Pruebas

BMW X2 M35i

Prueba del BMW X2 M35i, la versión 'gamberra' del SUV más juvenil

El BMW más llamativo para el público joven cuenta con una versión de 306 CV que se siente cómoda en circuitos.

BMW X2 M35i.
BMW X2 M35i. | BMW
@alexsoler66

El BMW X2 llegó en 2017 como la alternativa más alegre del X1. A la vista, el SUV compacto alemán es más pequeño y afinado en su diseño que su hermano X1, con el que comparte plataforma. Asimismo, su estética es más deportiva, gracias sobre todo a la caída de la línea del techo hacia la trasera, ganando el estatus de todocamino cupé. Más tarde, el X2 recibiría la versión M35i, que se convertiría en su variante más deportiva, con un motor más potente y ajustes en el chasis para ganar en dinamismo y manejo.

En términos estéticos, el BMW X2 gustará más al público joven que el X1, con un aspecto algo más atrevido gracias a su silueta cupé y a elementos distintivos como líneas más fluidas, el logotipo en el pilar C, las salidas de escape redondas, las llantas de 20 pulgadas (opcionales) o las pinzas de freno de color azul, llamativas a la par que atractivas. En conjunto es un coche más deportivo, sensación que aumenta en la unidad probada, la M35i, con detalles cromados en la parrilla delantera y los retrovisores y un difusor trasero que redondea su diseño.

El interior mantiene lo visto en el resto de versiones y la gran diferencia serán los asientos deportivos con costuras de contraste, presentes también en el volante o la consola central, y algunos detalles como el plástico con efecto fibra de carbono que recorre horizontalmente todo el salpicadero. El resto de elementos se mantienen intactos. En general, se echa en falta algo más de diferenciación entre versiones. Es destacable la apuesta por un cuadro de instrumentos analógico, algo extraño en plena era de la digitalización teniendo en cuenta que los nuevos modelos de BMW ya apuestan por uno digital.

En cuanto a la accesibilidad, visibilidad y la posición de conducción no hay discusión posible, es un gran coche. Como ocurre con los SUV, su accesibilidad es muy cómoda y su altura permite una visibilidad muy correcta. Si bien es cierto que la posición de conducción no es la habitual en deportivos, no es un impedimento para disfrutar de una marcha alegre disfrutando sus cualidades. Es un vehículo, por lo general, cómodo, delante y detrás, donde a los adultos altos les faltará algo de espacio. Su maletero, de 470 litros, es hondo y ancho, capaz de casi todo.

Deportivo versátil

Los SUV deportivos son una especie muy característica. Dejando de lado modelos como el Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio, incapaz de salir del asfalto, son vehículos capaces de ser muy divertidos, a la par que cómodos y capaces sobre cualquier terreno y el X2 M35i no es una excepción. Bajo su capó trabaja un motor de cuatro cilindros turbo de 2.0 litros que entrega 306 CV de potencia y 450 Nm de par máximo a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática Steptronic de ocho relaciones.

Como suele ocurrir en estos vehículos, dispone de un selector de modos de conducción con dos opciones: 'confort' y 'sport'. Sin posibilidad de manipular cada componente al gusto del usuario, como sí ofrecen coches como el X3 M, cada opción actúa sobre la dirección, la respuesta del acelerador, las suspensiones y la transmisión para variar su comportamiento significativamente. En 'confort', su aceleración es progresiva y todos los ajustes trabajan para reducir al máximo el consumo. En términos de suspensión, en este modo es blanda y filtra bien los baches, aunque no pierde excesiva estabilidad en el camino, permitiendo cambios de apoyo rápidos.

En modo 'sport' es capaz de acelerar de 0 a 100 en 4,9 segundos y su aceleración pasa a ser realmente contundente. Sus suspensiones se endurecen considerablemente, ganando estabilidad para ofrecer algo parecido a lo que permiten deportivos más bajos. En ritmo alegre en carretera de montaña, el X2 M35i, permite encadenar curvas con agilidad y a buen ritmo. Apenas sufre de subviraje y su dirección se muestra muy directa. La transmisión trabaja de un modo impecable, con cambios rápidos y precisos para tener el coche listo para salir disparado en cualquier momento.

Ficha del BMW X2 M35i

En conclusión, es un vehículo apto para todo, aunque su consumo, superando los nueve litros, no es precisamente bajo. Es maniobrable y cómodo en ciudad pero se disfrutará más en circuito o en la montaña. Todo, por 58.050 euros.