Sport.es Menú

Murió Dropsy, leyenda del fútbol francés

dropsy
Dropsy defendió la portería del Estrasburgo entre 1973 y 1984 | sport

Dominique Dropsy, uno de los porteros más míticos del fútbol francésfalleció a los 63 años víctima de una leucemia. Preparador de porteros desde que se retiró en 1990, en 2005 sufrió una aneurisma cerebral y en 2011 le fue diagnosticada la enfermedad por la que murió este siete de octubre.

Jordi Blanco

Titular a los 19 años con el Valenciennes, en 1973 fichó por el Estrasburgo, con el que se alineó 473 partidos hasta 1984, conquistando el título de Liga en 1979. En 1984 pasó al Girondins de Burdeos, con el que ganó dos veces más el campeonato (1985 1987), además de la Copa en 1986 y 1987. En 1985 disputó la semifinal de la Copa de Europa, que perdió ante la Juventus, y en 1987 cayó por penalties en la semifinal de la Recopa ante el Lokomotiv Leipzig.

Con el Burdeos Dropsy se alineó 241 partidos oficiales hasta su retirada en 1990, cuando entró a formar parte del cuerpo técnico del club, siendo entrenador de porteros hasta que la leucemia le apartó de su trabajo en 2011.

Dropsy tuvo en su poder el record de partidos en Primera División francesa con 596 encuentros hasta que en 1994 otro portero, Ettori, lo superó para dejarlo en 602Mickael Landreau llevó la marca en 2014 hasta los 618 encuentros. Entre 1971 y 1990, Dropsy disputó 780 partidos oficiales con sus tres clubs.

A pesar de su longevidad y de su gran prestigio en el fútbol francés de la época, Dropsy solamente fue internacional en 17 partidos con la selección gala, entre 1978 y 1981. Una derrota ante Holanda en Amsterdam durante la fase de clasificación para el Mundial de 1982 le apartó del equipo nacional.

Entre todo ello, sin embargo, pasó a la historia en el Mundial de 1978 porque Michel Hidalgo fue el primer entrenador en utilizar a sus tres porteros durante un Mundial. Dropsy, de 26 años y que acudió como tercer meta por detrás de Baratelli Demanes, jugó el tercer y último encuentro frente a Hungría, que venció Francia por 3-1 aunque no les sirvió para clasificarse tras haber cedido ante Italia y Argentina por 2-1.

Aquel encuentro ante Hungría fue también histórico por cuanto Francia jugó con unas camisetas a rayas verdiblancascedidas por el club local Atlético Kimberley porque la selección acudió al estadio con su equipación blanca tras confundirse en su comunicación con la FIFA, que le pidió que acudiera con la azul para no coincidir con la selección húngara.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil