FRANCIA-MARRUECOS

Giroud llega donde no lo hace Mbappé

La compenetración entre los dos delanteros es uno de los secretos del sólido Mundial de Francia

Ha pasado de no marcar ningún gol en Rusia a llevar cuatro en Qatar, los mismos que Messi y uno menos que su socio

Inglaterra - Francia | El gol de Giroud

SPORT TV

Sergio R. Viñas

Sergio R. Viñas

"Yo llegué a la selección con 25 años, no con 20. Mi trayectoria demuestra que con paciencia, trabajando tus puntos fuertes y con resiliencia se puede llegar lejos. Se pueden mover montañas". Respondía así Olivier Giroud a un estatus que ha alcanzado durante este Mundial y que a primer vistazo resulta chocante. Con 53 goles, cuatro marcados en Qatar, se ha convertido en el máximo goleador histórico de Francia, un registro hasta ahora en manos de una leyenda como Thierry Henry, que paró su cuenta en 51.

El delantero del Milan es el antihéroe perfecto de la selección francesa, el arnés de seguridad sobre el que Didier Deschamps ha edificado su exitoso proyectos al frente de Les Bleus. Hombres como Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann y, sobre todo, Kylian Mbappé, aportan el brillo, pero él, con alma de veterano estibador, ejerce un rol fundamental como complemento ofensivo.

Ya lo fue durante el Mundial de Rusia, en el que protagonizó una circunstancia nada habitual, una anomalía: fue el '9' titular de la selección campeona sin marcar un solo gol. Aquello le granjeó críticas y más de alguna broma, pues ni siquiera llegó a rematar a puerta en un solo partido. Nada que le importara, contando como contaba con el respaldo total de Deschamps... y con el título en sus vitrinas.

La lesión de Benzema

El regreso de Benzema al combinado francés le relegó a un rol más secundario. Fue de hecho suplente en la Eurocopa del año pasado y apuntaba a serlo también durante este Mundial. La lesión del delantero del Real Madrid, sin embargo, le devolvió al primer plano. Y la realidad es que Francia está consiguiendo mejores resultados y actuaciones de las que logró el año pasado en el torneo continental, eliminada en octavos de final por penaltis contra Suiza.

Giroud fue determinante para Francia desde el primer día de este Mundial. La victoria inaugural contra Australia (4-1) contó con dos goles suyos, con los que igualó a Henry con hombres récord de 'Les Bleus'. Ante Polonia, en octavos, superó al ex de Arsenal y Barça con su tercer tanto en el Mundial y frente a Inglaterra elevó su balance en este torneo hasta los cuatro goles. Una cifra que le iguala a Leo Messi y que solo ha superado de momento Kylian Mbappé.

El gol ante Inglaterra

A excepción del partido contra Túnez, en el que Francia jugó con suplentes porque ya estaba clasificada para octavos, Mbappé había marcado en todos los partidos hasta cuartos de final. Ante Inglaterra, más desenfocado, se quedó seco el del PSG y entonces surgió Giroud de los cielos para llegar donde no estaba pudiendo hacer su estrella.

La compenetración con Mbappé se refleja en los siete goles que se han servido el uno al otro en los 46 partidos en los que han jugado juntos con la selección francesa. Una cantidad importante que responde a la máxima confianza que siempre ha depositado en él Deschamps, que lo convirtió en un fijo de sus convocatoria aun en épocas en las que carecía de protagonismo en su club, especialmente en su etapa en el Chelsea.

Su liderazgo en la selección, en definitiva, es incontestable. "Hemos ganado en el terreno mental. Estoy muy orgulloso de este equipo", reivindicó después del duelo contra los ingleses uno de los veteranos junto a Lloris, Griezmann y Varane. Cumplidos ya los 36 años, Giroud afronta el reto de ser por segunda vez campeón del mundo. Y, ahora, marcando goles. Los que no marca su socio Mbappé, en concreto.