Madrid y Sevilla, al mismo nivel por caminos distintos

Madrid y Sevilla, al mismo nivel por caminos distintos

Igualdad entre el Madrid y el Sevilla esta temporada
Igualdad entre el Madrid y el Sevilla esta temporada | AFP

Los dos equipos han sumado 16 de los últimos 18 puntos que han disputado en una carrera igualada

Los blancos son superiores ante las porterías rivales y los de Nervión son más poderosos en defensa

Al Madrid y al Sevilla solo les separan dos puntos en la clasificación. La única diferencia en las trayectorias de uno y otro es que los de Ancelotti han recuperado la pegada (2,4 goles por partido frente al 1,7 de los sevillistas) y los de Lopetegui basan sus buenos números en defensa (0,69 goles encajados por partido ante el 1,07 de los blancos).

Eso y que el Madrid es el mejor equipo a domicilio y sexto cuando juega en casa. Pero el partido se disputa en el Santiago Bernabéu donde los locales se han dejado 4 de los 15 puntos disputados (26,6%) a diferencia de un rival que en su feudo lleva 16 de los 18 puntos en litigio (88,88%). Pero las estadísticas son un simple recurso para medir el estado de forma de los contendientes. Tampoco sirve de mucho que el Sevilla lleve 13 visitas consecutivas perdiendo en el Bernabéu, aunque sea un síntoma que pueda interpretarse de negativo. El año pasado arrancó un empate (2-2), pero el partido se jugó en el Alfredo Di Stéfano sin público y no en el coliseo de La Castellana con el apoyo de la grada. La realidad es que ambos llegan parejos al encuentro en los últimos 8 partidos, los dos suman 17 puntos de 24 que les impulsa a competir por el campeonato.

La igualdad es máxima entre ambos escuadras, pero la temporada es larga y el que tenga mayor resistencia y un banquillo más competente acabará marcando las diferencias en el codo a codo que mantienen dentro de un pelotón donde también se encuentran la Real Sociedad y el At. Madrid. Un grupo de aspirantes que esperan la reacción del Barcelona, un equipo al que todos se niegan a descartar y más con la llegada de Xavi al banquillo. Los culé están rezagados, pero tienen argumentos para remontar y ser parte de ese grupo de aspirantes a coronar la competición. 

Temas