Giroud, de duda para Deschamps a indiscutible al lado de Mbappé

Giroud, de duda para Deschamps a indiscutible al lado de Mbappé

Giroud celebra un gol con Francia
El delantero se convirtió en el máximo goleador de la historia gala | EFE

El galo ha pasado de no anotar ni un solo gol el pasado Mundial y estar a las puertas de quedarse fuera en este, a goleador y titular indiscutible de la Francia de Mbappé

Lleva tres goles en cuatro partidos y sigue demostrando que Francia puede seguir viviendo sin Karim Benzema

Fue regresar Benzema a la Selección francesa y desaparecer el bueno de Olivier Giroud. Todo sucedió tras el verano del 2021, después de la Eurocopa, el último torneo donde Giroud se iba a sentir importante hasta llegar a Qatar. Tras caer en el trofeo continental, Francia decidió levantar el veto al delantero del Real Madrid y recuperarlo para la causa. El resultado no fue otro que el inicio de las ausencias de Giroud y la conquista de la Nations League en octubre de 2021.

Parecía que de nada le servían al bueno de Olivier Giroud los servicios prestados a Francia en el Mundial de 2018, donde fue pieza clave para que los 'bleus' levantaran el título con todas las de la ley. No anotó ni un gol en todo el torneo, pero el manual de estilo que ofreció de todo lo que debe hacer un '9' fue para enmarcar. Griezmann y Mbappé, sus dos compañeros de viaje en el ataque, aún le deben estar agradecidos.

Giroud hizo el trabajo sucio para que los otros brillaran. Sin embargo, ese buen hacer no le sirvió de demasiado cuando regresó Benzema. Con Karim en las convocatorias, Deschamps prescindió de Olivier y no le volvió a llamar a filas hasta marzo de este mismo año, justo cuando el '9' blanco caía lesionado. Para entonces, Giroud llevaba meses en el Milan (ganando luego el 'Scudetto') demostrando que seguía siendo un delantero de nivel. Y metiendo muchos goles, justo lo que se le había reprochado.

Tuvo que volver a demostrar su valía (otra vez)

"No fueron fáciles las ausencias con Francia, pero lo digerí y creo que se vio en mi actuación con el Milan. Está previsto que hablemos de mi situación con el entrenador durante esta convocatoria", dijo en 'Le Parisien'. La conversación parece que no fue mal, aunque Giroud no las tenía todas consigo y fue duda hasta última hora. Convocarle o no. Deschamps no lo tenía claro.

En las semanas previas al Mundial, Olivier tan solo mantenía la esperanza de ir, había hecho méritos, pero no tenía la convicción. "Con el historial que tengo con la selección de Francia, tener la posibilidad de jugar una tercera copa del mundo es una suerte. No voy a negar que no piense en ello, o que no sea un objetivo, sería una tontería", aseguró en 'Telefoot'.

De suplentísimo a titularísimo

Creyó Giroud en él mismo y el premio fue finalmente acudir a Qatar. Sabía que venía para un rol distinto al que tuvo en Rusia, que sería el suplentísimo de Benzema, pero el destino le tenía preparado una sorpresa. A pocas horas para el debut mundialista, el '9' del Real Madrid tenía que decir adiós. Giroud volvía a ser protagonista con Francia. Y vaya si lo está aprovechando.

Mientras que en Rusia le reprocharon que no anotara ni un solo gol pese a jugarlo casi todo en los siete encuentros, en Qatar, donde le tocaba un papel más residual a priori, se está viendo la versión más goleadora del jugador 'rossonero'. Una versión que le ha servido, nada más y nada menos, que para superar a Henry como el jugador con más goles en la historia de la Selección gala.

En este Mundial, Giroud, ha anotado tres tantos en los cuatro partidos disputados hasta la fecha, convirtiéndose nuevamente en el compañero de lujo de la gran estrella del equipo, Kylian Mbappé. Entre los dos han anotado ocho de los nueve goles. Giroud sonríe y Francia se vuelve a 'olvidar' de Benzema. Al menos de momento. Ante Inglaterra, en los cuartos de final del Mundial, Olivier quiere seguir siendo clave. Como hasta ahora.