Menú

Un autogol de Arribas birla al Depor el primer triunfo del año

Lluvia de goles y reparto de puntos en Riazor
Lluvia de goles y reparto de puntos en Riazor | sport

Depor Málaga se perjudicaron mutuamente en el partido en que buscaban poner definitivamente tierra de por medio respecto a la zona de descenso. El equipo de Víctor Sánchez del Amo rozó la victoria, pero un autogol de Arribas en el minuto 89 le privó dar una alegría a su afición, que sigue sin poder celebrar una victoria de su equipo en 2016.

Josep Bosch

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Deportivo

3-3

Málaga

Deportivo

Lux, Juanfran, Arribas, Navarro, Luisinho, Bergantiños (Fajr, minuto 67), Mosquera, Borges, Fede Cartabia (Jonás, minuto 84), Lucas Pérez (Oriol Riera, minuto 85) y Luis Alberto.

Málaga

Kameni (Ochoa, minuto 37), Rosales, Albentosa, Weligton, Miguel Torres, Camacho, Recio, Atsu, Chory Castro (Ricardo Horta, minuto 46), Charles y Santa Cruz (Fornals, minuto 54).

Goles

0-1, minuto 29. Charles. 1-1, minuto 44. Borges. 1-2, minuto 63. Camacho. 2-2, minuto 69. Fede Cartabia. 3-2, minuto 80. Lucas Pérez. 3-3, minuto 89. Arribas en propia puerta.

Árbitro

Velasco Carballo (madrileño). Tarjeta amarilla a Luis Alberto, Bergantiños y Mosquera, del Deportivo, y a Miguel Torres, Albentosa y Charles, del Málaga. Roja por dos amarillas al malaguista Camacho (minuto 93).

Campo

Riazor. 18.446 espectadores.

Fue un partido muy movido. Desde un fallo 'a lo Cardeñosa' protagonizado por Lucas Pérez hasta el debut en la portería del Málaga de Guillermo Ochoa, sustituto de Kameni, que se lesionó precisamente en la jugada en que Lucas Pérez erró un gol cantado.

Charles puso en ventaja al Málaga sobre la media hora al cabecear un saque de esquina, igualando Borges al filo del descanso.

Ya en el segundo tiempo, de nuevo el equipo de Javi Gracia se adelantó en otro cabezazo tras un servicio desde la esquina. La reacción del Deportivo fue contundente, Fede Cartabia puso el 2-2 con una brillante acción individual y Lucas Pérez enmendó su garrafal error con el tanto del 3-2.

Parecía que once jornadas después el equipo de Víctor saborearía un triunfo, pero un mal despeje de Arribas en el saque de una falta provocó la desesperación del conjunto gallego.