Sport.es Menú

La Roma regala la primera plaza al Real Madrid

Dos regalos del equipo italiano permiten que el cuadro madridista logre una victoria balsámica en el Estadio Olímpico de Roma

Ünder falló a portería vacía en el descuento del primer tiempo y Bale marcó el 0-1 en el arranque de la segunda parte aprovechando el desconcierto defensivo local

 El Real Madrid ganó a la Roma por 0-2 gracias a los goles del galo y a Lucas Vázquez | MEDIAPRO

Dos incomprensibles regalos de la Roma permitieron que el Real Madrid sumara una victoria balsámica en el Estadio Olímpico de Roma y de paso se asegurase la primera plaza de su grupo a falta de una jornada para que concluya la fase de grupos.

FICHA TÉCNICA

Champions League

Roma

0-2

Real Madrid

Roma

Olsen, Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov, Nzonzi (Coric, 64'), Cristante, Cengiz Ünder, Zaniolo (Karsdorp, 69'), El Shaarawy (Justin Kluivert, 22') y Schick.

Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Modric (Fede Valverde, 81'), Marcos Llorente, Kroos, Lucas Vázquez, Benzema (Mariano, 77') y Bale (Marco Asensio, 84').

Goles

0-1, Bale (47'); 0-2, Lucas Vázquez (59').

Árbitro

Clément Turpin (francés). Amonestó a Modric (21'), Zaniolo (43') y Varane (94').

Incidencias

Partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Olímpico de Roma en presencia de 59.124 espectadores.

El primer obsequio de la Roma llegó en el descuento del primer tiempo cuando el turco Cengiz Ünder envió un disparo a las nubes cuando se encontraba en una situación inmejorable (remató a un par de metros de la portería) para abrir el marcador, ya que se encontraba solo y Courtois ya estaba batido. El segundo llegó nada más arrancar el segundo tiempo cuando un mal despeje del meta Olsen y una indecisión en el despeje de Fazio permitieron que Bale se encontrara un balón de oro en la frontal del área que el galés no desperdició. Del 1-0 se pasó al 0-1 en un abrir y cerrar de ojos con la pausa únicamente del descanso.

La suerte volvió a aliarse con Santiago Solari y con el Real Madrid, que pese a que ya de salida se había tomado mucho más en serio el partido, apenas había hecho sufrir a la Roma a lo largo del primer tiempo. El partido y las circunstancias exigían intensidad y los jugadores blancos salieron con la lección aprendida, conscientes de que un nuevo error de actitud les hubiera colocado de nuevo en el punto de mira, tal y como sucedió ante el Eibar.

intensidad

El técnico madridista también se había tomado el encuentro con mucho interés, pese a que su equipo empezó el partido con la clasificación para los octavos de final asegurada, y apostó por el teórico once de gala, con las únicas salvedades de Marcos Llorente y Lucas Vázquez. Consciente de que un nuevo tropiezo hubiera vuelto a abrir la caja de los truenos, Solari no se dejó nada e incluso se permitió el lujo de dejar en la grada a Isco y en el banquillo a Marco Asensio, que no parecen contar para el hispano-argentino y han perdido protagonismo.

La intensidad en el arranque permitió que los blancos se mantuvieran en el partido e incluso dejaran a la Roma muy lejos de la portería de Courtois durante la primera media hora, salvo una entrada de Kolarov que fue interceptada en el borde del área por Lucas Vázquez con las manos (7') sin que el árbitro señalara nada, y un par de aproximaciones de Schick (23') y Kluivert (26').

avisos

Los madridistas se limitaron a avisar a la Roma desde fuera del área, pero Modric (19' y 38') y Kroos (35') no estuvieron finos. Courtois, en cambio, sufrió en un par de acciones en las que el gol merodeó por su área. En la primera Carvajal evitó bajo los palos que un delantero de la Roma fusilara (33') tras un córner y en la siguiente, un minuto después, el belga y el lateral tuvieron que emplearse a fondo para evitar que el equipo local se adelantara tras una larga acción de ataque que acabó con un potente zurdazo de Kolarov que salió fuera por poco. 

Poco después llegó la jugada clave del partido. El fallo de Cengiz Ünder, solo y con toda la portería para él envió el balón por encima del larguero, resultó decisivo. Nada más arrancar el segundo tiempo (47') Bale no desaprovechó el regalo de Olsen y Fazio para marcar el 0-1 y a partir de ese momento la Roma perdió el hilo mientras que el Real Madrid dispuso de muchos metros por delante para matar el partido al contragolpe. Fue un recital de impotencia de los 'giallorossi', frente a un Real Madrid que olió la sangre y recuperó su instinto asesino. Bale (49') desaprovechó un claro mano a mano frente a Olsen, pero Lucas Vázquez no perdonó poco después aprovechando una asistencia de cabeza de Benzema.

El 0-2 hundió un poco más a los italianos, que se vieron desarbolados constantemente por las contras de su rival, pero Marcelo y Benzema no encontraron portería frente a Olsen (61' y 65') y el marcador ya no se movió más.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil