Mizuno Waveknit S1

Mizuno Waveknit S1

377
0
Compartir
Mizuno Waveknit S1 review

Ya tenemos disponible el análisis y las características de Mizuno Waveknit S1, una zapatilla de entrenamiento diario de gama alta y con un upper novedoso en la marca japonesa. Y es que la gran novedad de este modelo se encuentra en la utilización de un corte superior realizado con un tejido de punto diferente a los modelos clásicos de la marca nipona.

La mediasuela y suela ya es otra cosa porque Mizuno utiliza prácticamente el mismo chasis que Mizuno Wave Sky que ya analizamos en su día. Por lo que ya podemos decir que es una zapatilla enfocada a corredores y corredoras de pisada neutra o plantillera que busquen una zapatilla muy bien amortiguada y con un upper que mejora en cuanto a transpirabilidad, sujeción y libertad de movimientos.

En una primera observación ya se intuye que comodidad y flexibilidad son dos características a las que Mizuno ha otorgado importancia en este modelo. Como datos principales que trae consigo esta Waveknit S1 está su peso, de 320gr en el acabado de hombre y de 280gr en el de mujer. El drop se queda en los 10mm.

Vamos a ver el resto de detalles.

Análisis Mizuno Waveknit S1

Mizuno Waveknit S1 review

Mediasuela

La mediasuela de Mizuno Waveknit S1 tiene diferentes elementos, todos ellos lo mejor de que disponen los de Osaka en la actualidad para una zapa de entrenamiento diario o intensivo: Material U4iC, combinado con su evolución U4iCX y todo ello abrazando una placa Wave construida en Pebax Renew. Como decía en la introducción, Mizuno utiliza el chasis de Mizuno Wave Sky por lo que a quienes aquella zapatilla les haya funcionado bien, ya saben que ésta no los va a defraudar.

El material U4iC (en negro en las fotos), desarrollado y patentado por Mizuno, está situado justo bajo toda la planta del pie y a todo lo largo de la zapatilla. Este es un material un 36% más ligero que un EVA estándar, encargado principalmente de la amortiguación, y que ésta sea lo más cómoda posible. En esta S1, por debajo se distribuye el material U4iCX (en blanco, en las fotos), aparecido hace tan sólo 3 años, y que si bien Mizuno lo presenta como un material reactivo, la verdad es que también se encarga de mejorar el confort, aparte, obviamente de la propia amortiguación.

Y entre medias de ambos se encuentra Cloudwave, el sistema de amortiguación característico de Mizuno. Cloudwave consiste en una placa de Pebax Renew, un tipo de polímero, situada balo el talón y la zona medial del pie y que va a ser la responsable última de la amortiguación y la estabilidad de esta zapatilla. Es fácilmente reconocible porque se trata de una pieza con aspecto plástico y con forma ondulada, bajo el talón.

En esta Waveknit S1, Cloudwave consiste en una plataforma doble que tiene forma de “L” invertida y que trabaja en pos de la amortiguación, controlando también que no haya un exceso de la pronación, desde el punto de vista que es una zapatilla para pisada neutra. La forma cóncava va a centrar al pie y guiarlo durante el apoyo, mientras que la forma convexa se va a centrar en amortiguar dispersando la presión del impacto producido al correr.

A pesar de ser una pieza rígida, su diseño, ondulado, en realidad facilita la flexibilidad. Aquí entra en acción Smooth Ride, que es la tecnología que Mizuno utiliza en la zona medial de esta Waveknit S1 para facilitar la transición de la pisada.

La altura de la mediasuela es de 32mm del talón con respecto al suelo y de 22mm de la zona metatarsiana, también respecto al suelo. La diferencia de ambas alturas arroja un drop de 10mm, muy en la línea de otras zapatillas con las que va a tener que batirse el cobre como son Nike Air Zoom Vomero, Brooks Glycerin o ASICS Gel Nimbus, por ejemplo.

El borde exterior del talón está segmentado. Esto tiene que ver con el primer impacto contra el suelo… Pero mejor vamos a voltear la zapatilla para observarla desde la suela para que se entienda mejor.

Suela

La suela de Mizuno Waveknit S1 tiene dos grandes zonas definidas y donde se puede apreciar que el trabajo es diferente en cada una de ellas.

En la parte posterior, destaca una forma de herradura y un diseño modular del que daba una pista hace un momento ya que en este punto, suela y mediasuela trabajan como si fuesen uno. El borde exterior del talón se ve claramente separado en tres bloques. A su vez, esta separación sube separando también el material de la mediasuela. La explicación de esta radicalidad en el corte es el momento de impactar contra el suelo.

Y es que esta zapatilla va orientada a un perfil de corredores y corredoras donde se prevé que la mayoría talonee al correr. Por tanto, ese diseño en bloques está orientado a que, cuando se entre en contacto con el suelo, la zapatilla se deforme por bloques y el impacto sea así más suave y progresivo. Si fuera una sola pieza, contacto y caída serían uno. En cambio de esta manera quien gana es nuevamente el corredor. La forma de herradura sirve para, aparte de un ahorro de material y, por tanto, de peso, también para que la zapatilla amortigüe mejor ya que en el momento de máximo impacto el material se cede abriéndose haciendo que la pisada sea algo más amortiguada, si cabe.

El material en esta parte posterior es X10, que es el caucho sólido más resistente y duradero de Mizuno. Sólo se encuentra en los modelos de gama alta y se sitúa en las zonas de máximo desgaste para mejorar la durabilidad de la zapatilla.

La otra gran zona de la mediasuela de esta Waveknit S1 es la anterior. Aquí se ven unos grandes tacos con gran superficie en contacto con el suelo. Esta parte es la responsable de la tracción de la zapatilla por lo que ya sólo con el diseño queda claro que su mejor superficie va a ser la dura como el asfalto, aceras o cemento.

Toda esta zona bajo el metatarso está cruzada transversalmente por tres franjas que van a favorecer la flexibilidad de esta WaveKnit S1. El material aquí es un caucho soplado, resistente, aunque algo menos que el del talón. Pero porque aquí es algo más blando para mejorar la tracción de la zapatilla.

Upper

Y llegamos al upper de esta Mizuno Waveknit S1. La clave aquí está en la malla, que es un tejido de punto que busca ser más ligero abrazando aún mejor al pie. Waveknit es lo más destacado por lo novedoso por el cambio que supone a los uppers tradicionales de Mizuno.

A simple vista ya es posible ver diversas cositas. Pero a diferencia de otras zapas que sin los refuerzos de piel sintética o TPU clásicos transmiten poca sujeción, en esta S1 la sujeción es quizás lo más destacado.

Para empezar, el diseño muestra dos colores de hilo. Esto no es casual. El hilo en punto negro se diría que es el responsable de la transpirabilidad, ligereza y suavidad conjunto. En cambio, el hilo gris va a ser el responsable de reforzar la sujeción de esta Waveknit S1. ¿Cómo? Colocándose en las zonas de mayor demanda de fuerza, como son ambos laterales de la zapatilla.

En la zona delantera son fácilmente visibles los agujeros por donde mejor va a transpirar la zapatilla: los dedos. Aquí se observa más tupida la parte del dedo gordo. Por el interior de la puntera, Mizuno recurre a una tira termosellada para reforzarla. Y como he dicho, en ambos laterales de Waveknit S1, un hilo gris va a reforzar la sujeción del pie. Si se estira la malla atrás y adelante a la vez, es posible apreciar cómo da algo de juego. En cambio, si se estira la malla arriba y abajo, no va a ceder ni un milímetro: un punto a favor de los diseñadores de este upper.

Los cordones son planos y de poca longitud. Por debajo de ellos, la plantilla está unida a la zapatilla sólo por la base, pero a cambio incorpora la útil tira para que los cordones no permitan que se escurra por los lados. Más adentro aún, una sorpresa: la plantilla es una pieza contundente que llega a superar los 6mm de grosor y con un material acolchado bastante denso que hace que el peso de la plantilla sola (para este par analizado, un 11.5 USA) sea de unos contundentes 62gr. Lo importante no es el peso, sino que, al estar en contacto directo con el pie, colabora con la amortiguación haciéndola más confortable.

La cazoleta que abraza al tobillo es acolchada y rodeada de un contrafuerte no visible para estabilizarlo en el momento de impactar contra el suelo. Por detrás, como único elemento reflectante encontramos las letras que, en disposición vertical, dan nombre al modelo.

Resumen

Mizuno Waveknit es una zapatilla de entrenamiento diario dirigida a corredores y corredoras con pisada neutra o plantillera. Es una gran opción para quienes busquen una zapatilla para ritmos modestos pero que a cambio sea amortiguada y de gran confort. El nuevo upper configura una mejora en cuanto a transpirabilidad y comodidad en la gestión de todas las fases de la pisada.

El diseño de la mediasuela de esta Waveknit S1 dice que quienes les van a sacar el mejor rendimiento van a ser runners de peso medio a alto, especialmente los de alto (80-85kg en hombres y 65-70kg en mujeres y hacia arriba). Esto gracias al sistema Cloudwave embutido entre los dos materiales de la mediasuela. Para sintetizar un poco estos conceptos, se puede decir que ambos materiales son amortiguados, pero U4iC es algo más firme y U4iCX más suave y reactivo. La combinación de ambos materiales hace a esta Waveknit S1 una gran opción de cara a entrenamientos basados en rodajes.

La pieza Cloudwave va a trabajar en que la pisada sea, además, estable, y en una zapa con un peso normal en su segmento de apenas 320gr en el acabado de hombre (en el 11.5USA de hombre analizado ha llegado hasta los 376,6gr en la báscula) y de 280gr en el de mujer, El drop se queda en 10mm.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad