Inicio Brooks Brooks Ricochet 3

Brooks Ricochet 3

Tenemos el análisis y características de Brooks Ricochet 3, un modelo que sorprendió con su irrupción hace un par de temporadas entre las zapatillas que buscan ir un poco más allá en la mejora de los ritmos.

Brooks Ricochet 3 se caracteriza por pertenecer al silo Energize de la marca americana. Si Brooks agrupa sus modelos en tres tipos: Cushion (donde van los más amortiguados y cómodos, territorio abonado para las zapatillas de entrenamiento diario), Speed (esta es la parcela natural de sus zapatillas de competición o voladoras), queda el tercero, que es donde se engloba la nueva Ricochet 3: Energize (este es el terreno de las zapatillas mixtas, que están entre las más cómodas y amortiguadas, y las de competición). Por tanto, son zapatillas que tienen características que bien valen para entrenar, como para, en un momento dado, llevarlas a alguna prueba.

Ricochet 3 tiene como compañeras dentro del silo Energize a Levitate 4 y a Revel 4 que, como ella, están enfocadas a corredores y corredoras de pisada neutra. En todo caso, si a alguien le interesan zapatillas de este perfil, hay un modelo más, Bedlam 4, que sirve para quienes tienen un exceso de pronación en la pisada.

Pero esto va de Brooks Ricochet 3, una zapa reactiva, pero con suficiente amortiguación como para machacarla en diferentes sesiones o distancias. Para ello tira de tecnologías como DNA AMP en la mediasuela o 3D Fit Print en el upper.

Que es una zapatilla ágil lo certifica su peso, ya que todo y la amortiguación y las protecciones no llega (ni se acerca), a los 300gr: 266gr en el acabado masculino y 238gr en el femenino. Vamos más al trapo de cómo está fabricada.

Análisis Brooks Ricochet 3

Mediasuela

La mediasuela de Brooks Ricochet 3 es uno de los puntos más importantes de esta zapa. Como siempre indico, lo es en todas las zapatillas, pero la ponderación varía, y aquí, esto es más importante. Una zapatilla como Ricochet 3 tiene que valer a diferentes personas, con diferentes objetivos… y a todos rendirles igual de bien.

Para ello utiliza una mediasuela que bien vale para rodar, como para rodar también alegre, como para tirar fuerte en días de series. Por eso Brooks le ha fabricado la mediasuela con DNA AMP. DNA es una cosa y AMP es la variante específica de DNA para este modelo. Bueno… en realidad DNA AMP lo fabrica BASF, en colaboración con Brooks, y en un inicio se incluyó en el modelo Brooks Levitate.

DNA es un polímero que tiene unas características muy buenas para el objetivo de Ricochet: es capaz de ser más blando y más suave en la amortiguación, cuanto más tranquilo se corre; y en cambio, si el ritmo se acelera (y con él la velocidad en el momento de impactar contra el suelo en cada zancada), el material responde volviéndose más firme y facilitando su capacidad de respuesta.

La variante AMP (existen otras como LOFT, o FLASH, e incluso BioMogo DNA, que vemos en un momento porque también está presente en Ricochet 3), está pensada para añadirle a ese material amortiguado, un extra de reactividad.

Y al final de todo, DNA AMP (la parte con aspecto metalizado de la mediasuela) es un poliuretano con todas esas propiedades descritas pero que, además, está encapsulado en una especie de “piel” que es un poliuretano termoplástico que lo contiene logrando que el material no se deforme en exceso cuando lo apretamos al máximo cada vez que caemos con todo nuestro peso encima. Ese TPU es al que le han dado el aspecto metalizado, visible incluso, si se gira la zapatilla y se observa a través de los huecos de la suela. Da una idea de cómo se reparte ese TPU que envuelve al poliuretano en su interior.

El otro material que encontramos en la mediasuela de Ricochet 3 es BioMoGo DNA. De hecho, es el que más presencia tiene a lo largo de toda la mediasuela.  Es fácil de localizar ya que es el material blanco en las fotos. Tiene un tacto más suave y ayuda a que el impacto contra el suelo en cada zancada sea menos molesto y lesivo. Es la cara amable de esta parte de la zapatilla, dejando al impetuoso DNA AMP el trabajo “nervioso”.

El drop, es decir, la diferencia de altura entre el talón (18mm) y el antepie (10mm), es de 8mm, una medida que le va como anillo al dedo a una zapa de estas características.

Suela

La suela de Brooks Ricochet 3 se basa en el diseño en flecha que tanto le gusta al fabricante americano. La verdad es que les funciona, y no sólo por que traccione bien, sino porque esas tiras en forma de flecha generan multitud de puntos de flexión que ayudan a que la pisada sea mucho más fluida que si no existieran. Fluidez y rapidez, dos valores muy aprovechables por Brooks ricochet.

Antes he explicado que la capa de poliuretano se ve desde la suela. Me imagino que cualquiera que no lo sepa pueda caer en el error de pensar que se trate de una placa, como las de fibra de carbono y que ahora están en boca de tod@s. No es ninguna placa. De hecho, si flexais la zapatilla, veréis que lo haréis sin problemas, y si introducís algún elemento punzante que quepa, veréis que el material cede sin problemas (una placa rígida nunca lo haría).

Si nos desplazamos a la zona del talón vemos un diseño en herradura que ayudará a entrar a todo tipo de pisada taloneadora. El hecho de que lleve un corte es debido a que Brooks segmenta en parte la cara externa del talón, que es por donde la inmensa mayoría de corredores y corredoras impactan de primeras contra el suelo. De esta manera el inicio de la transición no es brusco.

El caucho con el que está fabricada la suela es un tipo de goma sólida que no es ni muy dura, ni muy blanda, lo que precisamente permite esa versatilidad y agilidad de Ricochet 3. El material ocupa buena parte de la suela, proporcionando bastante superficie de apoyo, lo que ayudará a sentirse bastante estable.

Y lo que sí dice el taqueado (tiene 3mm de profundidad) es que está muy optimizado para superficies duras como el asfalto, aceras o cemento. Claro que va a ir bien por parques o pistas de tierra de los alrededores, pero no está pensada para ir más allá. Vamos, que el que necesite una suela bien dentada y resistente para hacer la cabra, quizás es que debería estar mirando otro estilo de zapatillas.

Upper

El upper de Brooks Ricochet 3 ha sido renovado por los de Seattle buscando rascar más en cuanto a ajuste y transpirabilidad. El aspecto es serio, con materiales y líneas hiper modernas, pero que recuerdan a esa sobriedad que antaño caracterizaba a Brooks.

Utiliza el sistema Fit Knit buscando que el pie quede bien ajustado. Ha de ser así, porque si una cosa llama la atención es la ausencia de refuerzos visibles y tangibles… de ahí el mérito de este logrado upper que utiliza una doble malla: la exterior, que es fuerte y transpirable; y la interior, que, a modo de forro acochado, tiene un tacto suave que hace subir la sensación de comodidad.

La trama del tejido es muy tupida en ambos laterales. Esto es así, para que la malla resista los movimientos del pie, en todas las fases de la pisada, sin más ayuda que el logo de Brooks (cierto, no hace sólo funciones decorativas, también trabaja). En cambio, por delante, en la zona de los dedos, la trama es tan abierta que no hacen falta agujeros como tal. Esta es la parte más ventilada de la zapatilla.

Del mediopie hacia atrás la cosa cambia: una tira que nace desde casi el centro de la ojetera va a ser el punto a partir de donde se refuerza con contundencia toda la parte del tobillo. Primero con esa tira y después con unas hileras reforzadas de punto. El pie aquí va a estar bien sujeto y protegido.

Esta parte conecta con el contrafuerte del talón, el máximo responsable de estabilizarlo en el momento de impactar contra el suelo al correr, cada una de las zancadas que nos lleven a donde sea. Es la parte más rígida de la zapatilla. Ha de serlo para ayudar al tobillo a soportar la fuerza de cada impacto y sólo las zapatillas de competición (¡ojo! Y sólo algunas) han de sacrificar este componente intentando ser lo más ligeras posible. Por cierto, que en lo más alto encontramos una tira para ayudar a calzarse esta nueva Ricochet fácil y rápidamente.

Los cordones son planos y están pasados por una sorprendente ojetera de seis agujeros usados y dejando un séptimo libre para quien quiera cerrar más en la parte del tobillo. Digo sorprendente porque es muy contundente e incluso lleva refuerzos termosellados para que resista muy alta tensión de quienes aprieten con saña. Podrían haberla hecho más minimalista, pero con esto no se han andado con bromas.

La estructura de Ricochet 3 es de tipo botín y la lengüeta, como tal, no existe. Está completamente integrada en el upper. Sorprende ver que Brooks pasa los cordones por una tira, ya que no hace falta sujetarla (las lengüetas tradicionales sí que pueden desplazarse y meterse por los lados, siendo esto último muy incómodo). Formando parte del cuerpo de la zapa, sólo se explica si Brooks lo que pretende es reforzar el mensaje de que la lengüeta no se va a desplazar.

Como suele pasar con muchas cazoletas en estructuras de botín, tiene la parte más alta hecha de tejido elástico, para que el pie entre y salga mejor. Añaden esta facilidad porque un formato botín nunca se va a abrir tanto como una zapatilla con cazoleta tradicional. Por tanto, es un recurso muy adecuado.

Ya en el interior, hay que destacar los rellenos coincidentes con los maléolos. Bueno, mejor dicho, están diseñados para encajar justo en el hueco bajo los maléolos y es un recurso tan bueno como escaso. Hace que el pie quede bien encajado en la zapa y da mejor sensación de ajuste, de que te encaje perfecta.

Resumen y Precio Brooks Ricochet 3

Brooks Ricochet 3 es una zapatilla mixta enfocada a quienes buscan amortiguación para un uso frecuente, pero también reactividad, ya que no sólo la usará entrenando, sino también en carreras, si se da el caso.

Es más ágil que Levitate, aunque la tremenda bajada de peso de aquella la ha puesto más cerca en ese sentido. En cualquier caso, esos 266gr en el acabado masculino y 238gr en el femenino, hacen que, sin duda, esta sea una muy buena opción si se utiliza como zapatilla mixta, su entorno natural. Se puede decir que es una zapatilla mixta muy bien amortiguada.

Precisamente esa gran amortiguación, gracias a DNA AMP es la que permite que esta sea una zapa para múltiples distancias, y que la puedan utilizar tanto corredores y corredoras (de pisada neutra o plantillera) que sean tanto principiantes, como quienes la estrujen de manera frecuente. Su drop de 8mm es más que indicado.

Los ritmos a los que llevarla (teniendo zapatillas para rodajes tranquilos, como puede ser Glycerin, dentro de la propia Brooks), se podría decir que mejor si son ambiciosos, bien porque se utiliza en progresiones, o farleks, o entrenamientos fraccionados (como las series), o bien por que en carrera siempre se busca ir más allá.  Verla en pies que la estrujan y que, quien pueda claro, la lleve a ritmos que se acerque a 4’ el mil, e incluso algo menos de eso, no debería sorprender.

Y luego está que, combinarla con unas zapatillas de entrenamiento diario, como esas Glycerin que comento y dejar los días intensos para esta Ricochet 3 sería una combinación ganadora, sin duda.

El precio oficial de Brooks Ricochet es de 140€.

 

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad