¿Sufres retención de líquidos? Estas son las 8 infusiones que recomienda la nutricionista

¿Sufres retención de líquidos? Estas son las 8 infusiones que recomienda la nutricionista

¿Sufres retención de líquidos? Estas son las ocho infusiones que recomienda la nutricionista para combatirla
| Freepik

La retención de líquidos afecta sobre todo a las mujeres. Y entre sus causas principales están los cambios hormonales o la genética, así como algunos medicamentos o incluso el calor

Vientre hinchado o bolsas bajo los ojos son algunas de las consecuencias de la retención de líquidos. Un problema que afecta a muchas personas y que no entiende de géneros. Pero la realidad es que las mujeres son más propensas a la hinchazón que es consecuencia de la acumulación de líquidos en el cuerpo.

Aunque las causas son muy diversas, puede deberse a los cambios hormonales que se producen en diferentes etapas de la vida: embarazo, adolescencia o durante la menstruación. También puede ser causada por herencia genética o por el estilo de vida (sedentarismo, poco consumo de fibra…).

El calor puede ser otro causante. Y más con la llegada de las altas temperaturas, que en los próximos días podrían volver a superar los 35 grados en algunas zonas. Algo poco habitual en esta época del año, pero que se repite por segunda vez en menos de un mes.

También hay determinados medicamentos, como los que combaten la hipertensión, que son responsables de la retención de líquidos que suele manifestarse en los pies y las manos. 

Además de la hinchazón de extremidades y del abdomen, la retención de líquidos también produce pesadez, cansancio, fatiga y un aumento de peso que, generalmente, no tiene motivo aparente.

Por ello, son muchos los que buscan soluciones a la retención de líquidos, ya que no solo es un problema estético.

Consejos para evitar la retención de líquidos

  1. Hidratarse correctamente. Es importante seguir a rajatabla esta importante norma de salud: hay que beber dos litros de agua al día para mantener una correcta hidratación. No es buena idea pensar que para acabar con la retención de líquidos se debe reducir la ingesta de agua, porque no es así. Es más, la hidratación ayuda al organismo a expulsar las toxinas a través de la orina.
  2. Reducir la ingesta de sal. Muchos alimentos tienen una concentración natural de sodio, por lo que hay que evitar añadir sal a las comidas. La explicación es muy sencilla: cuanto mayor cantidad de sal se consume, más agua se retiene en nuestro cuerpo.
  3. Actividad física moderada. Se debe realizar entre 3 y 4 veces a la semana y con una duración estimada de 45 a 60 minutos. El deporte es clave para combatir el estreñimiento, lo que ayuda a la eliminación de líquidos.
  4. Optar por alimentos diuréticos. Por ejemplo, la avena, los arándanos, los espárragos o la alcachofa. 
Las infusiones son clave para eliminar la retención de líquidos | fotoprokat.od.ua

¿Cuáles son las infusiones más diuréticas?

En los lineales de los supermercados hay productos que prometen, sin esfuerzo, ayudar a perder peso. Entre ellos, las infusiones para adelgazar.

No obstante, no debemos fiarnos porque no existe ninguna bebida que, por sus ingredientes, sea adelgazante.

Lo aclara a ‘Guías de Salud’ la dietista-nutricionista Mireya García Pérez, de Deusto Salud:

  • “Si entendemos adelgazar como una pérdida de masa grasa, este efecto no lo vamos a conseguir tomando una infusión. Lo que sí encontramos en la naturaleza son extractos de plantas que en infusión nos pueden ayudar con la retención de líquidos o a mejorar nuestras digestiones, que en ambos casos nos puede ayudar a sentirnos menos 'hinchados' a nivel volumen”.

En cambio, las infusiones sí pueden ser un gran aliado para la retención de líquidos, aunque advierte que “nos pueden ayudar de forma temporal, mientras se busca el origen, ya que si se dejan de tomar se perderá su efecto”. 

  1. Cola de caballo. “Es rica en potasio y silicio o sílice que le confieren su capacidad diurética, aumentando la diuresis en aquellas personas con tendencia a la retención de líquidos”.
  2. Diente de león. García Pérez explica que “se utiliza popularmente como diurético por su alto contenido en potasio, además de que sería adecuado para las alteraciones de la secreción biliar, mejorando además de la diuresis, la dispepsia o indigestión”.
  3. Abedul. En esta ocasión, esta infusión “se usa en fitoterapia por las propiedades diuréticas y depurativas de sus flavonoides y sales potásicas, que nos ayudan a aumentar la excreción de agua y además pueden ser útiles para prevenir la formación de arenillas y cálculos en las vías urinarias”.
  4. Zarzaparrilla. La dietista especifica que esta planta, que también se conoce como zarza morisca, “es adecuada para tratar los problemas de retención de líquidos y edema en el organismo”.
  5. Vid roja. Las hojas de este arbusto, que destaca por su efecto venotónico y vasoprotector, “nos pueden ayudar en casos de varices y trastornos circulatorios”.
  6. Piña. “Es rica en bromelina, una enzima capaz de romper las proteínas (acción proteasa) por lo que nos puede ser útil para facilitar digestiones pesadas y mejorar el tratamiento de los procesos inflamatorios como edemas, así como mejorar la celulitis”.
  7. Hinojo. Entre las infusiones carminativas, la experta selecciona esta. El hinojo “nos ayuda a combatir la aerofagia y eliminar gases”.
  8. Té verde. “Se asocia el consumo de té verde con la pérdida de grasa, pero los beneficios de las catequinas del té verde sobre la oxidación de las grasas solo pueden llegar a tener efectos algo significativos en dosis altas (400-500 mg)”.

Temas