Sport.es Menú

La victoria ante el Deportivo no le sirve de nada al Real Madrid

Nos pasamos toda la semana hablando de maletines hacia Granada. Casi nadie lo hizo de los que podían viajar a  A Coruña. Y es que no eran necesarios.

Javier Rodríguez Marzo

Se vio desde el primer minuto del Deportivo-Real Madrid y quizás antes. Desde que Víctor dio la alineación del Depor y en la misma se encontraba Manuel Pablo.

El veterano lateral jugaba su último partido, un merecido premio a su dilatada trayectoria, pero ya no estaba para estos trotes. Fue una autopista por la que BaleCristiano Benzema se colaron a toda velocidad y sin frenos. 

Tanto que en siete minutos el Madrid ya había hecho la faena. Tras una internada en la que Bale hizo lo que quiso con Manuel Pablo y otros defensas coruñeses, el galés centró hacia atrás para que Benzema le cediese el balón a Cristiano para que marcase el primero de la tarde.

Ese gol, que hizo campeón al Madrid durante 14 minutos del partido, fue el principio de un aluvión de oportunidades blancas hasta que Cristiano, en una polémica jugada en la que se pidió falta de Bale a Arribas, cabeceó un centro de Kroos para convertir el segundo cinco minutos antes de la media hora.

Dos minutos después, Cartabia protagonizó el primer tiro del Depor con cierto peligro a la portería de Navas, pero fue un espejismo. El Madrid respondió con dos palos de Cristiano (28' y 33')  y un chut de Benzema que Pletikosa, otro que que se retira, envió a corner.

Con esa clara pero inútil ventaja, porque el Barça ya ganaba en Granada, se fue el Madrid al descanso y Zidane ya comenzó a pensar en la final de Milán contra el Atlético de Madrid. Cristiano, que había cojeado ostensiblemente tras una acción a los veinte minutos de descanso, ya no salió y James entró en su lugar. 

Al cuarto de hora, Kroos también dejó el campo por Isco y el Madrid dejó transcurrir los minutos esperando que el final llegase pronto. Eso permitió al Depor adelantar líneas e intentar sorprender a Keylor Navas. Primero lo intentó Lucas Pérez con un disparo raso y casi lo consigue Rober Suárez con un cabezazo que el costarricense desvió con una exhibición de reflejos.

Después de esa acción, el Madrid volvió a hacerse con el dominio y puso en algún aprieto a Pletikosa, pero el Depor, más agresivo en defensa, se defendió mejor que en la primera mitad y evitó que la ventaja blanca se ampliara. Marcelo tuvo la ocasión más clara, pero el meta local desbarató su acción.

Poco más hasta el final de un encuentro en el que el Real Madrid apuró sus posibilidades de conseguir el título, pero su décimosegundo triunfo consecutivo resultó estéril por la victoria blaugrana, que configuró su tristísimo bagaje de tan solo un título en ocho años.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil