Nadal y Fritz, la revancha por un puesto en semifinales

Nadal y Fritz, la revancha por un puesto en semifinales

Wimbledon | Botic van de Zandschulp - Rafael Nadal
| Epi_rc_es

El español y el estadounidense se medirán en la jornada del miércoles en lo que será la revancha de la final de Indian Wells

El ganador se podría encontrar con Nick Kyrgios en semifinales

Rafael Nadal y Taylor Fritz saltaran mañana a la pista central de Wimbledon con un objetivo en mente, disputar las semifinales del torneo londinense este próximo viernes. Los que fueran los protagonistas de la final del Masters 1000 de Indian Wells, se vuelven a ver las caras en el que ya algunos catalogan como revancha por parte del español, después de que se lesionase la costilla en ese partido y perdiera la final ante el estadounidense.

Han pasado ya cuatro meses de esa final de Indian Wells entre Rafa Nadal y Taylor Fritz. El estadounidense llegaba a su primera final de un torneo Masters 1000, y logró la gran machada (6-4 y 7-6) ante un Nadal muy dolorido por su fisura en la costilla izquierda sufrida en semifinales del torneo californiano.

"No sé si alguien se ha roto una costilla aquí, pero es un dolor complicado", aseveró Rafael Nadal en rueda de prensa al recordar la final de Indian Wells contra Taylor Fritz. El balear llegó a aquel encuentro tras 20 triunfos consecutivos y perdió en un partido marcado por una lesión de costilla que le frenó a la hora de sacar.

Ahora en Wimbledon, ambos tenistas se vuelven a ver las caras en un encuentro que definirá a uno de los semifinalistas de esta edición de Wimbledon. Sin duda, una buena oportunidad de revancha para el manacorí.

"Claro que se puede tener en cuenta ese partido, porque perdí", dijo Nadal, sin excusarse en el problema físico que terminó con el mejor inicio de temporada de su vida, ese que le llevó a ganar Melbourne, el Abierto de Australia y Acapulco y le dejó a las puertas de su cuarto Indian Wells. "Es un jugador que saca muy bien, especialmente el primer saque, es un jugador completo. Llegó muy joven, tuvo un pequeño parón y después ha dado un empujón hacia delante muy grande. Está jugando muy bien en todas las superficies. Soy realista y estamos en cuartos de final, no puedo esperar que tenga un rival fácil en un torneo como Wimbledon. Estamos en una ronda en la que tengo que jugar bien para ganar" analizaba en rueda de prensa el balear.

Fritz, que rompió una maldición de 21 años sin un campeón estadounidense en Indian Wells (desde Andre Agassi en 2001), tuvo una irrupción muy temprana en el circuito. Como júnior, se llevó el US Open en 2015 y fue finalista de Roland Garros el mismo año (perdió con Tommy Paul), además de ganar a Andrey Rublev, Denis Shapovalov y Stefanos Tsitsipas durante esa etapa.

Después de un paso por el circuito Challenger para recuperar sensaciones después de un período bastante irregular, el americano parece haber encontrado la regularidad necesaria en su juego y está firmando su mejor año en el circuito profesional. Su victoria en Indian Wells, Eastbourne y estos cuartos de final en Wimbledon, le colocan muy cerca de irrumpir en el Top 10.El ganador del partido de mañana se podría encontrar en la ronda de semifinales al australiano Nick Kyrgios, que parece estar más en forma que nunca.