Descubren posibles signos de vida antigua en el suelo de Marte

Descubren posibles signos de vida antigua en el suelo de Marte

Recreación artística que muestra cómo pudo haberse presentado el agua en Marte.
| Crédito: Instituto de Ciencias Planetarias de Arizona, Estados Unidos.

Las condiciones de habitabilidad se habrían mantenido durante largos períodos de la historia marciana

Sedimentos arcillosos presentes en los valles y abanicos aluviales de Marte sugieren que el agua líquida estuvo presente en Marte durante diferentes períodos, en una franja temporal de alrededor de 1.300 millones de años. En ese momento, las condiciones de habitabilidad habrían sido las indicadas para el surgimiento de la vida.  

Científicos del Instituto de Ciencias Planetarias (PSI) de Arizona, en Estados Unidos, han identificado sedimentos arcillosos en el norte de Ladon Valles, en Marte, que apuntan a la presencia de agua a largo plazo. Los investigadores creen que el agua fluyó en esa zona desde hace unos 3.800 millones de años hasta hace alrededor de 2.500 millones de años, una gran parte de la historia marciana

Durante ese período, las condiciones de habitabilidad habrían sido propicias para el desarrollo de alguna forma de vida. De acuerdo a una nota de prensa, los investigadores creen que las arcillas se formaron originalmente alrededor del terreno más alto sobre la cuenca de Ladon, antes de ser erosionadas por canales de agua y transportadas río abajo, concretamente hacia un lago en la cuenca de Ladon y el norte de Ladon Valles.

Según el equipo, que publicó recientemente dos artículos científicos en la revista Icarus, el flujo de agua más reciente se habría manifestado a lo largo de la cuenca suroeste de Ladon. Todo este sector forma parte de una amplia región repleta de cráteres, denominada Margaritifer Terra. En tanto, los depósitos descubiertos en esa zona coinciden con las características halladas en otra parte de Marte: el delta de Eberswalde, justo al sur de la región cubierta por los nuevos estudios. 

Video: una región en Marte puede haber sido habitable durante una gran parte de la historia marciana. Crédito: Planetary Science Institute / YouTube.

Las arcillas y la vida

La presencia de arcillas indica un entorno favorable para la vida, porque las arcillas se forman y permanecen estables en condiciones de pH neutro, donde el agua persiste a largo plazo. Esto minimiza la evaporación para formar otros minerales como sulfatos, que podrían propiciar una pérdida más rápida del agua. 

Los dos estudios, liderados por Catherine Weitz y Alexander Morgan, concluyen que Marte tuvo agua líquida en forma de ríos durante un período prolongado, aunque al mismo tiempo coinciden en que el planeta rojo no se mantuvo húmedo durante todo este ciclo, de alrededor de 1.300 millones de años. Las condiciones que permitieron el agua líquida pueden haber sido episódicas, tal vez impulsadas por cambios en los movimientos de Marte y su dinámica, como por ejemplo su excentricidad orbital o la actividad volcánica.

En los últimos años se ha acumulado una creciente evidencia en torno a que cantidades sustanciales de agua líquida continuaron erosionando la superficie marciana durante cientos de millones de años, creando accidentes geográficos como los deltas de los ríos y los abanicos aluviales. Los investigadores descubrieron que los abanicos aluviales se encuentran en elevaciones más bajas que las redes más antiguas de valles, sugiriendo que el agua líquida estable se restringió a regiones más bajas y cálidas a medida que Marte se enfriaba y se secaba. 

Un abanico aluvial en el cráter Harris. Elevación codificada por colores sobre imágenes visibles. | Créditos: NASA/JPL/MSSS, ESA/DLR.

Grandes cantidades de agua líquida

Muchos abanicos aluviales marcianos son enormes, con extensiones de hasta 40 kilómetros de largo, indicando que su formación requirió cantidades prodigiosas de agua líquida en movimiento. Un detalle particularmente interesante acerca de los abanicos marcianos es que muchos se formaron más tarde que las redes de valles, que durante décadas se han considerado la evidencia más fuerte de agua superficial en el Marte primitivo. 

Los abanicos aluviales son accidentes geográficos que se forman cuando un río deposita sedimentos en la base de un frente montañoso. Estas características son muy prominentes en el suroeste de los Estados Unidos: Los Ángeles, Las Vegas o Phoenix están construidas sobre abanicos aluviales. Además de los descubiertos en Marte, también se han identificado abanicos aluviales en Titán, la luna de Saturno. 

Referencias

Clay sediments derived from fluvial activity in and around Ladon basin, Mars. Catherine M.Weitza et al. Icarus (2022). DOI:https://doi.org/10.1016/j.icarus.2022.115090

The global distribution and morphologic characteristics of fan-shaped sedimentary landforms on Mars. Alexander M.Morgan et al. Icarus (2022). DOI:https://doi.org/10.1016/j.icarus.2022.115137