Sport.es Menú

Psicosis en Inglaterra por las invasiones de campo

Jack Grealish recibió un puñetazo en la cara de un aficionado del Birmingham City el pasado domingo

En el Emirates Stadium, un fanático del Arsenal fue arrestado por empujar violentamente al defensa Chris Smalling

 Jack Grealish fue objeto de una situación surrealista en la que fue golpeado por un espontáneo | sport

Varios jugadores de la Premier League han admitido públicamente que temen a día de hoy por su seguridad después de los incidentes sucedidos el fin de semana, donde dos jugadores fueron agredidos por aficionados que lograron colarse en el terreno de juego.

Jaume Lobo

Paul Mitchell, un fanático del Birmingham City, estuvo bajo custodia policial la noche del domingo tras haber sido arrestado por agredir al jugador del Aston Villa, Jack Grealish. Mitchell será llevado ante la justicia por este acto. Todo sucedió mientras se disputaba el encuentro, cuando de repente, el agresor saltó al campo y le propinó un puñetazo en la cara al jugador. 

Este no fue el único incidente de la jornada, en el Emirates Stadium, un aficionado del Arsenal también fue arrestado por invadir el terreno de juego y empujar al defensa del Manchester United, Chris Smalling.

 

Ambos incidentes han sido condenados por la Asociación de Fútbol (FA) y la Liga de Fútbol Inglesa. Pese a esto, Ashley Young, jugador del Manchester United y de la selección inglesa, ha asegurado que los jugadores podrían estar "en peligro"

"Es la tercera vez que un aficionado salta al terreno de juego. ¿Qué pasaría si llevaran algo peligroso encima? Los jugadores estaríamos en peligro. Es algo en lo que deben trabajar la FA, la Premier League y la FIFA. Hay que hacer algo", afirmó el defensa.

Tras estos incidentes el Birmingham City se enfrenta a la amenaza de un cierre de estadio o incluso a una reducción de puntos, cosa que decidirá la FA. El club se disculpó tras lo sucedido con Grealish y se comprometió a prohibir al agresor la asistencia a un partido del equipo de por vida. En cuanto a eso, el Aston Villa declaró que se "había cruzado una línea roja".

"El Aston Vila Football Club está consternado por el desgraciado ataque a Jack Grealish durante el juego de hoy. Una línea roja ha sido cruzada por este asalto al campo a un jugador. Confiamos en que el autor sienta toda la fuerza de la ley sobre él y que las autoridades investiguen las circunstancias que rodean el deplorable incidente de hoy".

A todos estos incidentes se les han sumado los producidos en el fútbol escocés, donde Scott Sinclair, jugador del Celtic de Glasgow casi fue golpeado por una botella que lanzó un aficionado del Hibernian

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil