Sport.es Menú

BMW rompe moldes con el X3 M Competition

Probamos la variante más extrema del X3, que, con 510 CV de potencia, prefiere rodar en circuito que en montaña.

BMW X3 M Competition.
BMW X3 M Competition. | BMW

A mediados de año, BMW lanzaba las variantes y M Competition para sus SUV X3 X4. Este hecho rápidamente se convertía en un hito para la firma bávara, que introducía por primera vez estas versiones de altas prestaciones en los segmentos SUV CUV (SUV cupé) y se lanzaba a explorar un nicho de mercado explotado por vehículos tan singulares como el Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio o el Maserati Levante Trofeo.

Nada de lo aprendido con los SUV debe aplicarse a este tipo de coches, ya que, en esencia, son superdeportivos con cuerpo de todocamino. En ese sentido, tanto el mencionado Stelvio con motor Ferrari, como estas variantes del X3 y el X4 pierden su capacidad fuera del asfalto y la cambian por unas prestaciones y un dinamismo que casan mejor con circuitos que con el barro.

En el caso de la unidad probada, el X3 M Competition, y como suele ocurrir con estas versiones, BMW transforma su todocamino medio en un vehículo imponente y agresivo gracias a añadidos estéticos como nuevas entradas de aire, un alerón trasero, llantas de 21 pulgadas, un llamativo difusor trasero y cuatro salidas de escape. Además de acentuar su carácter deportivo, estos componentes permiten mejorar la refrigeración del motor y los frenos y su aerodinámica, algo clave en coches de altas prestaciones. De este modo, esta variante extrema del X3 gana en atractivo y cambia un poco de la sobriedad que le caracteriza por un toque 'gamberro' que le sienta realmente bien.

Lo mismo ocurre con el interior, con asientos deportivos de cuero, tapicería bicolor con Alcántara, distintivos exclusivos de la versión, la palanca de cambios M y el volante M de cuero con controles específicos para cambiar entre modos de conducción. El diseño de las variantes estándar se mantiene, pero los retoques también le hacen ganar en deportividad. En este caso, el salto es más llamativo que el que se da, por ejemplo, entre el BMW X2 y el X2 M35i. Los materiales, como siempre en BMW, son de calidad y, en términos prácticos, se mantiene su excelente accesibilidad y visibilidad. De nuevo, la posición de conducción es antagonista a lo habitual en superdeportivos, pero permite una marcha alegre y muy cómoda en modo 'confort'. Los pasajeros traseros encontrarán espacio para viajar cómodos, excepto en el centro, y su maletero, de 550 litros, ofrece capacidad para todo.

Potencia sin miramientos

Bajo el capó del X3 M Competition habita un motor de seis cilindros en línea y doble turbo de 3.0 litros que entrega 510 CV de potencia directamente a las cuatro ruedas a través de su transmisión automática Steptronic de ocho velocidades y del sistema MxDrive, que prioriza el reparto de sus 600 Nm de par máximo al eje trasero, aunque es capaz de mandarlo a las cuatro ruedas. Con este propulsor, es capaz de impulsar sus 2.045 kilos hasta los 100 km/h en solo 4,1 segundos y de alcanzar los 250 km/h sin problemas.

El X3 M Competition permite la personalización total de su conducción, pudiendo variar entre 'confort', 'sport' y 'sport plus' la respuesta de su dirección, suspensiones y motor. Mientras que con 'confort' se busca la comodidad y la eficiencia, en 'sport plus' las suspensiones se endurecen notablemente para ganar estabilidad, punto fuerte en todos los modos, y la transmisión y el motor trabajan para ofrecer siempre el máximo rendimiento. Cabe resaltar que incluso en 'confort', modo en el que habitualmente los vehículos son más dóciles, este X3 acelera sin contemplaciones, aunque puede ser suave si se trata al acelerador con mimo.

En los modos deportivos, la comodidad exhibida en 'confort', notable tanto delante como detrás, se pierde en favor de una estabilidad sobresaliente, algo complicado en vehículos de este tamaño, ideal para domar cualquier carretera o circuito, por revirado que sea. Asimismo, cuenta con un modo específico para circuitos, al pulsar el botón M2 del volante, no probado en esta prueba, que elimina las ayudas.

Ficha del BMW X3 M Competition

En general, el X3 M Competition es un superdeportivo. Su maniobrabilidad y consumo, 14,5 litros, no lo convierten en el compañero ideal en la ciudad, pero su potencia y dinamismo sí lo hacen en un circuito, su hábitat natural. Todo, por 119.900 euros.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil