El día que el Barça (supuestamente) 'fichó' a Pogba

El día que el Barça (supuestamente) 'fichó' a Pogba

Lluís Mascaró
Ariedo Braida y Albert Soler se fotografiaron con los representantes de la Juventus hace un año
Ariedo Braida y Albert Soler se fotografiaron con los representantes de la Juventus hace un año | sport

El 1 de julio de 2015, hace poco más de un año, Ariedo Braida y Albert Soler se hicieron una fotografía con representantes de la Juventus para anunciar que habían ‘bloqueado’ el fichaje de Pogba. El Barça estaba inmerso en periodo electoral y la imagen le fue muy bien a la campaña de Bartomeu. La idea era ‘vender’ que Pogba se quedaba un año más en la Juventus y que en la temporada 2016-17 (o sea, la que ahora empieza) se incorporaría al Barça.

Este domingo, el centrocampista francés se convirtió en nuevo jugador del Manchester United a cambio de 120 millones de euros. ¿Qué ha pasado en estos doce meses para que Pogba no vista de blaugrana? Pues, sencillamente, que el Barça nunca quiso fichar al centrocampista francés. Y que la fotografía de Braida Soler solo fue una burda estratagema para intentar ganar votos. Una vez más, el Asesor Internacional y el director del Área de Deportes Profesionales quedaron retratados. Retratados en el sentido literal de la palabra, porque esa fotografía que se hicieron con los ejecutivos de la Juventus se ha convertido en la fotografía de la vergüenza, del ridículo mayúsculo. 

A día de hoy, nadie sabe todavía qué función ejerce Braida en el Barça. En el organigrama oficial del club aparece con el título de Asesor Internacional de fútbol (por cierto, Rexach ejerce de Asesor Estatal...). Braida, de 70 años, acaba de ser renovado por cinco temporadas. Y desde la entidad blaugrana se valora su ‘experiencia’ (¡faltaría más!) y su ‘conocimiento del mercado’. Todo esto estaría muy bien si Braida hubiera fichado o intervenido en el fichaje de algún futbolista. Pero no lo ha hecho.

Algo que sí hace su ‘compañero de fotografía’, Albert Soler. Aunque no precisamente con el acierto que podría desearse en un club como el Barça. Ambos protagonizaron hace poco más de un año una de las imágenes más surrealistas de la historia del club. Y hoy ni siquiera se sonrojan al recordarlo...