Mourinho culpa a la prensa de su silencio

Como era de esperar, en la rueda de prensa de Mourinho previa al partido contra Osasuna prácticamente no se habló del choque de Pamplona. Había muchos temas a comentar en la primera comparecencia del portugués después de su visita a Villarreal -en la anterior y posterior al partido de Champions no quiso hablar de otros asuntos- y Mou no solo negó la mayor sino que disparó con bala según la ocasión.

SPORT.es

Primer tema: la ley del silencio en el vestuario blanco. Si en un principio Mourinho dijo que no era una decisión exclusivamente suya, ahora decidió sacar la lengua a pasear para explicar sus 'motivos' de la decisión: "La temporada pasada, en las semifinales de Champions, salimos, abrimos el corazón y vosotros (la prensa) nos matásteis. Esta temporada, en la Copa del Rey, hemos salido, hemos criticado al árbitro, hemos abierto el corazón y volvimos a ser criticados por ellos. En Villarreal todo decidimos que sobre ese partido no íbamos a hablar, no íbamos a salir caliente o decir algo por lo que nos pudieran sancionar. Fuimos a la cena, no nos gustó la cena, pero nos fuimos a casa lo más tranquilos posibles, sin crear ningún tipo de problema o polémica".

Andanada al 'mensajero' y nueva batería de puyas del luso. "Pensábamos que hacíamos una cosa positiva pero también fuimos criticados. Por eso el problema es vuestro, no nuestro. Vosotros tenéis que decidir qué es mejor: decir la verdad, crear consecuentemente la polémica y salir en todas las circunstancias o bien pensar si vale la pena salir para criticar. Para nosotros, la consecuencia ha sido igual. Fuimos criticados si hablamos y también si no hablamos. De lo que no nos pueden acusar esta vez es de haber alimentado la polémica. Nosotros salimos de Villarreal callados, seguimos callados y ya está. Pensamos que hemos hecho bien. No hay ni una sola palabra nuestra criticando a ese señor que fue el árbitro de ese partido", sentenció Mourinho.

UNA 'BALSA DE ACEITE'

Segundo tema: sus diferencias con Casillas. Según el míster, no solo no existen, sino que no tiene ningún problema con ningún futbolista. Y asegura que no hay quien hable por él en lo deportivo: "Mi entorno no existe. Gente que habla o que dice ser mi entorno, no existe. Mi entorno puede existir en función de mis temas privados. A nivel deportivo, mi entorno soy yo, nada más. En cuanto a la historia de Casillas, es una buena historia pero no existe. No tengo problemas con él ni con ninguno de mis jugadores".

Tercer tema: el presunto interés del City por Mou para la próxima temporada. Aquí, Mou fue algo más enimáctico. Cuando se le preguntó si podía negar esa información, repondió: "Puedo negar, sí". Y luego se 'agarró' a su contrato para seguir negando la mayor. "No tengo necesidad de hablar sobre un tema del que no debo hablar. Yo tengo dos años más de contrato y por eso no debo responder a preguntas que en mi opinión no tienen razón", opinó el luso.

Bonus track: el mensajito de rigor hacia Barcelona. En concreto, cuando le preguntaron sobre los problemas que los jugadores del Real Madrid van a tener para dscansar en Pamplona a causa de un 'macrobotellón' en las inmediaciones de su hotel de concentración. Mourinho solo entendió la palabra 'descanso' y arrancó su discurso: "Ya hemos descansado. Nos hubiera gustado descansar un poco más y jugar el domingo como lo habíamos pedido, pero no nos dejaron porque nos dijeron que el domingo iban a jugar el Barça y el Athletic". Nos han garantizado condiciones de seguridad. No es problema de ruido. Si es ruido de gente joven disfrutando, a lo mejor es un estímulo".

RECADITO A MUÑIZ

Y a la hora de hablar del partido del Reyno de Navarra, el técnico portugués 'recordó' a Muñiz Fernández diciendo que "el árbitro repite y espero que repita la buena actuación de la temporada pasada". Sobre todo, porque recordó también el panorama que se encontró en Pamplona: "Ellos (Osasuna) fueron más fuertes que nosotros, más rápidos con el balón. No quiero decir que estuvieron más motivados, pero jugaron con agresividad".

"Hay que ir a tope porque ellos tienen un estilo muy bien definido. Ellos saben a lo que juegan y cómo juegan. Esperamos un partido muy difícil", añadió el portugués, quien no quiso aclarar con qué sistema afrontará este choque: "Es una buena pregunta y de fútbol, pero es difícil responder. Khedira no puede jugar, esta enfermo. Por eso tengo que pensar un poco más sobre cómo jugaremos en Pamplona".

Por último, elogió el partido realizado por Raúl ante el Athletic en la Europa League y no lamentó no poder contar con él desde que llegó al Real Madrid: "Lo que hizo Raúl fue fantástico, pero cuando llegué yo la decisión ya estaba tomada".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil