Ruptura total entre Zidane y gran parte del vestuario del Real Madrid

El técnico francés no confía en buena parte de su plantilla actual en el Real Madrid

Y está muy cansado de la actitud de Marcelo y del propio Toni Kroos. Caso aparte es Isco con quien no tiene ninguno tipo de feeling

Zidane: No voy a dimitir | Perform

sport.es

La relación entre Zidane y el vestuario del Real Madrid está seriamente tocada. Algo que está quedando evidenciado en el terreno de juego y en los pésimos resultados que está encajando el conjunto blanco. Podríamos decir que hay un ruptura casi total entre el técnico blanco y buena parte del vestuario. 

Una ruptura que parte de la total desconfianza del técnico francés con una parte importante de su vestuario. En jugadores que sorprenden a muchos de los aficionados blancos. 

Porque según ha podido saber SPORT, Zidane ha perdido la confianza en jugadores como el belga Eden Hazard o en el recién fichado Martin Odegaard. Pero no son los únicos de estos valores del madridismo en los que el técnico ha perdido la confianza y si pudiera prescindiría ahora mismo de ellos. Ninguno de los dos brasileños, Vinicius y Rodrygo, inspiran confianza para Zidane. El mejor reflejo queda evidenciado en los minutos que están teniendo a lo largo de la temporada. En esta situación estaría también otro de los jugadores en los que el madridismo tenía depositadas la confianza y no es otro que Marco Asensio. El nivel está muy lejos de lo que se podía esperar en su regreso tras el año de lesión.

Pero además Zidane empieza a estar cansado por la actitud de una serie de jugadores. Y en este grupo estarían el brasileño Marcelo y el alemán Toni Kroos. En el caso del primero es comprensible teniendo en cuenta el rendimiento del lateral izquierdo. Si sorprende en el caso del jugador alemán.

Y luego están las situaciones irreversibles como la del malagueño Isco donde la fractura entre el jugador y el entrenador es total. Ahora mismo Zidane prescindiría del 70% de la plantilla. 

Llegados a este punto, si fuera por Zidane sólo contaría con Ramos, Varane, Mendy, Casemiro, Valverde o Benzema y algunos cuantos más. 

Pero Zidane tiene la conciencia muy tranquila porque ya le avisó a Florentino Pérez en el verano que era necesaria una renovación de la plantilla. Pero desde el club, llevados por la remodelación del Bernabéu y la situación del COVID, le dejaron claro que había que ingresar dinero. Eso explica también las operaciones de Reguilón al Tottenham o de propio Achraf al Inter de Milan. El objetivo del club era recaudar dinero. Por eso el técnico francés, y pese a todo lo que está sucediendo, tiene la conciencia muy tranquila.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil