Just Fontaine: el récord goleador que nadie bate

Just Fontaine: el récord goleador que nadie bate

Just Fontaine, izado en hombros por sus partidarios en Göteborg
Just Fontaine, izado en hombros por sus partidarios en Göteborg | GETTY IMAGES

Sus 13 goles en un mismo Mundial, anotando en todos los partidos, son un reto imposible hasta ahora para cualquier otro mortal

Fontaine solo participó en la Copa del Mundo de 1958, ya que se retiró de la selección de Francia en 1960

Lo que hizo realidad Just Louis Fontaine en los campos suecos en aquel mes de junio de 1958 es algo que no se ha vuelto a ver en la Copa del Mundo. Un futbolista que no solo anotó en todos los partidos de una fase final de un Mundial, sino que además acumuló trece dianas.

Nacido en Marrakech -en el entonces protectorado francés de Marruecos-, hijo de padre galo y madre española, Fontaine batió sucesivamente las porterías de Paraguay (3), Yugoslavia (2), Escocia (1), Irlanda del Norte (2), Brasil (1) y Alemania Occidental (4). Francia solo perdió contra los yugoslavos (2-3) y en semifinales, contra la que fue campeona, Brasil. 5-2 y acusando la lesión de Jonquet en la primera parte, en tiempos en los que no se podían hacer sustituciones.

28 de junio. Göteborg. Partido por el tercer puesto. Just sumaba nueve goles. Necesitaba tres más para superar al máximo realizador en una Copa del Mundo, el húngaro Sandor Kocsis en 1954. Francia goleó a los germanos 6-3 y el de Marrakech fue más allá de su objetivo: ¡anotó cuatro dianas! 

Su gesta fue clave en aquella selección ‘bleu’ que acabó el campeonato con un total de 23 goles. Más de la mitad, por obra y gracia de aquel delantero que incluso pudo anotar más. Envió un par de balones a la madera en el partido contra Escocia y, en un alarde de generosidad, dejó que su compañero Kopa ejecutara un penalti en el partido contra Alemania.

Fontaine solo participó en aquella Copa del Mundo. Dos graves lesiones en 1960 le obligaron a dejar la selección tras la Eurocopa de aquel año. Se retiró en 1962 en las filas del Stade Reims -el club en el que más temporadas estuvo- y, ya en los banquillos, fue seleccionador de Francia y de Marruecos. Su leyenda aún sigue vigente. ¿Logrará alguien superar al mejor goleador de la Copa del Mundo?