KTM trabaja para volver a MotoGP en 2017

KTM MOTOGP
KTM ya estuvo en MotoGP en 2005 en el equipo de Kenny Roberts como proveedor de motores. | sport

Sergi Mejías

KTM volverá a la categoría reina en 2017. Así lo anunció el verano pasado Stefan Pierer, propietario de la marca, y la firma austriaca sigue su propia hoja de ruta en la que está últimando el diseño del chasis y del motor según informan desde KTM. El cambio del reglamento técnico que se llevará a cabo el año que viene y que propiciará la igualdad entre todas las motos, que dispondrán de la misma electrónica (hardware y software), neumáticos y capacidad del depósito de gasolina, ha sido decisivo para el regreso de KTM.

Mike Leitner, quien fue durante mcuhas años responsable de mecánicos de Dani Pedrosa, se incorporó a finales del año pasado a KTM para aportar su experiencia en el desarrollo de la RC16, como se ha bautizado a la moto de MotoGP.

La firma austriaca ya estuvo anteriormente en MotoGP. A principios de la década pasada desarrolló el proyecto para estar en la categoría reina pero después de presentar el motor en 2004 y darse cuenta del coste real de tener un equipo en MotoGP acabó cediendo el motor al equipo de Kenny Roberts quien lo hizo debutar en 2005 sin mucha gloria.

Los protagonistas del regreso de KTM son los mismos que entonces con Kurt Trieb (que llegó a KTM con experiencia en la F1 con BMW y también Porsche) y Wolfgang Felber. Entre un proyecto de MotoGP y otro, la firma austriaca desembarcó en las superbikes. Disputó el Campeonato del Mundo de Superstock (motos prácticamente de serie) pero los pobres resultados jamás los animaron a correr el Mundial de Superbikes. Sí que disputaron el IDM (Campeonato Alemán de Superbikes) y lo ganaron.

El diseño del chasis de la RC16 será un multibular como el que montan las KTM de Moto3, y que a su vez es un rasgo de identidad propio de la motos austriacas. El motor es un V4, configuración que utiliza Honda, Aprilia y Ducati, y podría entrar en el banco de pruebas en un par de meses. KTM ya ha adelantado que contará con cambio seamless y válvulas neumáticas. Y respecto a las suspensiones, la fábrica la tienen en casa ya que KTM es propietaria de WP (White Power), firma por la que están apostando varios equipos esta temporada en lugar de la consagrada Öhlins. 

KTM tendrá todo el 2016 para desarrollar la moto ya con el reglamento definitivo para debutar con buen pie en 2017. Alex Hoffman será el piloto de desarrollo y la intención de KTM no es participar como un equipo oficial si no hacerlo como Aprilia que concurre con el equipo de Fausto Gresini y también disponer de unas unidades para equipos privados y que se presumen mucho más asequibles que la exclusiva Honda RCV1000RR.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil