Golden State continúa imparable

Golden State continúa imparable

Stephen Curry volvió a ser fundamental para Golden State.
Stephen Curry volvió a ser fundamental para Golden State. | EFE
EFE

Stephen Curry, con 33 puntos, condujo a su equipo a un nuevo triunfo ante los Clippers (90-105)

La Conferencia Oeste tiene un dueño ahora mismo que se llama Stephen Curry, quien este domingo asaltó la cancha de Los Angeles Clippers (90-105) para consolidar a los Golden State Warriors como el equipo con el mejor balance de la NBA (18-2).

Curry logró 33 puntos (7 de 13 en triples), 6 asistencias, 5 rebotes y 6 robos, y anuló a los Clippers con una segunda mitad fabulosa en la que dejó claro por qué es uno de los tiradores más brillantes de la historia de la liga.

Los Warriors tenían una salida complicada en el Oeste ante los siempre correosos Clippers, pero solventaron un partido enrevesado con solidez, paciencia y los destellos de genialidad de Curry. Otto Porter Jr. (18 puntos y 10 rebotes) y Jordan Poole (17 puntos) destacaron también en el conjunto de Steve Kerr.

Por parte de los Clippers (11-9), Paul George (30 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias) fue el referente indiscutible en un encuentro en el que echaron de menos a Reggie Jackson (0 puntos con 0 de 5 en tiros). Los angelinos perdieron 24 balones y solo encestaron 9 de sus 28 intentos de tres.

El español Serge Ibaka sumó 2 puntos y 3 rebotes en 9 minutos para los Clippers mientras que el mexicano Juan Toscano-Anderson aportó 4 puntos y 2 asistencias para los Warriors en 22 minutos.

Pese a las ausencias de los lesionados Kawhi Leonard y Klay Thompson, el partido se vivió con la energía de los días grandes, en un horario inusual por el NBA Sundays (al mediodía para que se puedan ver en Europa sin trasnochar), en el domingo del puente de Acción de Gracias y con una gran presencia de aficionados de los Warriors para disfrutar en Los Ángeles este derbi californiano.

Temas