Nike Air Zoom Pegasus 35

Nike Air Zoom Pegasus 35

17956
0
Compartir
Nike Air Zoom Pegasus 35 primeras impresiones

Nike Air Zoom Pegasus 35 es el número de una saga que se remonta a 1983 y que se puede presentar como la zapatilla de Running más vendida de todos los tiempos. Y no es sólo por una cuestión de longevidad, no, es que en numerosas ocasiones ha sido la zapatilla más vendida del año.

Muchos corredores y corredoras han depositado su confianza en una gran zapatilla de entrenamiento diario para pisada neutra o plantillera. Su comodidad, su capacidad de amortiguación, su ligereza y un perfil para nada “tocho” en comparación de muchas de sus rivales (sobre todo los modelos discontinuados, que no han resistido al paso del tiempo) la hacen no sólo resistir, sino ser un modelo que cualquier atleta con algo de bagaje, si no la ha utilizado, al menos la conozca.

Eso sí, la cámara de aire la incorpora desde el primer día. Al principio en el talón, otrora a lo largo de la planta del pie, por el metatarso, no visible, visible, de nuevo no visible… Da igual la combinación, que siempre ha estado ahí.

¿Qué hay de nuevo en Nike Air Zoom Pegasus 35?

Realmente se trata de un modelo rupturista ya sólo visualmente hablando. En Pegasus 34 vimos un refinamiento en el upper, pero manteniendo otros elementos intactos respecto a Pegasus 33 como la suela, de la que no cambiaron nada de un modelo a otro. El modelo 34 de Pegasus nació un poco viciado del torbellino que supuso el intento de Nike de bajar de las 2 horas en maratón, y que dio paso a las “Zoom Series” (Zoom Fly, Zoom Vaporfly 4%, Zoom Pegasus 34 y Zoom Structure 21). Decimos viciado porque buena parte de la estética estuvo comprometida con esa línea lanzada a propósito del megaevento de Monza.

Características Nike Air Zoom Pegasus 35

Nike Air Zoom Pegasus 35 review

Comenzando por la mediasuela, podemos avanzar que en Nike Air Zoom Pegasus 35 se sigue utilizando material Cushlon, de gran capacidad de amortiguación y durabilidad y sólo presente en modelos de gama alta. En el caso del acabado femenino, este material Cushlon es más blando porque la marca de Oregon busca que se adapte mejor a la forma de correr de la mujer.

Pero en el interior de Nike Air Zoom Pegasus 35 la cosa cambia. Hace bastantes ediciones, casi una década de la última vez, que Pegasus no calza una unidad de aire a todo lo largo de la mediasuela. Pero como la de ahora no se ha visto nunca.

El último modelo que incorporó algo parecido fue Nike Air Pegasus 26+ y fue una unidad “Air”, la “normal”, por decirlo de alguna manera. Nike introdujo en el acabado 27 “Zoom Air”, una unidad de construcción diferente, más plana, reactiva, con más presión en el interior y unos filamentos internos para resistir a la deformación la alta presión de la cápsula. Desde entonces, unidades pequeñas en el talón, en el metatarso, o en ambos sitios a la vez, han viajado junto a Pegasus. Bien, en Pegasus 35 como decimos, vuelve a ocupar buena parte de toda la planta, pero esta vez con Zoom Air.

nike pegasus 35

Lo que Nike ha buscado ha sido emular la placa de fibra de carbono de Nike Zoom Vaporfly 4% adaptando la cámara de aire para que aporte más amortiguación reactiva.

Otro aspecto característico de la mediasuela, por doble motivo, es la forma. Primero porque adopta la línea de los nuevos modelos aparecidos en Monza, como Zoom Fly. Esto es bien visible desde cualquier ángulo, especialmente desde la suela. Y segundo por la puntera, que perfila una gran curvatura para facilitar la última fase de la pisada, ya viniendo de la transición hacia el despegue.

El upper concentra buena parte de las novedades, algo muy visible a la vista. Nike Air Zoom Pegasus 35 pierde definitivamente ese aspecto de zapatilla batalladora como es un modelo principalmente de entrenamiento diario. Ahora tiene un aspecto mucho más estilizado y diría que incluso vestible.

El diseño del upper esconde una malla de una sola pieza que recorre toda la superficie sin refuerzos extras. Nada de TPU y apenas termosellados: logo y talón. Nada más. Sólo hilo más o menos tejido en función de la zona.

Todo el upper es transpirable, especialmente la zona de los dedos, que incorpora aberturas más grandes para facilitar la ventilación. Los ojales para los cordones se reducen pasando de siete en Pegasus 34 a seis en esta última entrega. El que desparece es el más bajo, el más cercano a los dedos, con lo que la superficie limpia es mayor.

Precisamente por los cuatro primeros ojales están pasados unos hilos Flywire, de gran resistencia que van a envolver el pie en el momento de anudar la lazada y que van a garantizar que el pie quede bien sujeto independientemente de la fase de la pisada en que se encuentre.

La suela, a pesar de parecerse bastante a las últimas entregas tiene variaciones interesantes. En la zona del metatarso Nike inserta unos tacos con forma pentagonal que van a traccionar bien, independientemente del tipo de superficie que se encuentre debajo. En la zona media, estos tacos se alargan para dar soporte en la pisada. Los más estirados se encuentran en el talón donde comienza el “Crash Rail” por todo el exterior para además de traccionar facilitar la transición de la pisada. Como Nike aprendió del error de Pegasus 31 y 32, donde lo hizo liso, en 33 y sucesivas ya es un Crash Rail dentado para facilitar la tracción. Por el centro de la suela se observa claramente una “Guidance Line” desde el talón hasta la mismísima puntera para guiar la pisada durante todas las fases.

Sigue siendo una gran zapatilla para pisada neutra y dedicada sobre todo a entrenamientos de corredores y corredoras de peso medio o medio bajo (para pesos altos sería más adecuada una Nike Air Zoom Vomero, por ejemplo).

TEST/SENSACIONES

La nueva Pegasus 35 tiene, de nuevo, un look diferente. Y esta vez, la sensación al vestirla también resulta algo diferente, sobre todo cómo se abraza en el contorno del pie. Noto que se ciñe algo más que su predecesora: no hace falta apretar mucho los cordones para que la sientas bien cogida.

La horma queda bien rellena con el pie. Como no tengo un pie especialmente grueso ni delgado y me encaja bien creo que el ajuste es el correcto.

Al correr las sensaciones son buenas. Amortigua bastante en la línea de sus predecesoras, con lo que los usuarios habituales de Pegasus sabrán a qué me refiero. Para los que no, decir que es una amortiguación suave, se nota cómo la zapatilla frena el impacto y sales de él. La dureza no es una característica de Pegasus y esta versión 35 no se sale del guion habitual.

La he probado tanto por tierra como, sobre todo, por asfalto. Se mueve bien en ambos terrenos. Excepcionalmente me he metido por alguna trialera, cambiando de camino y el upper no sujeta tanto cuando lo fuerzas en bajada técnica. Pero es una anécdota puesto que las trialeras no van a ser el entorno donde desenvolverse esta zapatilla y es normal que no venga preparada para la tralla de correr en ese tipo de entornos.

La única pega que le he encontrado ha sido bajando por escaleras. Parecerá una tontería, pero el hecho de que el talón sea tan prominente hace que, bajando, tengas que adelantar el pie un par de centímetros si no quieres rascar el borde o la pared del escalón con la punta más retrasada de la zapatilla.

Y sí, después de probarlas a fondo confirmo que son tan cómodas como aparentan, pero también tan efectivas como se le exige a un modelo de la talla como es Pegasus. No sé qué pensaran en ASICS con Gel Cumulus, en New Balance con 880, en Mizuno con Wave Rider o en Adidas con Energy Boost, por poner varios ejemplos de rivales directas de Nike Air Zoom Pegasus 35, pero puede ser apasionante ver su reacción ante este golpe de timón de uno de los referentes como zapatilla de entrenamiento para pisada neutra.

Conclusión

Nike Air Zoom Pegasus 35 es una zapatilla de entrenamiento diario para pisada neutra o plantillera. Es bastante polivalente por lo que es posible utilizarla en cualquier tipo de entrenamiento. También se puede llevar a alguna competición, si los ritmos no son estratosféricos o si la distancia es lo suficientemente alargada como para querer ir cómodo y protegido.

Hay que decir que al ser una zapatilla polivalente, va a valer para diferentes usos y ritmos. Creo que cualquiera que corra a 4’ o más lento puede utilizar Nike Air Zoom Pegasus 35 con gran rendimiento. Incluso los que vayan por debajo de 4 el mil, aunque a éstos ya les suele gustar combinar con zapas mixtas, según la actividad que realicen. Pero a cualquiera que corra por encima de a 4’ el mil, 5’, o más, sin ningún problema. Pegasus, como zapatilla de entrenamiento diario está más que preparada para ello.

Corredores de hasta peso medio la pueden utilizar sacándoles el máximo. Para quienes sean de peso alto, la pueden utilizar, pero valoraría mejor utilizar, sin salir de Nike, a su hermana mayor Air Zoom Vomero. En el lado contrario tenemos la anunciada versión nerviosa de Pegasus: Nike Zoom Pegasus Turbo que por sus características está orientada a estrujarlas al máximo de ritmo para sacarles todo el potencial.

El peso de Pegasus 35 es de tan sólo 280gr en el acabado de hombre y de 232gr en el de mujer. En ambos casos el drop de la mediasuela es de 10mm. Precisamente es en la mediasuela donde encontramos una unidad de aire a todo lo largo, algo que no se veía en Pegasus desde hace casi 10 años ya.

El precio de nike Pegasus 35 es de 120€ en la Nike store · modelo mujer y modelo hombre ·.

Puntuación
Calidad/Precio
8.5
Diseño/materiales/durabilidad
8.5
Amortiguación
8.5
Grip
8
Estabilidad
8
Ligereza
8
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad