Sport.es Menú
Quique Setién, el elegido para entrenar al Barça

Quique Setién, la primera luz al final del túnel

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

El Barça dio por terminada la agonía de los últimos días y anunció por fin de manera oficial la destitución de Ernesto Valverde y la contratación de Quique Setién como entrenador. Setién es sin duda la primera luz que arroja el club después de un largo túnel de despropósitos en los últimos días, la primera chispa de ilusión en medio del desconcierto. Porque Setién no cumple con la condición clásica para ocupar el banquillo (la de ser exjugador del Barça), pero en cambio aterrizará con la credencial más importante de todas: cree en el modelo sin fisuras, es un ‘cruyffista’ declarado y tiene un temperamento de amor al riesgo que casa mucho más con el estilo del Barça.

Lo que sucede es que Setién llega después de tres días caóticos y con urgencias históricas a la vista: es imprescindible que empiece bien y se visualice rápidamente un cambio para que su proyecto se asiente si no quiere arrastrar con él a Bartomeu y toda su junta, que han gestionado el descalabro de los últimos días como si el Barça fuese un club pequeño, de tres al cuarto. La buena noticia es que Setién ha demostrado tener un buen discurso y es previsible que sus ruedas de prensa mejoren sensiblemente a las de Valverde, pero queda por ver cómo será capaz de dinamizar un equipo que hoy se ve muy plano y cómo encajará en un vestuario donde hay mucho trabajo pendiente y poco margen de maniobra.: no solo tendrá que convencer a Messi, piedra angular de todo el club, sino que además tendrá que encontrar la vía de motivar a unos cuantos jugadores que hoy rinden por debajo de su nivel. En cualquier caso, Setién es, sin duda, la primera buena noticia en medio de una crisis que el club se había autoimpuesto, en una espectacular sucesión de tiros al pie. Solo que estemos ante el fin del esperpento y el principio de una época marcada por el sentido común ya será una gran noticia.

ELEGANCIA DE VALVERDE La llegada de Setién supone el fin de la era Valverde, un entrenador con un buen palmarés que sin embargo nunca ha terminado de convencer a nadie, ni siquiera a Bartomeu, y prueba de ello es que lo despide líder de LaLiga y clasificado para los octavos de la Champions, vivo en todos los títulos importantes. Valverde muere ahora, pero la herida original se llama Roma y Liverpool: desde entonces fue siempre a remolque, sin ningún ‘lobby’ mediático que lo rescatara. El legado que deja Valverde es su extraordinaria elegancia, a pesar del menosprecio que sufrió en los últimos días: no deja ni una mala palabra ni un mal gesto y como suele suceder en Can Barça solo el paso del tiempo podrá hacer justicia a su conducta impecable.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil