Dolores en el talón del corredor

Dolores en el talón del corredor

4644
0
Compartir

Hola amig@s de La Bolsa del Corredor! De los productores de “si corres y no te duele el pie …¡Vuelve a tu planeta!” nos llega la nueva producción de Hollywood, “¿a que corredor no le ha dolido el talón alguna vez?”. Con este post pretendemos daros una guía rápida en la que consultar que patología podría ser ese molesto y maldito dolor en talón, dependiendo de donde aparezca, y así, cuanto más sepáis, antes se le puede dar solución.

Si alguna vez oís que un médico, podólogo o fisioterapeuta os dice que tenéis una TALALGIA, no os impresionéis mucho, ya que eso solo quiere decir dolor en el talón … y no es diagnóstico como tal. Para saber lo que tenemos hay que ser más preciso y buscar la patología concreta. Hoy os hacemos un esquema breve de los posibles dolores en diferentes partes del talón, la zona posterior y la zona plantar.

Dolores en zona posterior del talón

En la zona posterior del talón, podemos tener diferentes lesiones o patologías, como:

Tendinitis Aquílea.

Es la inflamación (recordad que todo lo acabado en –itis significa inflamación) del tendón de Aquiles.

El tendón de Aquiles forma parte del músculo tríceps sural (gemelos+soleo) y se inserta en la parte posterior del talón, siendo el tendón más potente del tren inferior. Participa activamente en la carrera y soportando fuerzas de hasta 10 veces nuestro peso corporal. La tendinitis aquilea, es la inflamación aguda de la vaina o membrana que recubre el tendón de Aquiles, y cursa con dolor, impotencia funcional y rigidez en la zona, lo que puede suponer un grave problema para el corredor. En su fase crónica aparecen adherencias entre el tendón y las estructuras próximas.

Os dejamos el enlace de esta misma web, si queréis conocer más sobre ella.

Ampollas

¿Quién no las ha sufrido?. Una flictena o ampolla es una acumulación de líquido transparente o sanguinolento y es el resultado un roce o fricción repetitiva, ya sea con el calcetín, plantillas o con las zapatillas. A veces se quedan en una simple rozadura…¡pero ni la ciencia sabe todavía cuál de las dos molesta más para correr!. ¡Aquí hablamos de ellas y de cómo prevenirlas!

Bursitis retrocalcánea.

Os hemos contado alguna vez que las ‘bursas’ son bolsas llenas de líquido en zonas anatómicas donde hay puntos de roce entre músculos, tendones y huesos y que actúan como amortiguadoras y lubricantes. Cuando se corre en exceso o se usan deportivas que rozan en la parte posterior del talón se irritan e inflaman, y se nos pone la piel de esa zona roja y caliente.

Esta patología con dolor en la zona justo por encima de la inserción del tendón de Aquiles, y generalmente está provocada por el roce continuado con la zapatilla deportiva. También influye que determinadas morfologías del pie son proclives a que ese roce se perpetúe.

Síndrome de Haglund

No, no me he atragantado ni he escrito ‘al tun-tun’. Haglund es como llamamos al agrandamiento de la parte trasera del hueso del talón (el calcáneo) que viene dado por varios factores, entre ellos un pie cavo y el acortamiento de la musculatura posterior. ¡También por calzado inadecuado! Causa dolor en la inserción del tendón de Aquiles, enrojecimiento y da lugar a rozaduras y bursitis. Es una patología que han sufrido atletas profesionales, como Carles Castillejo, y por la que han debido pasar incluso por quirófano.

Dolores en el talon
Exóstosis de Hadlung

Dolores en zona plantar del talón

En la zona plantar del talón, podemos tener diferentes lesiones o patologías, como:

Contusión plantar.

Molesta, te hace cojear un poco, pero con hielo y una descarga de la zona durante un par de semanitas te deshaces de ella. Las contusiones plantares ocurren, por ejemplo, cuando pisamos muy fuerte con esa zona, como para evitar una caída, o cuando pisamos una piedra malamente. Se traumatiza la almohadilla grasa plantar del talón (en ocasiones se ve decolorada esa parte).

Fascitis Plantar

¡Lo mejor para el final!. La fascia plantar es una aponeurosis, localizada en la planta del pie (va desde el talón al antepié), y es un tejido fibroso muy resistente que aporta estabilidad al arco plantar. Así, la fascitis plantar es la inflamación de este tejido debido al continuo traumatismo en el origen de ésta.  Esta inflamación produce un dolor, generalmente en la parte interna del talón, que puede irradiarse hacia el borde interno del pie.

Una fascitis muy evolucionada puede derivar en espolón calcáneo, que sería una calcificación de la zona de inserción. Aunque es muy llamativo en la radiografía, generalmente ese pico óseo no es el origen del dolor, sino que seguiría siendo la fascitis la culpable del dolor en el talón.

Espolón calcáneo

Por si alguien acaba de empezar a correr y todavía no tiene la suerte de conocer esta patología, os dejamos los post donde hablamos sobre ella.

Corredor@s, muchas de estos dolores en talón os suenan porque os las hemos contado hasta la saciedad y la habéis sufrido en algún momento, como una maravillosa fascitis o unas preciosas ampollas. Otras es la primera vez que os las comentamos. Para todas ellas siempre os recomendamos que consultéis vuestro profesional preferido, el podólogo.

¡Salud y Kilómetros!

Laura Hernández Herrero. @NatyEsponpeo. Policlínica Del Río-Hortega. Santa Pola (Alicante)

Alfonso Martínez Nova. @Podoalf. Grupo de investigación BiOPiEx

Compartir

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.