8 consejos para afrontar tu segundo maratón

8 consejos para afrontar tu segundo maratón

660
0
Compartir

Eres maratoniano, has cruzado la línea que marcará un antes y un después en tu -esperamos que larga- vida de corredor o corredora. ¡Felicidades! entras por la puerta grande a engrosar el olimpo sagrado de la distancia de Filípides. Has conseguido culminar unos duros meses de entrenamiento y ahora es el turno de saborear la victoria. Has vencido al asfalto y disfrutarás de tu recompensa durante muchas noches justo antes de conciliar el sueño.

Hasta aquí vamos muy bien, todo es muy bonito y tu vida como runner ha cogido un tono rosa precioso, pero sentimos ser un poco aguafiestas al contarte que esta sensación de subidón (runner’s high) va a terminar por desaparecer y pronto vas a tener que tomar una difícil decisión…

La pregunta del millón después de correr tu primer maratón

Después de correr tu primer maratón irremediablemente vas a mutar. Una vez hayan desaparecido los dolores musculares y tu físico se haya recuperado mínimamente, vas a empezar a transformarte en un corredor diferente, y cien por cien seguro vas a acabar haciéndote la pregunta del millón:

¿Dónde y cuando corro el siguiente maratón?

Desde LBDC te aconsejamos que la tomes una vez te hayas recuperado completamente, que dejes pasar muchas semanas. Decisiones emocionales prematuras pueden acabar pasando factura de muchas formas posible: en forma de lesión, de bajón moral al no cumplir expectativas, etc…

¿Doctor, dónde está mi cabeza después de correr mi primer maratón?

Una vez te hayas colgado la medalla de finisher en el cuello, seguramente te identifiques en uno de estos tres grupos:

  1. Esto de la maratón es una pasada, pero no voy a correr más
  2. Esto de la maratón es una mierda, ¿dónde y cuando corro la siguiente?
  3. Esto de la maratón te destroza, voy a esperar un tiempo hasta repetir (para acabar apuntándote en la siguiente nada más recuperarte de los dolores)

Si acabas en el segundo o tercer grupo, te aconsejamos encarecidamente que sigas leyendo.

Consejos para tu segunda maratón

Dependiendo de tus respuestas a las siguientes preguntas y a la reflexión que estas conlleven, encontrarás la salida a tu incertidumbre ante un eventual segundo maratón.

Revisa (junto a tu entrenador/a, si dispones) la experiencia vivida durante los meses de entrenamiento de tu primer maratón:

1. ¿Qué funcionó durante el entrenamiento?

Si funcionó, ¿por qué cambiarlo? puedes ajustar, pero intentar mantener la base de lo que ha funcionado de cara a tu segundo maratón.

2. ¿Qué podría mejorar?

Analiza tu experiencia durante la fase preparatoria, ¿estabas excesivamente cansado durante demasiadas semanas? corrige el kilometraje, la carga de entrenamiento, las horas de sueño y descanso…

3. ¿Saliste demasiado rápido? ¿corriste en negativo?

Analiza el ritmo de competición y ajusta para rascar segundos al crono (si tu objetivo es mejorar marca)

4. ¿Funcionó el planning de hidratación durante la carrera?

Puede ser uno de los grandes olvidados cuando te crees ya un experto en maratones. No desprecies su importancia y aprovéchate de la experiencia adquirida en tu primer maratón para corregir o mejorar los posibles errores que cometiste.

Por otra parte, seguramente podrás mejorar tu estrategia nutricional a seguir durante las semanas de entrenamiento, factor que podría tener un gran impacto en tu rendimiento final.

5. ¿Qué planning de entrenamiento utilizaste?

Un planning de entrenamiento de running estándar o básico para tu primer maratón te puede haber servido, pero para tu segundo maratón puedes plantearte seguir uno más específico y más acorde a tus nuevos objetivos o a tu disponibilidad de tiempo. Si encima puedes realizar los entrenamientos duros en compañía, vas a notar un cambio a-lu-ci-nan-te.

Si te planteas este tema, desde LBDC te recomendamos nuestro club de running BCTEAM donde podrás encontrar tu planning de entrenamiento de running online totalmente personalizado o nuestros grupos de entrenamiento presenciales con los que compartir km’s, esfuerzo y sobre todo muchas risas 🙂

6. Ahora que sabes que puedes acabar un maratón, ¿qué objetivo buscar?

Si te planteaste tu primer maratón como un reto de supervivencia o simplemente como un “corre y disfruta”, ahora las cosas se pueden poner un poco más serias…  ¿te plantearás un objetivo más ambicioso? ¿buscarás un ritmo/marca específica? ¿correrás el maratón buscando no sufrir el temido muro?.

El objetivo de tu segunda maratón será la clave en tu motivación durante la larga fase de entrenamiento. Aunque no lo admitas (sobretodo en público) no podrás evitar tener tres objetivos en mente, uno que se base en el “As good as it gets”  otro basado en el peor de los casos y un último cocinado a fuego lento durante el día a día en tus entrenamientos, el realista:

Ser consciente de estos tres objetivos te ayudará a combatir los saboteadores mentales durante tu segundo maratón, adaptándote a las circunstancias de la carrera en el día D y la hora H.

7. La segunda maratón es la más difícil

No te fies al cien por cien del resultado de tu primer maratón (ya sea para bien o para mal). Un error demasiado común es que si salió bien puede llevarte a un exceso que confianza que puede hacer que le pierdas el respeto a la distancia, y ese puede ser uno de los mayores errores que puedas cometer como corredor o corredora.

8. El maratón es más listo que tu, no lo olvides nunca.

Aunque creas que lo tienes todo controlado en tu segundo maratón este puede buscarte las cosquillas, y será capaz de provocarte no precisamente la risa.

Como dice el mister José Castillael asfalto pone a cada uno en su lugar“.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad