Mizuno Wave Knit R1

Mizuno Wave Knit R1

Compartir
Mizuno Wave Knit R1 review

Ya hemos revisado las características de Mizuno Wave Knit R1, una zapatilla de entrenamiento diario o intensivo de gama alta y dirigida a corredores y corredoras de pisada neutra o plantillera. Os contamos, pues, los detalles de una zapatilla en la que Mizuno parece que busca no sólo rendimiento, sino también un elaborado diseño exterior.

Esta Wave Knit R1 “engaña” porque en realidad combina la suela y mediasuela de otro gran modelo de Mizuno: Wave Rider 21, con un novedoso upper que sólo hemos podido ver en su análoga Mizuno Wave Knit S1. Decimos que engaña, un poco por hacer broma, ya que “la Rider” es una de las zapatillas más apreciadas en el mundillo runner por lo que si Wave Knit R1 utiliza buena parte de sus materiales y tecnologías, de buen seguro que algo bueno ha de salir de ahí.

Bien, pues como decimos, esta Wave Knit R1 no es sólo una zapatilla más a la que le han cambiado el upper, sino una filosofía diferente, pero sobre un chasis de reconocido rendimiento como es el de la archiconocida Wave Rider.

Antes de desgranar los detalles de la zapa, avanzar que su peso es de 280gr en el acabado de hombre y 235gr en el de mujer. También que el drop que maneja es el típico de Mizuno: 12mm.

Análisis Mizuno Wave Knit R1

Mediasuela

En la mediasuela de Mizuno Wave Knit R1 destaca el sistema de amortiguación CloudWave, montado entre dos materiales diferentes: U4iC y U4iCX. Vamos a explicar cada uno de ellos y cómo trabajan en equipo.

La placa Wave es esa pieza ondulada con aspecto plástico que vemos por la parte posterior de la mediasuela. Está construida en Pebax Renew, un tipo de polímero al que Mizuno le imprime una zona con un diseño cóncavo, para que centre el pie y lo guíe mientras éste se encuentra en la fase de apoyo, y estabilizándolo. Pero también tiene una parte convexa para que trabaje en pos de la amortiguación de una manera cómoda y reactiva.

Esta pieza en Pébax está insertada entre dos materiales amortiguados: U4iC y U4iCX. El primero es el más cercano al pie y ocupa toda la planta de la zapatilla, desde el talón hasta la puntera. U4iC mejora a otros materiales estándares al proporcionar mayor confort y aumentando la durabilidad. Por debajo de todo ello, pero sólo circunscrito a la zona posterior de la zapatilla, encontramos el material U4iCX, que es más fácil de explicar diciendo que es más o menos igual que U4iC, pero con aún mayor amortiguación y comodidad, pero sin perder un ápice de reactividad.

Toda esta estructura está montada con un drop (la diferencia de alturas del talón con respecto a la zona del antepié) de 12mm: La altura de la mediasuela en la zona del talón es de 31mm, mientras que la altura de la zona metatarsiana es de 19mm.

Suela

La suela de Mizuno Wave Knit R1 está construida principalmente con material X10 propio de Mizuno. Este es un caucho de gran durabilidad que los de Osaka sólo incluyen en los modelos de gama técnica. Es el más resistente a la abrasión y es válido para todo tipo de superficie, desde el asfalto hasta la tierra.

El diseño del taqueado es el propio de las zapatillas de ruta: en waffle. Además, la marca japonesa ha dotado a Wave Knit R1 de un tamaño generoso de los tacos para que la superficie en contacto con el suelo sea la mayor posible. A su vez, y para mejorar la adherencia del material X10, todos los tacos tienen grabada un dibujo en rejilla.

La zona del antepie está toda atravesada por hasta ocho surcos (a diferencia de su compañera Mizuno Wave Knit S1 que utiliza tres, aunque grandes), que van a mejorar la flexibilidad de la zapatilla. Entre estos destacan dos, que penetran en la propia mediasuela y que indican por dónde va a flexar más esta R1.

En el talón, observamos el diseño en herradura que va bien para cualquier tipo de forma de entrar en contacto con el suelo. Está dividido de manera modular por el borde exterior del talón para reducir los efectos del primer contacto al impactar contra el firme y así favorecer la transición de la pisada que viene a continuación.

Una de las ventajas del diseño de herradura, combinado con el vaciado de la mediasuela en este punto (y que permite ver la placa wave si giramos la zapatilla y la miramos desde abajo), es que permite que la mediasuela se expanda al comprimirse por efecto de la caída del corredor o corredora con todo su peso al pisar. Esa expansión va a permitir que la pisada sea más suave y colaborar un poco en el rebote posterior del material al descomprimirse.

Upper

El upper de Mizuno Wave Knit R1 es la madre del cordero en este modelo. Incorpora un novedoso corte superior que consiste en un tejido de punto que abraza al pie de manera suave pero contundente.

La gracia de este tejido es que combina a la perfección varias características importantes como son la ligereza, transpirabilidad, elasticidad y sujeción. Para ello Mizuno juega con el tejido de punto, pero también con el diseño para escoger en qué partes da más ventilación y qué partes sujeta con más energía.

No existen refuerzos externos: la propia malla es más abierta y flexible o más tupida y fuerte dependiendo de la zona. Así pues, donde se alojan los dedos es donde encontramos las mayores aberturas de la malla de Wave Knit R1. Este lugar ha de estar bien aireado, como saben la mayoría de corredores y corredoras. En cambio, si viajamos al medio pie, lo que vemos es una muy tupida y fuerte malla, con más hilo a modo de refuerzo.

En la zona del talón, bajo una aparente simple malla se esconde en realidad una pieza rígida: un contrafuerte que va a encargarse de estabilizar al tobillo en ese mal momento al correr que es el impacto contra el suelo. Sin salir del talón, una tira de tela incluye el nombre de la zapatilla, pero con letras de un material reflectante, para mejorar, por la noche, la visibilidad desde detrás de quien las viste.

Si vamos al interior de la zapatilla, aún quedan varias cosas por explicar. Por ejemplo, que la lengüeta es acochada y que dispone de un pasador para los cordones y que ésta no se desplace lateralmente al correr. La cazoleta (donde se ubica el tobillo) es muy acolchada, con lo que sujetará fuerte al tobillo, pero de manera confortable. Y hablando de confort: no sólo Mizuno inserta una plantilla esponjosa de 5mm de grosor, es que por debajo de ella, en lo que se viene a denominar “Footbed”, extiende una fina capa de material U4iCX, para que la sensación de confort sea aún mayor.

Test/Sensaciones 

Cuando te pones en los pies esta Mizuno Wave Knit R1 la sensación de entrada es muy buena. No es un comentario al uso ya que Mizuno suele perder contra otras marcas en esa primera sensación, especialmente con las marcas americanas, que cuidan mucho este aspecto, mucho más importante de lo que parece.

La zapatilla se coge al pie de manera espectacular abrazándolo en toda su forma. El único lugar donde deja margen, un cierto juego diría, es en el espacio de los dedos. Y precisamente eso es bueno. Con tanta tendencia a uppers ceñidos, esta Wave Knit R1 se ajusta por todos lados pero dejando ese margen necesario para que los dedos se expandan, ventilen y trabajen de manera correcta.

Sobre la marcha, todos los elementos de confort que hemos desgranado en el análisis hacen su aparición para una amortiguación cómoda y suave. Es fácil sumar kilómetros con estas zapas… bueno lo de fácil va con el uso, porque correr, hay que correr igualmente.

Muy buen comportamiento a ritmos medios y altos. Muestra las virtudes de Mizuno Wave Rider en ese sentido, especialmente la flexibilidad del antepie durante la pisada.

Esta Wave Knit R1 se desenvuelve perfectamente tanto en entorno urbano como por tierra, ya sea del parque o saliendo por algún camino, tipo sendero, sin ninguna complicación (para hacer el cabra ya hay modelos como Mizuno Wave Daichi, por ejemplo). Eso sí, el gran surco bajo el talón (muy) de tanto en tanto aloja alguna piedra. La verdad es que ha mejorado desde que Mizuno fabrica ese hueco dándole una forma como una “V” invertida, precisamente para evitar ese problema.

Mizuno Wave Knit R1 review completa

Conclusión Mizuno Wave Knit R1

Mizuno Wave Knit R1 es una zapatilla de entrenamiento diario amortiguado especialmente diseñada para pisada neutra o plantillera. Va a poder utilizarse en entrenamientos basados en rodajes (tiradas de todo tipo, progresiones, cambios de ritmo, etc…) sin problemas gracias también a su escaso peso de 280gr en hombre y 235gr en mujer.

Wave Knit R1 estaría recomendada entonces para corredores y corredoras de peso medio (mejor por debajo de 80kg e el caso de ellos y de 60Kg en el de ellas) para utilizarla de manera polivalente pero preferentemente en entrenamientos basados en acumular kilómetros. Es válida si en esos entrenamientos hay momentos en que se pretenda utilizar de manera ágil, incluso series, si no se quiere combinar con otro calzado.

También podría utilizarse en competición si ésta no requiere de ritmos realmente elevados, donde habría que plantearse utilizar una zapatilla del tipo mixta, como mejor opción.

Valoración

Puntuación
Relación calidad/precio
8.5
Diseño, materiales y durabilidad
9
Amortiguación
8.5
Grip
8
Estabilidad
8.5
Ligereza
8.5
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad