Menú

Luis Suárez: "Temí que el Barça se echara atrás"

Luis Suárez concedió una entrevista a Esport3
Luis Suárez concedió una entrevista a Esport3 | sport

Fueron los días más complicados de su trayectoria deportiva, hasta el punto de que llegó a imaginar que su carrera se había acabado. La FIFA le castigó tan duramente, tras su incidente con Chiellini en el Mundial de Brasil, que Luis Suárez llegó a temer por su futuro como futbolista de elite. “Sentí que había arruinado mi carrera”, confesó el delantero uruguayo en una entrevista concedida al programa ‘Hat Trick Barça’ de TV3, en la que también admitió que cuando supo oficialmente que su fichaje por el Barça era una realidad, no pudo reprimir las lágrimas.

JAVIER GIRALDO

Luis Suárez

“Al principio no quería saber nada de nadie”, explicó, “me encerré con mi familia, aunque luego reflexioné, pedí perdón y me sentí liberado. Por entonces empezaban los contactos con el Barça, y en cuanto Pere [Guardiola, su representante] me llamó para decirme que estaba hecho, me eché a llorar, por la situación que estaba viviendo y por el respaldo que me estaba ofreciendo el Barça. Me sentí feliz por el compromiso que el club demostró conmigo”.

De hecho, Luis Suárez llegó a temer que el Barça se arrepintiese de ficharlo. “Tuve miedo de que se echasen atrás, por toda la repercusión que tuvo el incidente; era consciente de que podía pasar eso”. 

"NO ME SENTÍA PROFESIONAL"

Finalmente, el Barça le fichó, pero no terminaron ahí las incomodidades para el delantero uruguayo, obligado por la sanción de la FIFA a entrenarse de incógnito y en solitario. “Me tocaba trabajar en el gimnasio, evitando las cámaras y los ‘paparazzi’; fueron momentos complicados porque no me sentía profesional, creía que me estaba escondiendo, que estaba haciendo algo que no debía. Pero todo eso me tocó por un error que cometí, lo asumo y acepto las críticas”. 

Digerida aquella etapa, Luis Suárez está a punto de volver a competir. Lo hará el próximo sábado en el Santiago Bernabéu, un partido que preparara “ansioso y con ganas”, pero sin obsesionarse. “Aún no me imagino jugando porque eso te puede jugar malas pasadas”, concedió, “pero sí que me imagino con los compañeros, preparando el partido”. Tampoco se atreve a deslizarle a Luis Enrique su ansiedad. “No es mi forma de ser, pedirle al entrenador que me haga jugar ese partido. No me atrevo a decirle a Luis Enrique que quiero jugar en el Bernabéu”. 

SUEÑO CUMPLIDO

Por eso, si finalmente no tiene minutos en Chamartín, lo asumirá con normalidad. “No me voy a enojar, quiero apoyar a mis compañeros y valorar el hecho de sentirme jugador”. Eso sí, cuando le toque jugar, el charrúa está dipsuesto a actuar en cualquier posición. “Con tal de jugar, me da igual”.  

Más allá del gran reto del Bernabéu, Suárez ha cumplido el sueño de “jugar en el equipo en el que siempre quise jugar”, hasta el punto de confesar que “si tengo la posibilidad de retirarme acá, en el Barça, sería la carrera perfecta”. También contempla la opción de quedarse a vivir en Barcelona, “por el cariño y el afecto de la familia”. 

Con tiempo para repasar su carrera, el uruguayo explicó que en cuanto recibió una propuesta para jugar en Europa, del Groningen holandés, ni siquiera lo dudó (“quería venir a Europa, por eso rechacé poco antes una oferta del fútbol brasileño”), y una vez en el Ajax, empezó su auténtico aprendizaje futbolístico. “El Liverpool me dio un nombre, pero el Ajax fue mi escuela, allí aprendí muchísimo, la técnica y los movimientos que debe hacer un delantero”. 

Ya en Barcelona, a Suárez no deja de sorprenderle la calidad de sus nuevos compañeros. “Visto por la tele, ya llamaba la atención, pero ahora, más todavía. Ves a un compañero rodeado de tres rivales y es capaz de hacer un pase imposible”. El uruguayo también presume de haber tenido un “recibimiento espectacular” por parte del vestuario -“es gente humilde a pesar de todo lo que han ganado”- y de tener un entrenador justo. “Nos trata a todos por igual y nos tiene a todos igual de motivados”, dijo sobre Luis Enrique. 

No creo en el destino pero es raro volver en un clásico (en la sanción con el Liverpool, regreso en un clásico frente al United.