Brooks Levitate 2

Brooks Levitate 2

1823
0
Compartir
Brooks Levitate 2 review completa

Ya tenemos el análisis de las características de Brooks Levitate 2. Este es un modelo del que podemos decir, ya de entrada, que va a ir muy bien para hombres y mujeres que busquen una zapatilla de entrenamiento diario, para pisada neutra o plantillera, versátil, y que además no les sobre que sea ágil y reactiva.

Levitate 2 está englobada en el silo “Energize” de la marca americana. Y es que los de Seattle la hacen receptora de DNA AMP, el compuesto para la mediasuela más reactivo que han creado hasta ahora y que incluyen también otras zapas de la marca como Brooks Ricochet o Brooks Bedlam.

Se podría decir que es rival de modelos como Nike Air Zoom Pegasus, New Balance 880 o ASICS Gel Cumulus, por poner varios ejemplos…, pero Brooks va más allá, precisamente por dotarle de ese perfil más ágil escondido bajo un diseño muy suave en las líneas. Levitate 2 mantiene el drop de 8mm de su antecesora, mientras que el peso en el acabado de hombre se queda en 318gr y el de mujer en 281gr. Vamos a desgranarla.

Análisis Brooks Levitate 2

Mediasuela

La mediasuela de Brooks Levitate 2 esconde el gran elemento diferenciador de esta zapatilla: DNA AMP. En realidad, el material es DNA y AMP es la variedad concreta. Vamos a explicarlo.

DNA es un compuesto fabricado por el gigante químico BASF, que ya colabora con otras marcas como adidas y su conocido Boost de la mediasuela. DNA se encarga principalmente de proporcionar amortiguación. Ahora bien, lo que lo hace diferente de todo lo que hay en el mercado es que está basado en propiedades no newtonianas. Es decir, DNA es un polímero capaz de responder de manera diferente según sea la marcha del corredor o corredora.

Siendo un material amortiguado, a ritmo lento esta característica es más o menos la esperada en un material de mediasuela de gama alta. Pero a medida que el ritmo aumenta y que, por lo tanto, el impacto producido contra el suelo aumenta su fuerza, el material sin dejar de amortiguar, se va manteniendo más firme con lo que favorece ese ritmo alto que se imprime. Se puede decir que responde de manera dinámica al impacto producido, teniendo en cuenta aspectos diferentes como la velocidad de carrera, el peso y la propia técnica del corredor.

No hace mucho, en el análisis de Brooks Glycerin 16 ya explicábamos que un Talk Show de televisión como es El Hormiguero, en un experimento en directo, el presentador y un colaborador introducían la mano en un líquido viscoso con propiedades no-newtonianas y era como si las metieran en agua (o en pintura, ya que era blanco más denso que el agua). Pero en cambio, en ese mismo líquido, al correr por encima no sólo no se hundían, sino que podían correr sin parar que no les pasaba nada… Y en el momento de detenerse (y dejar de realizar la fuerza del impacto al correr), se hundían irremediablemente…

Ese experimento (o demostración sería más adecuado decir) ayuda a entender qué es lo que pretende Brooks con su mediasuela: contra más lento se corra con DNA, el material se va a comportar de manera más amortiguada y suave y, cuanto más rápido se vaya, esa amortiguación va a tornarse más firme según aumente la fuerza con que se golpee el suelo al correr.

Brooks levitate 2, precio y opiniones

La variedad AMP utilizada en Brooks Levitate 2 es el aditivo que Brooks añade para que el compuesto sea más reactivo de lo que, de entrada, es. Por ello sólo se añade en zapatillas con vocación de demanda de alto rebote. De nuevo en Brooks Glycerin 16, allí el material es DNA LOFT, mucho más centrado en proporcionar una mayor amortiguación y que esta sea muy suave, pero para una zapatilla con un perfil como Glycerin, con capacidad para soportar cualquier tipo de peso y cualquier tipo de distancia, especialmente las más largas.

Pero volviendo a Brooks Levitate 2, tenemos una mediasuela amortiguada y reactiva que muta en su reacción frente al impacto…, pero que esconde una sorpresa más: la capa plateada que la recubre. Lo que en apariencia es un recurso estético, en realidad se trata de un recubrimiento de poliuretano termoplástico cuya función es contener el DNA AMP del interior y, cuando se produzca el impacto al correr, éste no se expanda de manera horizontal, sino que lo haga de manera lo más vertical posible, precisamente buscando aumentar aún más el efecto rebote.

El drop también repite respecto a la primera entrega quedándose en los 8mm.

Suela

La suela de Brooks Levitate 2 esta vez no aporta novedades ya que la marca americana ha decidido mantenerla sin cambios respecto a su antecesora, señal de que están contentos con su rendimiento.

En ella observamos el patrón en flecha en que tanto confía Brooks. Este diseño permite una buena tracción a la par que ayuda en la flexibilidad del conjunto de la zapatilla. Las cuatro grandes estrías transversales que van desde el mediopie hasta la puntera son las principales responsables de ello.

La parte exterior del talón tiene hasta seis pequeños cortes, cuya función es ayudar a que el primer impacto contra el suelo, al contactarlo, sea más progresivo, minimizándolo todo lo posible. Bajo el talón, una línea longitudinal hasta el medio pie, va a ayudar a guiar la pisada.

Unas pequeñas estrías en el caucho de la suela, apenas visibles, van a mejorar la adherencia del material sobre cualquier superficie donde se corra. Aunque va a ser sobre el asfalto donde Levitate 2 va a desenvolverse más cómodamente, en cuanto a rendimiento y a durabilidad.

Upper

El upper d Brooks Levitate 2 es el que concentra la mayor parte de los cambios respecto a la primera versión de Levitate de 2017. La malla es del tipo Fit Knit para conseguir un buen ajuste, sin penalizar ni el peso ni la transpirabilidad.

Todo el upper es sin costuras excepto por el interior, ya que es muy diferente la zona reservada a envolver el tobillo que la del resto del pie. La frontera entre los materiales de estas dos grandes zonas en que se divide la zapatilla están unidos así, aunque sólo en este punto.

La puntera aparenta ser más tupida para ser más resistente… y es así, pero además Brooks ha reforzado por el interior, este punto. No es visible, pero si metes los dedos se aprecia al tacto. Por tanto, punto a favor de la durabilidad aquí. Los agujeros de ventilación son más grandes en la zona de los dedos y van disminuyendo hasta la zona medial, donde ya no hay. Esto es así porque Brooks ha priorizado ventilar la puntera y reforzar todo alrededor del mediopie.

Por encima observamos unos cordones planos y pasados por la lengüeta que, a su vez, está unida hasta media altura al cuerpo de la zapatilla. Sin ser muy gruesa está generosamente acolchada.

En la zona del tobillo, toda la cazoleta está envuelta en una piel sintética parecida al ante que va a proporcionar confort sin dejar de abrazar al tobillo y que éste no se desplace. El cuello deja de estar acolchado para ser sustituido con una cinta elástica que va a favorecer calzarse y descalzarse con rapidez.

Resumen

Brooks Levitate 2 es una zapatilla de entrenamiento diario pero con un alto rebote que la convierte en un modelo muy versátil.

Está enfocada a corredores y corredoras con pisada neutra o plantillera y que quieran ir a cualquier tipo de ritmo, aunque va a ser en los intermedios (entre 4’00”-4’15” y 5’15”-5’30” aprox.) donde va a trabajar mejor.

Las distancias para las que está pensada, en caso de llevarlas a competición, son las habituales en el fondo en ruta (10k, 15k, 21k). Para maratón también podrían valer si no se quiere llevar una mixta o si por el contrario quien la viste tiene un peso elevado, donde ya encajaría más un modelo como Brooks Glycerin, más preparado para ello.

Brooks Levitate 2 tiene una mediasuela que utiliza la tecnología DNA AMP para devolver parte de la energía que se libera al impactar contra el suelo al correr. DNA es un compuesto con cualidades no-newtonianas respecto a cómo se comporta cuando se comprime al impactar el corredor contra el suelo. Para decirlo de manera muy sencilla, se comporta de manera más amortiguada contra más tranquilo se va y de manera más firme contra más rápida es la marcha. La modificación AMP tiene que ver con un mayor retorno de la energía. Y todo ello encapsulado bajo esa capa plateada que se observa por toda la mediasuela y que es un poliuretano termoplástico cuya función es, precisamente, contener al DNA AMP del interior para que no se expanda horizontalmente, sino verticalmente.

Por arriba, la malla ligera y transpirable que recubre Brooks Levitate 2 es del tipo Fit Knit con el que Brooks busca un gran ajuste sin perder comodidad. Casi todo el upper es sin costuras y la lengüeta está unida al cuerpo de la zapatilla por la mitad, con lo que no se va a desplazar.

La suela repite respecto a Brooks Levitate. De momento el rendimiento que aporta no ha dado motivo para modificarla, gracias en parte al diseño en flecha que permite un buen agarre junto con una alta flexibilidad. El drop es de 8mm, mientras que el peso es de 318gr en hombre y 281gr en mujer.

El precio oficial de Brooks Levitate 2 es de 170€.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad