¿Qué pasa con Jadon Sancho?

¿Qué pasa con Jadon Sancho?

Jadon Sancho
| sport

El inglés no ha logrado ni marcar ni asistir en los 'ratos' que le ha dado Solskjaer hasta la fecha

A Sancho se le ve apagado, sin chispa y sin desequilibrio en esta primera fase de readaptación a la Premier League tras maravillar en la Bundesliga

A Solskjaer le cayó del cielo Cristiano Ronaldo cuando ya se conformaba con lo que tenía. Como para no hacerlo. A la extraordinaria nómina de los Bruno Fernandes, Cavani, Martial, Rashford, Greenwood y compañía se le unía también un tal Jadon Sancho, crecido a pasos agigantados en el Dortmund y convertido en uno de los mayores y más caros talentos del fútbol mundial. Más de 85 'kilos' pagó el Manchester United este verano.

El fichaje del inglés, vaticinado por la prensa inglesa, era el golpe de efecto que buscaba el club 'red devil' para, por fin, aspirar a todo tras años de travesía por el desierto. Su llegada ya no solo permitía ocupar con uno de los mejores la posición menos cubierta en el equipo, la del extremo diestro, sino que también servía para mandar un mensaje al rival de la ciudad: el United lograba fichar a la mayor perla que había salido de la academia 'citizen' en los últimos años. Sin contar a Foden, claro.

Con todas las presentaciones, expectativas y elucubraciones sobre la mesa, solo había que hacer que la pelotita y Sancho se entendieran en Old Trafford tan bien como el inglés lo había hecho en el Signal Iduna Park. Pero lo que apuntaba a ser un romance rápido y apasionado entre la hinchada 'red devil' y la nueva estrella, de momento, parece que irá para largo.

"Entiendo que Sancho aún está aprendiendo, todavía es joven. Pero esto no es el juego del FIFA, no se trata de driblar y tratar de superar a dos, tres o cuatro jugadores. Esto tampoco va de hacer pequeños gestos...", aseguraba Paul Ince, exjugador del Manchester United. El inglés aún no ha logrado adaptarse al nivel físico y mental que exige la Premier League. De momento, está jugando a otra cosa. Se le ve apagado, sin brillo, sin desequilibrio, como si tuviera que hacer todo en una misma tarde.

Sus números, en cuanto a goles y asistencias, confirman que no atraviesa su mejor momento: ni goles ni asistencias en los siete 'ratos' que ha jugado en lo que llevamos de temporada. Greenwood le ha pasado por encima en el sector diestro y, por la izquierda, ni la ausencia de Rashford por lesión le ha dado el protagonismo que tanto ansía. Solskjaer, incluso, ha optado en la gran mayoría de partidos por un cuarto centrocampista para liberar, más si cabe, a Bruno Fernandes.

Entre el mediapunta portugués y Cristiano Ronaldo se están llevando todas las portadas mientras Sancho espera ansioso ocupar el lugar que le corresponde en una plantilla plagada de estrellas. "Lo fichamos porque vemos en él a un delantero top para 10, 12 o 15 años, y no he cambiado de opinión al respecto", aseguró Solskjaer. Del inglés dependerá ser imprescindible u otro talento absorbido por este gigante llamado fútbol. Por calidad no será. Veremos si la durísima Premier le deja convertirse en lo que lleva meses apuntando.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil