Ni rastro de ET en el centro de la Vía Láctea

Ni rastro de ET en el centro de la Vía Láctea
| sport

Brian Koberlein (*)

El proyecto Breakthrough Listen, que busca comunicaciones inteligentes en el universo, ha realizado varios intentos para encontrar evidencia de civilizaciones extraterrestres a través de la radioastronomía. Su último esfuerzo ha enfocado la atención en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La idea que está detrás de Breakthrough Listen es que, si hay civilizaciones alienígenas, probablemente emitan señales de radio, ya sea de forma intencionada o no.

La mayor parte de su trabajo se ha centrado en la observación de estrellas con planetas potencialmente habitables, pensando que, así como nosotros emitimos señales de radio, ellos también lo harán.

Pero cuando han mirado al centro de nuestra galaxia, han comenzado a buscar extraterrestres más ambiciosos.

La región central de nuestra galaxia es un gran lugar para apuntar su telescopio si desea escuchar señales a través de miles de estrellas.

Es la región de la Vía Láctea donde las estrellas están más densamente agrupadas. La desventaja es que el centro de la Vía Láctea queda fuera de la zona habitable galáctica.

No es el mejor sitio

No es el mejor sitioPara un sistema planetario, la zona habitable se define por la distancia de un planeta a su estrella. Demasiado cerca y el agua se evaporaría, demasiado lejos y todo se congelaría.

Obviamente, las cosas no son tan simples y la vida puede surgir en lugares inesperados, pero esa apreciación es una buena guía, aunque aproximada.

En principio, no debería importar dónde se encuentra un sistema estelar habitable en nuestra galaxia, pero a escalas cósmicas es relevante.

Los eventos cataclísmicos cercanos, como las supernovas y los estallidos de rayos gamma, podrían freír la vida en un planeta joven.

Dado que la región central de nuestra galaxia es densa con el tipo de estrellas grandes que tienden a explotar, es probable que sea muy hostil para la vida.

Tema relacionado: Nuevos indicios de posibles civilizaciones anteriores a la humana

Comprobando…

Comprobando…Sin embargo, si usted es una civilización que abarca galaxias y desea anunciar su presencia al universo, entonces puede colocar un transmisor de radio ruidoso cerca del centro de la galaxia donde todos puedan escucharlo. Así que Breakthrough Listen decidió comprobarlo.

Para ello, el equipo buscó lo que se conoce como transitorios de radio: son ráfagas de radio de corta duración que pueden ser causadas por cosas como magnetares y destellos estelares.

Dado que la mayoría de los transitorios ocurren aleatoriamente en el cielo, una civilización alienígena podría diferenciarse de ellos creando ráfagas de radio con periodicidad regular, digamos con intervalos de pocas horas de diferencia, aproximadamente.

Usando el telescopio Green Bank en West Virginia y el radiotelescopio Parkes en el este de Australia, el equipo reunió 600 horas de observaciones de radio.

Como era de esperar, no encontraron evidencia de una señal alienígena repetida. Es más, sus datos son lo suficientemente robustos como para descartar señales repetidas con intervalos de 10 horas, aproximadamente.

… pero no

… pero noPuede entonces que los alienígenas estén jugando con intervalos más largos, pero hasta ahora parece que no están hablando.

A pesar de la falta de señales extraterrestres, el estudio descubrió varios eventos transitorios.

Estos eventos no solo nos ayudan a comprender fenómenos como los magnetares radiantes, sino también a trazar un mapa de la distribución de estos objetos en la región galáctica central.

Es un estudio que cumple una doble función, y eso lo hace interesante, tanto para los buscadores de extraterrestres, como para los escépticos de extraterrestres.

(*) Brian koberlein es astrofísico y escritor. Este artículo se publicó originalmente en su blog personal bajo el título Aliens and Other Things

Referencia

Referencia The Breakthrough Listen Search For Intelligent Life Near the Galactic Center I. Vishal Gajjar, et al. arXiv: 2104.14148 (2021).

Imagen: Vinícius Taranto en Pixabay.
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil