraña azulgrana. Al descanso 39-35.

El Barça Regal necesitaba los puntos de Mickeal -inédito en los primeros veinte minutos- y de Lorbek - 0/5 en tiros de campo - y fueron ellos dos quienes comandaron el parcial tras la reanudación. El Barça Regal saltó al Buesa Arena más centrado pero la reacción vitoriana fue inmediata con Nocioni como principal exponente. El argentino se impuso en su duelo con Mickeal. Además, Lorbek seguía intentándolo, sin suerte, desde la línea de tres puntos constatando que su mejor estado de forma aún está lejos.

EL REGRESO DEL CAPITÁN

El Barça Regal necesitaba anotar, vislumbrar el camino del aro y la luz se hizo en la muñeca de Juan Carlos Navarro. Ante el Madrid jugó como buenamente pudo: mermado físicamente y viviendo los momentos calientes desde el banquillo. 48 horas después, el capitán regresó con su mejor versión y se movió como pez en el agua donde y cómo mejor lo sabe hacer pese a no estar, ni de lejos, al cien por cien. Pero fue suficiente. 'La Bomba' asumió la responsabilidad con sobriedad anotando siete puntos prácticamente consecutivos que cortaban de cuajo los problemas ofensivos del Barça Regal.

Fue entonces cuando los azulgranas pisaron el acelerador. La estocada final se cocinó a fuego rápido, como un tsunami que llega y no lo ves. El Caja Laboral entró en shock y del 57-55 se pasó al 57-69 con un Navarro enorme y un Rabaseda espectacular que con 5 puntos consecutivos - un triple y un mate - ponía la puntilla al encuentro. La brújula del Caja Laboral perdió el norte y a base de ataques rápidos el rumbo baskonista no llegó a enderezarse. Con el viento a favor, el Barça Regal supo remar en la dirección adecuada. El crónometro, los tiros libres y la paciencia acabaron por entregar en bandeja un triunfo que deja a un paso de la gloria a los azulgranas.

El camino más complicado ya es historia. Disfrutar a solas en una cita con la Copa está a un solo partido. Quién lo iba a decir hace siete días... En Vitoria los azulgranas ya tienen en su mano la oportunidad de igualar al Real Madrid como equipo con más títulos de Copa en la historia. La 23ª está a tiro de piedra.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil