La hora del tridente Xavi-Jordi Cruyff-Alemany

La hora del tridente Xavi-Jordi Cruyff-Alemany

Lluís Mascaró
Xavi, en rueda de prensa
Xavi, en rueda de prensa | DAVID RAMÍREZ

Xavi ha llevado al Barça del noveno al segundo puesto. El objetivo de mínimos de esta temporada está, pues, a punto de cumplirse. Resulta evidente que clasificarse para la Champions es un reto muy modesto para el club blaugrana. Pero que se ajusta perfectamente a la realidad de la plantilla. Este equipo no está en condiciones de competir por los títulos. Y el trabajo que debe realizarse este verano en el mercado de fichajes debe ir encaminado, precisamente, a cambiar esto. Hay que construir un Barça campeón. No será nada fácil sin dinero (a no ser que se activen algunas de las palancas económicas, como el acuerdo CVC o la venta de Barça Studios) y con muchos futbolistas inservibles para el nuevo proyecto con contrato en vigor.

La transformación del vestuario va mucho más allá de una ‘operación limpieza’. Hay que hacer una labor quirúrgica para acertar tanto con las bajas como, sobre todo, con las incorporaciones. Y aquí el tridente ejecutivo formado por Xavi, Jordi Cruyff y Mateu Alemany debe alcanzar la excelencia profesional. Con poco tienen que hacer mucho. Porque está en juego el futuro del Barça. Xavi propone, Jordi busca y Alemany ejecuta. El reparto de funciones está perfectamente delimitado. Ahora toca demostrar su capacidad para tomar buenas decisiones. La próxima temporada a todos, empezando por Laporta y siguiendo por Xavi, se les exigirá mucho más que un año de transición. Hay que empezar a ganar. Y se necesita un buen equipo para conseguirlo.

El Barça de Xavi ha demostrado que puede jugar muy bien a fútbol. El regreso al modelo ha sido clave para la recuperación del equipo. Y el 0-4 en el Bernabéu es el paradigma de loo que quiere el entrenador. Pero se depende demasiado de la magia de Pedri. Sin el canario no se marcan diferencias. Su lesión ha coincidido con la caída del Barça. Y no es por casualidad. Hay que buscar otros futbolistas que sean capaces de acompañar a Pedri en este cometido. O activar a algunos de la actual plantilla que no lo están haciendo.

El retorno de Ansu Fati, en este sentido, puede ser crucial. Es un jugador desequilibrante y un consumado goleador. De hecho, Xavi le ve como un ‘9’. Después de dos años de calvario físico, el canterano debe ir reencontrándose poco a poco con las sensaciones hasta convertirse, nuevamente, en ese futbolista capaz de liderar el juego ofensivo del Barça. Su vuelta a los campos es el primer fichaje de la próxima temporada. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil