Ganar al Betis es ganar la Liga

Ganar al Betis es ganar la Liga

Joan Mª Batlle

Colaborador de SPORT

Leo Messi, rodeado de rivales en el Barça-Real Betis de LaLiga 2018/19
Leo Messi, rodeado de rivales en el Barça-Real Betis de LaLiga 2018/19 | AFP

La clave: Hoy no es día de rotaciones, ya se podrán hacer muy pronto con toda seguridad

Valverde dijo que se plantea como vital el próximo bloque de cuatro partidos de la Liga: Betis, Espanyol, Villarreal y Atlético. Claro, que lo dijo antes de que el Atlético cayera en San Mamés. Y aunque de haberlo sabido seguramente no habría dicho que la Liga se puede ganar hoy en el campo del Betis, ya lo decimos nosotros. Si hoy el Barça derrota al equipo de Setién, con diez puntos de ventaja a falta de diez partidos, si no ganasen finalmente la Liga sería para que les echaran a todos.

Diez puntos a mediados de marzo, ¡madre mía!, qué bien lo ha hecho el Barça o qué mal lo han hecho sus rivales. Las dos cosas son ciertas, el equipo de Valverde ha mantenido una regularidad ganadora y ha sabido reconducir las pequeñas crisis por las que ha pasado, mientras el Madrid ha sido un desastre y al Atlético   ya no le basta con el partido a partido y la intensidad de Simeone. Claro, que para que todo esto suceda, hay que ganar al Betis. Así que equipo de gala al canto, que las rotaciones ya se podrán hacer muy pronto con total seguridad. Lo demás, sería una irresponsabilidad. 

ZIDANE Y LAS PANCARTAS. El nuevo Madrid de Zidane, que en realidad es el viejo, o sea, el que jugaba el año pasado sin Cristiano Ronaldo, eso sí, venció pero no convenció ante el Celta. Zidane rescató a los damnificados de Solari y la verdad es que todos ellos le dieron la razón. Isco y Bale marcaron, Asensio inventó el primer gol, Marcelo dio una asistencia y Keylor Navas evitó el 0-1. Total, nueve meses perdidos para llegar a estar peor de lo que estaban y sin Cristiano Ronaldo. El regreso de Zidane ha abierto los ojos a la afición y ayer dos pancartas contra el presidente, de la contundencia de "Florentino véte ya" y Florentino, culpable", tuvieron que ser retiradas por el club. No se puede hablar de oposición, y si se pudiera es sin duda inofensiva, pero sí de síntoma de que Florentino ha perdido la credibilidad para cedérsela a Zidane. Veremos cuánto dura.