Investigan el presunto homicidio de una mujer de 76 años en Castellón

Investigan el presunto homicidio de una mujer de 76 años en Castellón

El cuerpo de la víctima fue hallado este domingo en el bajo de la calle Chamberga y José María número 3 del Grau.
| GABRIEL UTIEL

La finada pudo ser víctima de un robo en un bajo de su propiedad antes de una comida familiar

Conmoción en el Grau, Castellón, tras el hallazgo del cadáver de una mujer de 76 años en un bajo de su propiedad. Todo parece indicar que la víctima, María Sanz, habría sido objeto de un robo el pasado domingo por la mañana en el citado local, sito en la calle Chamberga y José María, según ha podido saber Mediterráneo de fuentes solventes. Aún así, la investigación de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo del caso, y los resultados de la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal serán determinantes para esclarecer si estamos ante el último homicidio en la provincia, que además sería el primero de este año 2022 que acaba de iniciarse.

Se da la circunstancia de que la finada es la madre del patrón mayor de la Cofradía de Pescadores San Pedro, Manuel Peña, por lo que el suceso ha causado un gran impacto en el distrito marítimo. 

"Es horrible pensar que a una persona la mar de normal, que iba a pasar un domingo en familia tan tranquilamente, le pueda pasar esto de un momento a otro y a plena luz del día", comentaban este lunes quienes la conocían en el Grau. La que ahora mismo se erige como principal hipótesis del móvil -el robo- también ha estado desde el domingo por la tarde en boca de numerosos vecinos del distrito marítimo, quienes lamentan profundamente que la sustracción de un bolso pueda acabar con la vida de una persona. 

"Esperemos que los investigadores encuentren cuanto antes a quien ha sido capaz de hacer algo así y que pague por esto", indicaron este lunes quienes conocían a la víctima mortal, en conversaciones con este periódico.

Al parecer, la fallecida había quedado con un grupo de amigas para tomar café el domingo por la mañana, antes de celebrar en el citado local una comida familiar. Sin embargo, no se habría presentado a ese encuentro, hecho que preocupó y puso en alerta a sus allegados. Personados en el bajo sito en el número 3 de la calle Chamberga y José María, encontraron su cuerpo sin vida. 

En el lugar del hallazgo faltaba el bolso en el que la anciana llevaba su cartera y otras pertenencias, hecho que, sin duda, pone ahora a los agentes tras la pista de un posible ladrón.