New Balance Fresh Foam Beacon

New Balance Fresh Foam Beacon

409
0
Compartir
New Balance Fresh Foam Beacon review

New Balance Fresh Foam Beacon es una de las últimas novedades de la marca americana en cuanto a calzado de running se refiere. Analizamos todos los detalles y características de esta Beacon, una zapatilla para correr que va a servir tanto a hombres como a mujeres que busquen una generosa y suave amortiguación en la pisada, combinada con una extrema ligereza.

Fresh Foam Beacon utiliza el nuevo compuesto de mediasuela: Fresh Foam Ground Contact que, tras este largo nombre, esconde que es una mediasuela capaz de funcionar también como suela al dotarla de una durabilidad mayor que el Fresh Foam existente hasta ahora. ¿Y qué se logra con eso? De entrada ligereza, puesto que el material de mediasuela es más ligero que el caucho habitual de las suelas al que sustituye.

Pero no adelantamos más, sólo para decir que gracias a recursos como este, New Balance logra una zapatilla de entrenamiento diario o intensivo con un espectacular peso de 213gr en el acabado de hombre y 179gr en el de mujer… ¡Menos que muchas zapas mixtas y de competición existentes!

Pues eso, vamos a ver con más detalle de qué va esta novedad que nos regala New balance.

Análisis New Balance Fresh Foam Beacon 

Mediasuela y suela

La mediasuela y suela en Fresh Foam Beacon es un todo en uno. No es posible explicar una parte sin la otra, ya que el material de la mediasuela fagocita a la goma sólida tradicional de las suelas en una solución muy lograda por parte de New balance.

Por eso hay que decir que en la mediasuela de esta zapatilla destaca Ground Contact, que es el responsable de que New balance consiga este refinado acabado. Y es que el nuevo material Fresh Foam Ground Contact consiste en utilizar un mínimo de goma junto al compuesto inicial, sin perder la sensación de comodidad y confortabilidad. Es decir, consiguiendo un material diferente al Fresh Foam conocido hasta ahora ya que, además, le añade Injected EVA. Así es cómo la marca americana logra un compuesto amortiguado y ligero, en la órbita del Fresh Foam, pero capaz además de resistir a la abrasión producida por la fricción contra el suelo al correr.

El concepto de Ground Contact EVA bebe de una solución tradicional, sobre todo en zapatillas mixtas o de competición (aunque esta no lo sea), para reducir el peso dado que el caucho o goma sólida que se utiliza en las suelas es más pesado.

Este material derivado de EVA dura menos que el caucho que se utiliza normalmente para las suelas, sí, pero mucho más que una mediasuela en EVA prensada estándar que tocara directamente el suelo. Además, para que no quede ningún cabo suelto New Balance añade unas pequeñas piezas de goma sólida (Small Rubber Lugs) en las zonas de máximo desgaste (fácilmente apreciables a simple vista, en color rojo en las fotos). Todo ello me recuerda una zapatilla mixta de Nike, muy ligera y muy popular durante unas temporadas y ya discontinuada hace años: Skylon, donde los de Oregon utilizaban una mediasuela-suela fabricada en Phylite que era una combinación de Phylon (EVA propia de Nike) a la que se le mezclaba caucho para ser más durable al estar en contacto directo con el suelo.

New Balance ha logrado con Ground Contact un material, dos veces más resistente al desgaste que el Fresh Foam normal. Es decir, acercándose mucho a la durabilidad del Blown Rubber, el caucho blando, utilizado habitualmente en otras zapatillas bajo los metas, para mejorar la tracción.

Eso a nivel de material, porque a nivel de diseño, lo que vemos bajo la zapatilla es una sucesión de tacos con formas hexagonales (diseñadas y dispuestas en función de analizar la pisada de corredores en laboratorio). La idea es combinar tracción y respuesta durante la carrera.

Estas formas hexagonales son transversales en la zona anterior, para mejorar la tracción, y longitudinal en la zona del talón, para tener agarre pero sin frenar la marcha en carrera, sobre todo si se talonea al correr. Las piezas de goma sólida, llamadas Small Rubber Lugs (dos en el talón y tres en el antepie resiguiendo el dedo gordo, es decir, las zonas de mayor impacto y desgaste), siguen este mismo patrón de orientación.

Otro beneficio obtenido de la no-predominancia del caucho en la suela es la flexibilidad. Al no estar apenas presente este material, que suele ser duro, la zapa flexa de manera excepcional incluso trasteándola con las manos antes de estrenarla.

Como aspecto no negativo pero sí a tener muy en cuenta es que correr por tierra lo van a poder hacer sin perder rendimiento pero…, lo que van a perder va a ser el material, ya que la tierra es mucho más abrasiva que el asfalto, y esta suela, sin caucho o goma sólida, se desgastaría más rápidamente si su uso fuera exclusivo o muy continuado por ese medio.

La altura de la mediasuela con respecto al suelo es de 26mm en la zona del talón y de 20mm en la del metatarso. Esto da un drop, o caída, de 6mm.

Upper

El upper de New Balance Fresh Foam está construido a partir de una malla de punto circular sin costuras (Circular Knit Mesh) lo que permite apreciar un diseño sencillo en apariencia pero que proporciona un gran ajuste al pie. Una de las cosas más llamativas de esta parte de la zapatilla es precisamente la sencillez de sus líneas.

No tiene ningún refuerzo, ni en forma de piel sintética ni ningún termosellado. Bueno, esto no es del todo cierto ya que si se introduce la mano en la zapatilla hasta tocar la puntera, se aprecia que sí existe un refuerzo interior en la zona donde tocarían los dedos. Esto lo mantiene así New Balance para mejorar la durabilidad de esta difícil parte de la zapatilla (y si no que se lo digan a quienes suelen romper las punteras con los dedos). Por el talón tampoco hay un refuerzo importante ya que la habitual pieza rígida que envuelve al tobillo para estabilizarlo, aquí es un refuerzo tímidamente rígido que es fácilmente movible con los dedos (otra técnica propia de zapatillas mixtas y/o competición aplicada a una zapa de entrenamiento diario).

Si seguimos por el interior de Fresh Foam Beacon, hay que decir que si bien la malla exterior es de una pieza, en el interior existe un forro dividido en dos zonas. La primera es la que abraza al tobillo. Soft Collar Construction es como NB llama a la tecnología utilizada para solucionar esta parte de manera cómoda y confortable mediante un material acolchado y forrado. La segunda es toda la zona medial (la que quedaría justo a la altura de la “N” utilizada como logo de la marca). Este forro es más tupido para colaborar en la sujeción del pie. Y en la zona delantera, nada de nada. Es decir, no hay forro y es la malla exterior la que está en contacto directo con el pie: más ligereza y mejor transpirabilidad.

Esta Beacon utiliza la horma VL-6 característica de New Balance, pero aquí está más redondeada en la puntera que, por ejemplo, Fresh Foam Zante. Esto para quienes busquen espacio en la zona de los dedos es algo positivo a tener en cuenta. La plantilla interior, de 3mm de grosor, es removible por si se quiere cambiar por una propia.

Los cordones son planos y más cortos que largos (apenas 25cm antes de atártelos). La lengüeta está unida al cuerpo de la zapatilla por abajo y por ambos laterales hasta media altura. Finalmente, indicar que las dos grandes “N” que simbolizan a New Balance son reflectantes. El gran tamaño de estos símbolos hace que la zapa sea muy visible si un coche enfoca a quien las vista. Quizás ya era demasiado para NB incluir material reflectante también en el talón, por lo que este reflectante sólo será útil si quien las vista es enfocado lateralmente o en diagonal, pero no por detrás (ni por delante, ya puestos).

Resumen 

New Balance Fresh Foam Beacon es la apuesta de la marca americana para llegar a quienes buscan una zapatilla para entrenamiento diario que sea suave y simple en las formas, que sea ligera pero generosamente amortiguada y que sea cómoda pero manteniendo elementos que la hagan competitiva.

La van a poder utilizar corredores y corredoras de pisada neutra o que utilicen plantillas y que quieran utilizarlas en entrenamientos de todo tipo. En alguna competición incluso, si los ritmos no son muy veloces (ya hay otro tipo de zapas para ello). Aunque cuidado, que sus escasísimos 213gr en el modelo de hombre y 179gr en el de mujer, junto con esos 6mm de drop, hacen que sea muy tentador llevárselas a competir con todas las de la ley, aunque ese no sea su cometido inicial.

New Balance Fresh Foam Beacon llega con un precio oficial de 110€

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad